Géneros y Sexualidades

8 MARZO

Este 8 de marzo: ¡Organicémonos por el derecho al trabajo estable!

La inestabilidad laboral, los despidos y las malas condiciones laborales son parte de la violencia que viven las mujeres a diario, por lo que es de real importancia este 8 de marzo organizarse por el derecho a un trabajo estable.

Miércoles 21 de febrero

En Chile de las 7.230.560 mujeres en edad de trabajo, solo 3.250.536 tienen empleos, (Es decir que de cada 10 mujeres sólo 4 tienen empleo), a diferencia de los hombres que de cada 10 hombres, 7 tienen empleos, según los datos de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

El gobierno de la nueva mayoría, con Michelle Bachelet y su campaña “Más y mejor empleo” para la mujer, termina con una tasa de desocupación femenina en el cuarto trimestre de 2017 de un 6,8%, superando la tasa de desocupación general, afectando mayoritariamente al segmento de mujeres de 15 a 24 años, muchas de las cuales deben conciliar el trabajo con estudio, con una tasa de desocupación de un 16,9%.

Si bien es un problema la desocupación femenina, considerando que un 52,8% de los hogares más pobres tienen una mujer jefa de hogar (Casen, 2015), también lo es, la estabilidad y la calidad del trabajo.

La mayoría de las mujeres en Chile, no cuentan con el derecho mínimo de un trabajo estable, pues trabajan a plazo fijo, subcontratadas y a honorarios, lo que crea incertidumbre con respecto al futuro, al no poder proyectarse laboralmente en el tiempo, incluso no permite cuestiones básicas como adquirir un crédito hipotecario o acceder a un arriendo. Esta situación viene siendo denunciada por profesoras en Antofagasta, quienes se han organizado contra la precarización que viven los docentes por los plazos fijos y los despidos, los cuales ocurren año a año, y por conquistar la titularidad para todos los docentes.

A lo anterior se suman los bajos salarios, pues un 50% de las trabajadoras ganan 270 mil pesos y el 70% menos de 390 mil pesos líquidos al mes, recibiendo incluso un 30% menos que los hombres por igual trabajo, y también la baja calidad en las condiciones de trabajo, con problemas serios con respecto a las jornadas laborales fatigantes con condiciones mínimas de higiene y seguridad, y al incumplimiento del pago de salas cunas y jardines infantiles para los hijos e hijas, por sólo poner un ejemplo. Toda esta situación a la vez se combina con la carga del trabajo domestico no remunerado, que recae principalmente sobre las mujeres.

En este punto, es importante reivindicar la Campaña por la reducción de la jornada laboral sin rebaja de salario impulsada por el Sindicato 1 de Orica, la denuncia de los trabajadores ferroviarios contra los turnos extenuantes y la organización el sindicato del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) junto a la Comisión de Mujeres por el cumplimiento de derechos maternales, pues son expresión de que estos problemas afectan al conjunto de las y los trabajadores, independiente de los rubros o sectores a los cuales pertenezcan, siendo a la vez un ejemplo de la organización y unidad necesaria para poder hacerle frente, lo que es crucial sobretodo hoy que estamos ad portas de enfrentar un gobierno de empresarios, que con Piñera a la cabeza junto a Isabel Plá (UDI) del Ministerio de la Mujer, buscarán coartar las demandas mínimas conquistadas, precarizando aún más la situación para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras, donde las mujeres, como ya vimos, serán las más perjudicadas.

Frente a todo lo anterior, es que desde la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas Teresa Flores, hacemos un llamado a las trabajadoras, las Comisiones de Mujeres, Secretarías de Género en las universidades y liceos, a que este 8 de marzo impulsemos juntas la Campaña por el derecho al trabajo estable y contra la violencia hacia la mujer, que por femicidio cobró la vida de 65 mujeres el año 2017 y 9 mujeres actualmente, realizando diversas manifestaciones en los lugares de trabajo y estudio, pero por sobretodo mostrar esa fuerza organizada en las calles, como una primera muestra de lucha, unidad y organización frente al gobierno Piñera y la precarización laboral.

A la vez exigimos que las organizaciones sindicales, confederaciones, gremios y sindicatos, tales como: el Colegio de Profesores, la CUT y la Constramet; las Federaciones estudiantiles y Centros de Estudiantes; la bancada femenina del frente amplio y sus diversos parlamentarios; agrupaciones feministas y organizaciones de izquierda, hagan un llamado amplio a manifestarse en las calles este 8 de marzo día de la mujer y a sumarse a la Campaña nacional por el derecho al trabajo estable y contra los despidos antisindicales, que tendrá su primera manifestación, el día lunes 26 del presente a las 10.00 am, a las afueras de la Inspección Provincial del Trabajo de Antofagasta, concentración que como agrupación feminista y de la clase trabajadora adherimos totalmente.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO