Géneros y Sexualidades

Género y Sexualidades

Este 8 de marzo, las maestras de Córdoba queremos parar

En la asamblea del Ni Una Menos se votó exigirle a los sindicatos que llamen a parar. Pero en un gremio donde la mayoría somos mujeres, la conducción de UEPC solo mira para otro lado.

Cristina Paredes

Delegada departamental UEPC | Agrupación Docentes D-Base

Viernes 2 de marzo | Edición del día

La exigencia de parar este 8 de marzo es enorme, se siente en las escuelas. En la asamblea del Ni Una Menos se votó exigirle a los sindicatos que llamen a parar. Hasta ahora las compañeras de los sindicatos han mirado para otro lado.

Esto es más terrible en el caso del sindicato docente donde la mayoría somos mujeres.

Basta de violencia!

La conducción de UEPC desorganiza a las mujeres porque recién el 7, un día antes, se va a saber si hay o no hay paro el 8, con lo cual aún cuando saliera paro no se podría parar en los trabajos más feminizados: que son los niveles inicial y primario, que tienen los salarios más bajos y están recargados de trabajo.

Y quiero recordarles que es un paro internacional de mujeres, un día que en decenas de países va a haber manifestaciones multitudianarias por nuestros derechos.

Yo soy maestra y voy a tener que ir a trabajar el 8 porque no voy a dejar solos a los niños, y yo soy sostén de hogar como muchas compañeras que son sostén de hogar; amo lo que hago y no llego con la plata, como muchas compañeras.

Creo que la conducción de UEPC también ejerce violencia al tratar así a las mujeres. Dicen que no se puede llamar al paro antes porque tiene que votarlo la asamblea departamental. La discusión no es si lo votó la asamblea departamental o no, porque de hecho va a viajar a Bs As una delegación que no votó nadie y van a decidir sobre la paritaria nacional. Entonces, si no es una cuestión de cómo funciona el gremio, es evidente que es una política.

La CTERA había anunciado su Congreso para el miércoles y lo pasó para el viernes para desorganizar el paro del lunes, que se va a expresar en la calle pero no se va a poder preparar en las escuelas. Lo que hace la conducción con el paro del 8 de marzo es parecido porque desorganiza, pero en realidad es peor.

Porque a eso hay que sumarle una inaudita violencia por parte de la misma conducción hacia el sector más feminizado y no casualmente más explotado de la docencia. ¡Y no nos corran con los descuentos! ¿O acaso piensan sumarle a esto una amenaza más? Ubíquense en los tiempos que corren, en el enorme despliegue de fuerzas que ha conquistado el movimiento de mujeres!

Como maestra y delegada voy a impulsar que se vote en la asamblea de Capital que paremos el 8, un paro que nos merecemos las docentes de toda la provincia. Que no nos amenacen con descuentos y que este día no sea un día más, que sirva para reclamar por todos nuestros derechos, los económicos y laborales y los otros derechos que esta sociedad opresora nos niega todos los días.

Queremos que no haya más violencia de género, que podamos elegir hacer nuestra vida como querramos, poder decidir sobre nuestro cuerpo. Queremos el pan pero también las rosas!







Temas relacionados

#ParoInternacionalDeMujeres   /    #NiUnaMenos   /    UEPC   /    Córdoba   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO