Mundo Obrero

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Estatales bonaerenses por debajo de la línea de pobreza piden asistencia social

El salario estatal promedio en la PBA está entre $14.500 y $15.500. El Indec para el mes de julio midió en $20.134 lo que necesitaba una familia para no caer en la pobreza. En Desarrollo Social hay casos de trabajadores del Estado que han ido a solicitar asistencia alimentaria y otros que consultan por compañeros de trabajo que han quedado en situación de calle.

Lorena Timko

Delegada general ATE – Ministerio Desarrollo Social

Miércoles 5 de septiembre de 2018 | 00:33

El salario estatal promedio está entre $14.500 y $15.500. El Indec para el mes de julio midió en $20.134 lo que necesitaba una familia para no caer en la pobreza. La Junta Interna del Indec, que calcula el valor de los consumos mínimos para una familia trabajadora, hablaba de $30.836 para junio. Y estudios privados plantean que una familia de cuatro integrantes necesitó $50.016 durante el mes de julio en la Ciudad de Buenos Aires para vivir (calculando además de alimentación, calzado, vestido y servicios, los gastos de alquiler, actividad recreativa, el mantenimiento de un autito, internet y cable, telefonía móvil etc. - CESyAC ).

Los números hablan por sí solos. Los trabajadores del Estado en la provincia de Buenos Aires han quedado muy por detrás de la posibilidad de hacer frente a los gastos mínimos necesarios para su reproducción. Con una devaluación en lo que va del año de más del 105% y una inflación que estará por arriba del 40%, el aumento salarial del 15% en cuotas, con la incorporación del presentismo que acordó UPCN con Vidal los primeros meses del año es más que miserable, y es una canallada que ese gremio ahora no se ponga al frente por la recomposición salarial.

Es muy difícil hacer cálculos, todo dato queda viejo o por detrás de la situación real. La última semana el peso se devaluó solo en días por arriba del 30% y eso recién ahora se está trasladando a precios. Las naftas aumentan a diario, el trasporte de manera mensual y las tarifas más duras están llegando ahora a cada hogar.

La situación se torna desesperante para aquellos trabajadores y trabajadoras que viven del salario estatal

En Desarrollo Social hay casos de trabajadores del Estado que han ido a solicitar el bolsón de alimentos secos que se entrega por única vez a familias en situación de indigencia. Cuestión que como denuncian los trabajadores del organismo hace dos meses que no se entregan, quedando en evidencia que hasta ahora la reasignación de partidas presupuestarias de Vidal para atender la pobreza es más falsas que el dialogo con la vecina de City Bell.

Pero también se reciben consultas de trabajadores de otros organismos preocupados por compañeros de trabajo que han quedado en situación de calle. Y cómo no? si un asalariado que cobra $14.000 (o hasta $18 mil en el caso de lo del mayor antigüedad y categoría) no puede hacer frente a alquileres que rondan los $10.000.

El ajuste está en marcha, y literalmente es de vida o muerte para los trabajadores

El paquetazo de déficit cero del gobierno de Cambiemos que cuenta hasta ahora con el visto bueno de los gobernadores del PJ plantea claramente un fuerte ajuste para los organismos y partidas presupuestarias. La fusión de ministerios a nivel nacional, que aún no se sabe si será replicado en la provincia, es una de las vías para el ajuste, no por el ahorro en personal político, sino porque dará pie para miles de despidos, como los ya anunciados en Agroindustria y otros organismos. Pero centralmente en la PBA el ajustazo pasa por la rebaja salarial que implica su no actualización según inflación.

Es urgente un plan de lucha por ni un despido en el Estado y la reapertura de paritarias para aumento salarial ya!

Plata hay: que no se pague más la deuda externa y que se aumenten los presupuestos de salud y educación. Hay que terminar con los tarifazos y pelear por la nacionalización de las privatizadas bajo control de trabajadores y usuarios. Para terminar con la especulación y la fuga de capitales hay que imponer la nacionalización de la banca y del comercio exterior.

Los trabajadores del Astillero Rio Santiago, que vienen resistiendo el ajuste de Vidal, muestran el camino. Hay que impulsar junto a ellos la coordinación y la más amplia unidad desde las bases tomando el llamado a paro que hacen para el 12 de septiembre en el camino de hacer activo el tardío paro de la CGT y las CTA del 24 y 25, con movilizaciones y piquetes en todo el país, y darle continuidad al plan de lucha hasta derrotar el plan de Macri, los gobernadores y el FMI.







Temas relacionados

Desarrollo Social   /    María Eugenia Vidal   /    Trabajadoras y trabajadores estatales   /    La Plata   /    Estatales   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO