Política

GABINETE

Esteban Bullrich será el nuevo ministro de Educación

Mauricio Macri confirmó que Esteban Bullrich será el nuevo ministro de educación de Nación. Una convocatoria más que esperable. Recibe el Ministerio con la Ley Federal de Educación menemista intacta. Relaciones con el Opus Dei, las contrataciones de Niembro y un currículum de educación privada. Críticas a su gestión educativa en la Ciudad. La resistencia al ajuste en educación, desde el Frente de Izquierda y los sindicatos combativos docentes.

Martes 24 de noviembre de 2015 | Edición del día

Curriculum oculto

El nuevo ministro de Educación ya es un viejo conocido para los docentes porteños. En el año 2009 pasa a ocupar el cargo de Ministro de educación luego de la renuncia de Abel Posse (quien venía a su vez a reemplazar al procesado Narodowski pero renunció a los once días por las denuncias de sus relaciones con la dictadura).

Estudió Licenciatura en Sistemas en la Universidad Caece y cursó un máster en Administración de Empresas en la Escuela Kellogg (Estados Unidos). Becario de la Fundación Eisenhower Fellowships, donde profundizó sus conocimientos en políticas públicas educativas. (Ver CV). Incursionó en política dando sus primeros pasos con Ricardo López Murphy ingresando al partido Recrear. En otras cosas, votó a favor de la toma de juramento de Luis Abelardo Patti en la Cámara de Diputados, procesado por delitos de lesa humanidad.

Un poco de historia

En 2012 fue denunciado ante la justicia por mal desempeño de las funciones, debido a la implementación de un número telefónico gratuito (0800 “buchón”) para denunciar actividades políticas dentro de las escuelas, que fue rechazado con la movilización de los estudiantes y docentes.

Durante su gestión se ordenó el cierre de 221 cursos en todos los niveles: afectando a 144 cursos de nivel primario, 52 de nivel medio y 25 de escuelas técnicas. Cierres, cursos de poco alumnos en la zona norte y desdoblando grados de más de 30 alumnos en el sur.

A comienzos del 2014 implementó el famoso sistema de “inscripción on line” que hizo saltar la ficha de las problemáticas de construcción de escuelas; el 3 de febrero afirmó que su renuncia está a disposición de Mauricio Macri tras reconocer su error por los 9000 niños del nivel inicial que quedarán sin vacantes en las escuelas públicas de la Ciudad. Hoy siguen más de 5 mil chicos sin vacantes y no se construyó, durante toda su gestión, ninguna escuela. Para palear esta situación Bullrich compró Aulas Container.

Para este 2015, Esteban Bullrich, realizó desde su ministerio al menos diez contrataciones directas por montos superiores a los 300 mil pesos a la empresa trucha de Fernando Niembro.

Un poco de números

En subsidios en la Ciudad, aumentó casi un 5 % el presupuesto total los recursos a la gestión privada, elevando del 15.8 %, en 2007 al 19.6 % en 2014. Esto implicó un salto de 2.103 millones de pesos acumulados en ocho años. Y el presupuesto para Educación que utilizó para 2015 fue llevado a su piso histórico del 20 %. Entre el 2008 y 2012 el gobierno porteño sub ejecutó recursos de la cartera educativa por $ 3700 millones de pesos.

En lo salarial, los maestros porteños en 2015 cobran $8.522 pesos. Siguen sin alcanzar la canasta familiar. La “canasta Familiar” que calculó el mismo Gobierno de la Ciudad para Julio de 2015 fue de: $14.093,94 para una familia con 2 hijos siendo inquilina.

Mientras según datos oficiales, Esteban Bullrich cobró: $49.539,7 y 81.213,56 con aguinaldo. Además se cristalizó el problema de los cargos afectados por la “diferenciación salarial a la baja” que continúan ganando menos del mínimo.

Y otras yerbas…

Evaluar para castigar: La evaluación “es una herramienta de diagnóstico que no solucionará los problemas, pero sí generará una toma de conciencia”, sentenció Esteban Bullrich. Silvia Montoya, en estos días y en consonancia con sus políticas educativas que quiso implementar en CABA (como la Ley de creación del Instituto Evaluador), se anduvo paseando por los medios. Una política “aconsejada” por el Banco Mundial.

Consejo Federal de Educación: No es casual que en el Consejo Federal de Educación con participación de los ministros de Scioli, Macri y De La Sota (Massa); avancen por consenso la resolución del 23 de marzo del 2010 que ordena descontar los días de huelga docente; la implementación de programas de alcance nacional y acuerdo con todas las jurisdicciones como el Plan FinEs que no respeta ninguno de los derechos estatutarios.

Fue la Pluma: Por otra parte, cabe destacar que la cúpula ministerial (Ministro, Subsecretario de Gestión Económica, Subsecretario de Gestión Educativa y Coordinación Pedagógica), como la presidenta de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología de la Legislatura de la Ciudad, son reconocidos militantes de la comunidad católica. Opus Dei y la Vicaría de la Educación del Episcopado. [1]

Un ministro privatista, para una herencia kirchnerista

Los docentes porteños ya conocen a este ministro. Durante toda su gestión educativa los docentes salieron a las calles a defender la escuela y sus derechos. Lamentablemente este ministro encontró a una conducción sindical como la Celeste en la Ciudad, que le permitió pasar cada uno de estos ataques a la educación pública. No por nada Macri utilizó como campaña que en la Ciudad gestionó 8 años sin paros docentes.

Una política educativa que nada tiene que envidiarle a la política del Gobierno Nacional. Manteniendo intacta la Ley Federal de Educación de los 90´ con el desfinancimiento de las provincias y sin llegar aportar ni siquiera lo prometido al 6% del PBI. Durante estos 12 años, lentamente se ha profundizado su decadencia, asegurada principalmente por la descentralización presupuestaria y el financiamiento estatal, como nunca en la historia nacional, de las escuelas privadas (mayoritariamente religiosas). Veintitrés sistemas educativos, con veintitrés presupuestos diferentes. [2]

Como hemos denunciado en la campaña por el voto en blanco, las políticas educativas de Scioli y de Macri no fueron tan distintas.

Para enfrentarlos, tenemos con que

Desde los SUTEBA combativos recuperados, los nuevos congresales de UTE y desde la Comisión Directiva Multicolor de Ademys y los docentes en todo el país, venimos peleando tanto contra Cristina, Scioli y Macri. Estar en las calles y en los sindicatos y en cada escuela defendiendo a la educación pública, no es una novedad para nosotros. Para dar dos ejemplos, en la Ciudad un gran paro con más de 6 mil docentes movilizados pidió justicia por Agustín y que restituyan a Elsa y Alejandra y los 17 días de huelga en Provincia.

La burocracia sindical celeste bajo estos 12 años de gobierno “nacional y popular” que dirigen la CTERA, han dejado aislada cada lucha provincial, han arreglado paritarias salariales por debajo de la inflación y además no hay luchado por tocar ni una coma de la Ley Federal de Educación. No pueden hablar ya que gastaron sus últimas palabras llamando a votar al Menemista de Daniel Scioli.

Para empezar a frenar el ajuste tenemos que luchar por la nulidad del falso juicio a los docentes y camioneros de Tierra del Fuego del SUTEF, como primera tarea. Para pasar el ajuste quieren descabezar a las comisiones directivas combativas.

Desde el parlamento con nuestros diputados del Frente de Izquierda y los Trabajadores, las trincheras ganadas en los sindicatos y desde cada escuela a lo largo y ancho del país, estaremos en pie de guerra defendiendo con nuestros guardapolvos la educación pública y por todos nuestros derechos como trabajadores.

Notas

[1] Blog Fue la Pluma

[2] LA MALA EDUCACIÓN







Temas relacionados

Esteban Bullrich   /    Mauricio Macri   /    Educación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO