Géneros y Sexualidades

OPINION

Este 24, las mujeres a las calles contra la santa alianza entre la Iglesia y el Estado

Ya lo hicimos el 8M al grito de aborto legal. La Iglesia sostuvo a la dictadura cívico-militar. ¿Y por qué a ella la sostienen todos los gobiernos? Este 24 de marzo marchá con Pan y Rosas.

Sofía Achigar

Estudiante de comunicación UBA. @SofiaAchigar

Martes 20 de marzo | Edición del día

Este nuevo surgir del movimiento de mujeres a nivel internacional nos abre tareas concretas para la conquista de nuestros derechos. La fuerza que mostramos el 8M es el puntapié para seguir organizadas en la calles, pero también en las facultades, terciarios y colegios. Para darle continuidad a nuestros reclamos tenemos planteado ganar las calles nuevamente este 24 de Marzo contra el gobierno de Macri que aplica un ajuste que afecta más crudamente a las mujeres, contra la represión y la impunidad de ayer y de hoy.

El Golpe del ’76 fue llevado adelante por una alianza entre los milicos, los empresarios y la Iglesia. ¿Su objetivo? Terminar con el proceso revolucionario que había abierto la clase obrera en el ’69, donde la juventud fue parte y protagonista junto a las y los trabajadores. Como aliados cuestionaron el orden capitalista en Argentina.

Te proponemos marchar de forma independiente del peronismo y el kirchnerismo porque ellos, al igual que el macrismo, también mantuvieron intactas las leyes de la dictadura que sostienen hasta el día de hoy a la Iglesia. Tenemos que pelear para que se terminen los beneficios a esta institución medieval enemiga de la mujeres y por la separación definitiva de la Iglesia y el Estado, en el camino de fortalecer nuestra organización por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, para que no ganen las maniobras que ya empezaron a hacer Cambiemos y sectores del peronismo para que solo se despenalice. Preparemos este 24M juntas.

Te puede interesar: Este 24 de Marzo ganemos las calles nuevamente

Leyes que premian la colaboración

Jorge Rafael Videla firmó los principales decretos-leyes que establecieron, por ejemplo, que las jubilaciones y sueldos de las cúpulas eclesiásticas sean entre un 60% y un 80% del sueldo de un juez, haciendo millonarios los “salarios” de la curia.

Cuentan con beneficios impositivos y cesión de terrenos públicos; pasajes gratuitos; subsidios a la educación católica. El Jefe de Gabinete Marcos Peña anunció hace algunos días el presupuesto destinado a las remuneraciones para los obispos, que está en 130.421.300 pesos.

Pero bajo los gobiernos de Alfonsín, Menem, De La Rúa, Kirchner y CFK, estas “leyes santas” se mantuvieron sin ninguna modificación. Millones para la institución que hoy hace campaña “pro-vida” contra el derecho al aborto, pero que durante la dictadura participó de la apropiación de bebés, como el Movimiento Familiar Cristiano. Su accionar estaba acreditado por el episcopado.

¿Doble moral? De eso hablamos. Como denunció nuestra compañera María Victoria Moyano Artigas, una de las primeras nietas restituidas y querellante en los juicios por el Plan Sistemático de Robo de Bebés y Plan Cóndor, “Muchos de los apropiadores eran dueños o personal jerárquico de grandes empresas, incluso multinacionales y familias acomodadas, como el caso de los gerentes de la farmacéutica alemana Bayer y de la automotriz Mercedes Benz, que hasta donó equipamiento al Hospital Militar de Campo de Mayo, donde funcionó una de las principales maternidades clandestinas de la dictadura cívico militar”.

A través de estas leyes y relaciones con los empresarios y políticos, esta institución oscurantista sigue teniendo un poder enorme en la vida política de nuestro país. Las declaraciones del Papa Francisco y los posicionamientos de la Iglesia son tomados en cuenta por los partidos del régimen político. Tiene un peso enorme en la educación por la vía del financiamiento estatal a las escuelas religiosas y fueron una pieza clave durante todos estos años para que el derecho al aborto sea cajoneado seis veces consecutivas.

Te puede interesar: A 42 años del golpe: el disciplinamiento de género de la dictadura en Argentina

¿Por qué radicales, peronistas, kirchneristas y macristas continúan sosteniendo a la Iglesia?

Los capitalistas y los partidos al mando del poder estatal con sus leyes, policías, y justicia, mantienen un orden económico y social en el que se beneficia a una clase minoritaria. Esta clase concentra bajo su propiedad la inmensa riqueza que es producida por la gran mayoría que día a día se dedica a trabajar para sobrevivir.

Estas instituciones sostienen un sistema que también es patriarcal junto a la Iglesia, como forma de opresión particular hacia las mujeres. Es así que no solo contamos con las cadenas de los trabajos que realizamos afuera de las casas, sino que se nos agrega una doble jornada no paga, que son las tareas domésticas y el cuidado de los hijos, entre otras. ¿Quiénes se benefician con esto? Los capitalistas y sus Estados, ya que esto permite que al otro día se vuelva a ir a trabajar fuera del hogar. A su vez este trabajo, que es realizado de forma gratuita por millones de mujeres, es un robo y un ahorro para los empresarios y los gobiernos.

Sobre nosotras, también recaen con más crudeza los mandatos reaccionarios que impone la Iglesia en defensa de los valores de la familia tradicional heteronormativa, donde quieren que nuestro rol esté reducido a la maternidad. Pero gracias a la lucha del movimiento de mujeres principalmente entre las décadas del ’60 y ’70, logramos muchas conquistas que ponen en jaque estos principios.

La dictadura y la Iglesia montaron un aparato de propaganda que trataba de “subversivas” a aquellas mujeres que se atrevieron a cuestionar este rol para justificar el genocidio. A la propias Madres de Plaza de Mayo, que salieron a buscar a sus hijos, las tildaron de lo “viejas locas”. Pero este 8 de marzo una nueva generación las retomó, las hizo bandera y lucha en las calles porque aún nos quedan derechos que conquistar.

Te puede interesar: Patriarcado y capitalismo, alianza criminal contra las mujeres

Francisco, el Papa argentino

Si bien la discusión del aborto o la aprobación del matrimonio igualitario generaron rispideces y encontronazos con la Iglesia, el quinto aniversario del Papa Francisco al frente del Vaticano demostró que era todo un acting para la prensa: las "rispideces" no fueron ningún impedimento para que todos los referentes políticos le enviaran una carta con elogios. Felicitaciones de parte de los partidos tradicionales a quien dijo que el matrimonio entre personas del mismo sexo era una guerra contra Dios y que había que perdonar a la mujeres que abortan como si nuestros cuerpos fueran propiedad de todos menos de nosotras.

La propia Cristina Fernández fue quien unos meses atrás nos decía que “todavía la sociedad no está preparada para debatir el aborto”. Cientos de miles en todo el país demostramos lo contrario el 8M.

El peronismo viene tejiendo relaciones con el pontífice y algunos de los movimientos sociales y barriales. Una estrategia para fortalecer a la Iglesia entre los trabajadores y sectores populares. Con el discurso de "un Papa que ayuda a los pobres", la institución oscurantista entra al escenario político con más peso, para contener o bloquear una posible radicalización de las tensiones sociales que cultiva el ajuste bajo el gobierno de Macri. Para que nada desborde y sea en todo caso encausado en las elecciones de 2019 con la esperanza de un posible recambio del gobierno de los CEO´s.

Ellos tejen sus alianzas para tirar atrás la rueda de la historia y cuidar sus intereses. Por eso son un obstáculo para la conquista de nuestros derechos, como el aborto legal, seguro y gratuito. Nosotras tenemos que construir las nuestras pero para que la rueda gire hacia adelante y arrancar nuestros derechos a los gobiernos. Por eso te invitamos a dar esta pelea con nosotras.

Este 24M seamos miles con Pan y Rosas y el PTS en el Frente de Izquierda

El próximo sábado las mujeres también tenemos que salir con la misma fuerza que lo hicimos el 8M. Por eso te invitamos marchar de forma independiente de todos los partidos que sostienen y son aliados de la Iglesia. Por la apertura de los archivos de la dictadura militar para que se pueda enjuiciar hasta el último responsable militar, civil y eclesiástico y para que todos los hijos de los desaparecidos puedan recuperar su identidad y saber qué paso con sus padres y madres. También vamos a levantar con fuerza la bandera de ¡Marielle Franco presente!

Estaremos codo a codo con las trabajadoras y trabajadores que están enfrentando el ajuste de Macri y los gobernadores, como las enfermeras del Hospital Posadas y las docentes por el triunfo de sus luchas.

Pero no podemos dejar que toda esa fuerza después se disperse: tenemos que seguir organizadas en los lugares de estudio y trabajo, que es donde compartimos la mayor parte de nuestro tiempo. Nos tenemos que organizar e impulsar el debate en nuestros cursos y laburos. Hagamos una gran campaña por la aprobación del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que presentó la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

En cada paso que demos, queremos retomar las banderas que nos dejó la generación de los ’70, la lucha por un mundo donde la explotación y la opresión sea cuento del pasado.

Te puede interesar: Mujeres escribiendo sobre mujeres








Temas relacionados

Marielle Franco   /    #8M   /    Marcos Peña   /    #NiUnaMenos   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    24 de Marzo   /    8 de Marzo   /    Iglesia y dictadura   /    Papa Francisco   /    Iglesia Católica   /    Pan y Rosas   /    Géneros y Sexualidades   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO