Internacional

LUCHA DOCENTE

Estados Unidos: los docentes de Arizona consiguen aumento salarial y vuelven a clases

Después de seis días de mobilizaciones y una larga y complicada discusión en el congreso, los docentes de Arizona consiguieron un aumento de sueldo, solo uno de los puntos por los que estaban luchando.

Lunes 7 de mayo | Edición del día

El hasta ahora último episodio de la Teacher’s Spring (primavera docente) en EEUU concluyó con una ley que elevará progresivamente el sueldo de los maestros un 20% hasta 2020. Se efectivirazá un 9% a finales del otoño y un 5% en los próximos dos años, sumados al 1% que ya se había otorgado antes del conflicto en un fallido intento por desactivarlo.

Si bien los líderes del movimiento #RedForEd señalaron que no pueden apoyar el nuevo paquete presupuestario, estuvieron de acuerdo en levantar la huelga para que los colegios del estado pudieran volver a funcionar. En una declaración conjunta de los sindicatos que dirigen el conflicto Joe Thomas, presidente de Arizona Education Association dijo que los maestros pueden volver a las clases “sabiendo que consiguieron algo realmente histórico”. La decisión, que se tomó casi sin consulta a las bases, causó malestar en algunos sectores que querían seguir luchando por todas sus reivindicaciones.

La nueva ley solo contempla el aumento del salario de los docentes, un punto clave de los reclamos ya que hoy se encuentra entre los más bajos del país. Quedan por fuera el resto de los reclamos que eran:

1. Aumento del 20% para todo el personal docente y no docente.
2. Salarios competitivos para todo el personal..
3. Devolver el financiamiento escolar a los niveles del 2008.
4. Que no haya nuevos recortes de impuestos hasta que el gasto por alumno en Arizona alcance el promedio nacional.
5. Aumentos anuales hasta que el salario de un maestro de Arizona alcance el promedio nacional.
6. Que no haya nuevos recortes de impuestos hasta que el financiamiento por alumno alcance con el promedio nacional.

En el nuevo presupuesto se incluyen también unos $370 millones de dólares que serán usados para contrarrestar los recortes que sufrió el sector educativo durante la última recesión que se inició con la caída de la Lehman Brothers y finalizó en 2009. Nuevamente la ley se queda corta ya que los docentes denuncian que estos recortes fueron de más de $1000 millones de dólares.

La más grande huelga docente de la historia de EEUU, según la agencia Reuters, mantuvo a la mayoría de los 1,1 millón alumnos del estado sin clases y fue fogoneada por los conflictos anteriores que se dieron en los estados de West Virginia y Oklahoma que no sólo reclamaban aumento salarial sino también un aumento del presupuesto para educación que permitiera mejorar las instalaciones, el seguro médico y las condiciones de trabajo de los docentes en general. Una pancarta en una de las marchas en West Virginia recordaba que las condiciones de trabajo de los docentes son las condiciones de estudio de los alumnos.

Con resultados desiguales, en los tres estados se consiguieron una parte de sus reclamos, lo que muestra claramente que es mediante la organización y lucha de los docentes y la coordinación con otros sectores que se le pueden arrancar conquistas al estado. Y que solo de esta manera se puede mantener una educación pública y de calidad, ya que por los bajos salarios y malas condiciones de trabajo muchos docentes se van a otros estados o directamente abandonan la docencia para buscar trabajo en la industria petrolera.

Lejos de despejarse, el horizonte de las luchas docentes aún está cargado de nubes negras ya que, según reporta Michael Hansen en Brookings, hay llamados a marchas para mediados de este mes en North Carolina y fuertes rumores en Indiana y Texas.







Temas relacionados

Arizona   /    Oklahoma   /    Donald Trump   /    Docentes   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO