Internacional

FRACCIÓN TROTSKISTA - CUARTA INTERNACIONAL

Estados Unidos: Left Voice

Domingo 28 de abril | 14:36

Presentación del N° 4 de la revista Left Voice en Nueva York

Leer todos los artículos: La situación mundial y los combates del socialismo internacionalista

A tres años de las elecciones presidenciales que le dieron el inesperado triunfo a Donald Trump, Estados Unidos sigue signado por la polarización. Las elecciones de medio término del año pasado fueron la viva expresión de ello. Por un lado y aunque Trump fue derrotado, todavía cuenta con el apoyo del sector social que le hizo ganar la presidencia, basado en una retórica xenófoba contra los inmigrantes, su intención de construir un muro en la frontera con México y más recientemente sus amenazas y alertas contra el “socialismo”. Además, los capitalistas ligados al Partido Republicano no le han quitado su apoyo porque, a pesar de ser un factor de inestabilidad, la economía anda bien y los capitalistas siguen ganando como siempre. Por otro, mujeres del Partido Demócrata latinas, musulmanas y de color autodenominadas socialistas como Alexandria Ocasio Cortez e Ilhan Omar ganaron cargos en el congreso, generando grandes ilusiones de cambio entre la juventud y las comunidades oprimidas. Y es que entre sectores muy amplios de las masas, sobre todo entre la juventud, existe un extendido sentimiento de simpatía por el “socialismo” que para esta generación, implica cambiar los aspectos más escandalosos de la desigualdad social en Estados Unidos: la ostentosa riqueza de los super ricos, la proliferación del trabajo precario, el racismo contra las comunidades de color, el sistema privado de seguridad social y educativo que mantiene endeudados a los jóvenes y a los trabajadores por años. Bernie Sanders, el político reformista de Vermont que competirá en las próximas primarias para ser el nuevo candidato del Partido Demócrata a la presidencia, es el representante de este nuevo sentimiento.

En ese contexto, el crecimiento copernicano desde el 2016 del DSA (Democratic Socialists of America), nutrido por 50 mil miembros, es el elemento político más dinámico en la izquierda. Después de que en 2016 el establishment demócrata le hiciera fraude a Bernie Sanders en las primarias y este reconociera a Hillary Clinton como la candidata, miles de jóvenes se fueron a las filas del DSA. En estos tres años, una nueva militancia ha surgido en la base de este partido, nutrido de jóvenes que se movilizan por la abolición de la policía migratoria, los derechos de los migrantes, contra el muro de Trump, por el triunfo de las huelgas de trabajadores, por los derechos de las mujeres y por el derecho a la salud para todos en Estados Unidos. La política de la dirección del DSA es llevar toda esta energía y simpatía renovada en las ideas socialistas detrás de la candidatura de Bernie Sanders dentro del Partido Demócrata, que es un partido imperialista y que una y otra vez en la historia ha cooptado a los movimientos sociales y las organizaciones obreras para evitar que las masas desafíen al régimen bipartidista americano. El mismo Bernie Sanders apoyó recientemente la maniobra de “ayuda humanitaria” de Trump en Venezuela que era la forma de enmascarar el fallido intento golpista.

En Left Voice, publicación digital e impresa en inglés de la FT, creemos que la juventud agrupada en el DSA, y las y los trabajadores que hoy salen a luchar no podemos depositar nuestra confianza en los candidatos del Partido Demócrata y que existe hoy un espacio para que las ideas revolucionarias florezcan en la superpotencia. El cuestionamiento al capitalismo entre sectores de masas en Estados Unidos por primera vez desde hace décadas, nos permite a los revolucionarios explicar que nuestra lucha es por acabar de raíz con este sistema de explotación, con la opresión imperialista, el racismo y el desastre climático al que nos están arrastrando los capitalistas. Que hay que luchar contra el enemigo en el corazón de la super potencia con una política antimperialista porque es Estados Unidos quien oprime a nuestros pueblos hermanos en América Latina, Asia y África. Que tenemos que transformar la lucha contra la explotación y la opresión en una sola lucha contra el sistema de conjunto.

Hay condiciones históricas para llevar adelante esta tarea y por eso estamos poniendo nuestra energía en que Left Voice se convierta en la ventana de nuestra corriente a nivel internacional y en una voz marxista revolucionaria que sea una alternativa para esos jóvenes y esos trabajadores que en los próximos años comprendan que no hay salida reformista a la crisis capitalista de conjunto. Recientemente en Nueva York, presentamos nuestro cuarto número de la revista impresa Left Voice en una sala colmada por una centena de jóvenes del DSA, trabajadores, enfermeras, integrantes de la comunidad LGTB, maestros y estudiantes. Queremos que nuestro diario digital y nuestra revista jueguen un rol en la tarea de que las ideas del marxismo revolucionario reemerjan en Estados Unidos y sean un factor que ayude a radicalizar ideológica y políticamente a una franja de esta generación que despierta a la vida política.







Temas relacionados

Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO