Política

PODER JUDICIAL

Este muchacho Cartasegna ¿puede terminar peor?

La caída del fiscal de La Plata que está internado y de licencia, procesado y solo, parece no tener fondo. Ya ni le creen ni lo encubren.

Daniel Satur

@saturnetroc

Jueves 13 de julio | Edición del día

Foto Clarín

Se acaba de dar a conocer parte del resultado de una auditoría realizada sobre la fiscalía que estaba en manos de Fernando Cartasegna. Según el informe, el fiscal tenía en su poder 16 investigaciones abiertas por él mismo que no tenían víctimas, es decir que disponían de un espacio a llenar en un futuro. Se presume que Cartasegna las usaba para extorsionar a potenciales imputados en delitos de trata de personas y pedofilia.

Se recuerda que la auditoría fue ordenada por quienes hasta no hace mucho tiempo sostenían al fiscal y lo mostraban como un ejemplo de búsqueda de la justicia. Esos mismos colegas de Cartasegna revisaron su despacho y ahora quieren ir con todo contra él imputándole falsedad ideológica de documento público en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Pero no sólo eso. Pareciera que sus exsocios gozaran con su sufrimiento. Ahora hasta pusieron en cuestión, como si en verdad el fiscal delirara, los ataques que él denunció contra su persona.

“Del análisis de los elementos probatorios resulta suficientemente por semiplenamente probado que el Dr. Fernando Cartasegna faltó a la verdad cuando declaró en fecha 2 de mayo de 2017, en sede judicial, desconocer el origen de los panfletos intimidatorios que aparecieron pegados en el edificio adonde funciona, entre otras, la fiscalía de instrucción que estuviera en ese momento a su cargo, apareciendo como víctima de un accionar intimidante dirigido a su persona”. Así, con esa historia argumental, le dijeron mentiroso.

“Los denominados panfletos han sido impresos en el dispositivo instalado en el despacho del fiscal Fernando Cartasegna, conectado a su PC y que era de su uso exclusivo”. Y no sólo eso, sino que “de igual modo surge como indicio de oportunidad, la circunstancia de haber sido Cartasegna quien el día 1º de mayo de 2017 accedió a su despacho, sólo a las 07.30”.
Y encima, estaría acreditado que en aquel momento nadie extraño ingresó al edificio y mucho menos a los lugares a los que sólo Cartasegna tiene acceso. Es decir, señor fiscal, nadie ha tomado por cierta su denuncia.

Es dudoso que tenga pleno éxito la estrategia de los detractores de Cartasegna, ya que eso implicaría realmente poner al fiscal en rol de infradotado intelectual capaz de mentir porque sí y de autoboicotearse sin sentido. ¿Y cómo podrían ellos haber convivido años con el colega Cartasegna sin haber advertido mínimamente tamaña estafa? Mejor manejarlo con cautela y que el tipo se encuadre en una negociación en la que salgan todos lo menos manchados posible.

Sus enemigos aún cuentan con una carta, dependiendo de la voluntad de Cartasegna de callar la boca o bien de prender el ventilador: imputarlo como integrante y por qué no jefe de una peligrosa asociación ilícita.

¿Y si prende el ventilador igual? Esa hipótesis no la manejan, por ahora, sus denunciantes. Pero ojo, son los mismos que lo quieren hacer pasar por loco. No deberían tener nada dado por seguro.

Hay otro elemento que no debe ser obviado. Comenzó la campaña electoral y Vidal se juega el futuro. Y quién dice que, aunque parezca mentira, su futuro no esté atado al de Cartasegna. No se deja de ser jefe de una fiscalía casi estratégica para el Estado, como la dedicada a trata de personas y pedofilia, sin dejar un tendal de deudores y acreedores. Eso, dentro de los poderes del Estado, equivale a un volcán en permanente erupción, siempre a punto de derramarse.

Además, por si faltara algo, a Cartasegna debe darlo por echado la Legislatura, donde la oposición es mayoría y hasta ahora le viene haciendo el aguante a Vidal de una forma poco menos que religiosa.

El problema sigue siendo el mismo. Mientras el Poder Judicial siga estando en manos de una casta privilegiada que tiene un nivel de vida estratosféricamente alejado de la amplia mayoría del pueblo trabajador, tendremos estas crisis institucionales y estas historias patéticas que contar.






Temas relacionados

Fernando Cartasegna   /    María Eugenia Vidal   /    Pedofilia   /    Redes de trata   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO