Política

GOBIERNO DE CEO

Esteban Bullrich prepara un nuevo decretazo contra la educación

El ministro de Educación Esteban Bullrich, nuevamente ataca la educación. Esta vez se trata de un borrador de decreto que, según trascendió, publicaría la cartera educativa anunciando la creación de la “Agencia de formación de talentos” en reemplazo de Instituto Nacional de Formación Tecnológica (INET).

Nathalia González Seligra

Secretaria de DDHH de Suteba Matanza y dirigente nacional PTS

Lunes 9 de enero | 17:51

A comienzos de este año el ministro a través de un decreto ordenó el recorte en educación con más de 400 despidos en el Ministerio Nacional de Educación y el cierre del programa de Formación Docente Nuestra Escuela, dejando con esta decisión 3 mil capacitadores sin trabajo y más de 40 mil docentes que estaban cursando Pos títulos en este programa sin concluir sus estudios. Los trabajadores resisten ese embate y llevan ya tres semanas de lucha.

Te puede interesar Dos semanas sin respuestas en el conflicto del Ministerio de Educacion

El gobierno Nacional, con Esteban Bullrich a la cabeza, muestra ser el gobierno de los CEO una vez más y responde a los intereses de los capitalistas. En este caso pretende transformar al Estado en una agencia de capacitación para el empleo atendiendo las demandas de los empresarios.

El INET fue creado con la ley de Educación Técnico Profesional en 2005, durante el kirchnerismo, momento en el cual ya habían formalizado la injerencia de los empresarios en la educación integrando una mesa tripartita que tenía incidencia en los planes de estudio de los institutos de formación técnica, ya que contemplaba una mesa con representación del Estado, los sindicatos y el sector privado.

El macrismo, sin tantas vueltas y apoyado en esa puerta que el kirchnerismo le abrió a las empresas, formalizó sus intenciones y blanquea entregar a las empresas el nicho de privatización y “ahorro de costos” en términos capitalistas como es la educación pública.

Según trascendió, el nuevo organismo tendrá como objetivo “prospectar la demanda del sector socioproductivo de forma sistemática y unificada” y tendrá la facultad de “determinar los programas de formación en función de la demanda identificada”. Es decir adaptar la educación a los intereses empresarios.

Como se viene denunciando en este diario y desde los sectores combativos de los docentes, el plan del macrismo es avanzar en deslegitimar la lucha en defensa de la educación pública para avanzar en su privatización. Clarín, “el gran diario argentino” (de los sectores dominantes), ha estado al servicio de esta mentada campaña agitando contra los trabajadores de la educación y dándole páginas al Gobierno, como lo hizo en la columna que le publicó a Bulrrich para que el ministro confesara que durante el último año el INET y el Ministerio de Trabajo “realizaron una encuesta a casi 900 empresas, para ver qué es lo que necesitan de nuestros recursos humanos”. Cuando dice “nuestros” deja en claro en qué vereda está parado: la de los empresarios y sus intereses económicos.

Defender la educación pública

Si el Gobierno llegó hasta acá es porque ha tenido el flaco favor de las direcciones sindicales que desde el inicio del 2016 se han negado sistemáticamente a convocar un plan de lucha nacional serio, convocando no sólo a docentes sino también a auxiliares de la Educación, trabajadores de las distintas dependencias, estudiantes y a la comunidad educativa, la que en cada oportunidad que ha tenido ha expresado la voluntad de defender la educación en las calles. Así fue a principio de 2016 con la gran marcha educativa en defensa de la universidad pública o la gran simpatía que ha tenido la lucha decidida de los becarios del Conicet a fines de año, que mostraron que se puede resistir al ajuste del gobierno.

Incluso direcciones estatales como UPCN han entregado listas de despedidos de la administración pública a principio de año.

Por su parte, el kirchnerismo de Suteba-Ctera y de ATE en estos últimos tiempos ha posado de combativo pero al momento de enfrentar al Gobierno como muestra en el Ministerio de Educación, responde con medidas timoratas sin desarrollar la fuerza que puede generar la unidad de los trabajadores más allá de su filiación sindical como han exigido los trabajadores de la Agrupación Marrón de ponerle fecha al plenario abierto de ATE y han propuesto realizar una jornada de lucha con cortes de calle, que muestre unidad y nacionalice el conflicto para que esta lucha triunfe.

Los docentes combativos abrazan la lucha del Ministerio y se preparan para cuando vuelvan a las aulas en febrero a tomar las calles para recuperar lo perdido el año pasado, en términos salariales y de presupuesto educativo. En Buenos Aires se enfrentó a Vidal, que ya mostró su plan de paritarias con aumento del 18 % como le dio a los estatales y mantener sus ataques a los docentes descontando incentivo y medidas de fuerza del salario. Lejos de lo que Baradel ve como un escenario de preparación electoral de cara a los comicios sindicales de Suteba este año, los trabajadores de la Educación nos preparamos para imponerle un plan de lucha para no regalarle el inicio de clases al macrismo como lo hizo Baradel y su agrupación Celeste en 2016.






Temas relacionados

Educación pública   /    Suteba   /    Ministerio de Educación   /    Esteban Bullrich   /    Educación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO