Internacional

IRAK

Estado Islámico ataca Kirkuk para intentar frenar el avance sobre Mosul

El ataque sobre la ciudad de Kirkuk se produjo mientras continúa la lucha de las fuerzas iraquíes y kurdas para recuperar Mosul. Dudas sobre lo que pasará tras una reconquista.

Viernes 21 de octubre de 2016 | Edición del día

Estado Islámico lanzó el viernes un fuerte contraataque sobre la ciudad de Kirkuk, mientras fuerzas iraquíes y kurdas, con el respaldo de Estados Unidos, llevaban adelante operativos para capturar territorio alrededor de Mosul y prepararse para una ofensiva sobre el último bastión importante del Estado Islámico en Irak.

El ataque de Estado Islámico sobre Kirkuk, que se encuentra en una región productora de petróleo, provocó la muerte de 18 miembros de las fuerzas de seguridad y trabajadores en una gasolinera afuera de la ciudad, entre los que había dos iraníes, según dijo una fuente del hospital a la agencia Reuters.

Kirkuk está ubicado al este de Hawija, un bolsón aún bajo control de Estado Islámico ubicado entre Bagdad y Mosul. El ataque sobre Kirkuk tendría el objetivo de intentar dividir a las diferentes tropas que intervienen en la reconquista de Mosul, además de ganar tiempo e intentar frenar el avance.

Según el gobierno, las tropas iraquíes con el apoyo aéreo y terrestre de la coalición liderada por Estados Unidos, capturaron ocho pueblos al sur y sudeste de Mosul. Fuerzas kurdas que atacan desde el norte y el este también tomaron varias localidades, según comunicados emitidos durante la noche por sus respectivos comandos militares.

Se espera que la ofensiva iniciada el lunes para capturar Mosul se convierta en la mayor batalla en Irak desde la invasión de Estados Unidos en 2003.

El gobierno de Irak informó el jueves que las operaciones sobre Mosul iban más rápido de lo esperado, y si bien es cierto que han tomado parte de las ciudades periféricas, el escenario se volverá más complejo a medida que se acerquen al bastión del Estado Islámico en Irak.

Es que según distintas fuentes se cree que cerca de 1,5 millones de residentes están dentro de Mosul. Distintas agencias de noticias informaron el viernes que el Estado Islámico había tomado 550 familias de pueblos ubicados alrededor de la ciudad probablemente para usarlas como escudos humanos, según indicó el viernes una portavoz de la oficina de derechos humanos de Naciones Unidas en Ginebra.

Además del la crisis humanitaria en ciernes, y los problemas que se irán acrecentando a medida que se acerca a Mosul, el gobierno iraquí tiene por delante una crisis anunciada tras la hipotética expulsión del Estado Islámico. Es que la cantidad de fuerzas que están actuando sobre el terreno, que incluyen milicias iraníes, el ejercito iraquí, los peshmergas kurdos, milicias tribales sunnitas y turcos iraquíes armados por el gobierno de Erdogan, están unidas por el solo objetivo de combatir al EI, pero tienen diferentes intereses para una Mosul de posguerra.

Turquía, que tiene una disputa histórica sobre esa región del norte de Irak, alienta el establecimiento de una zona dominada por sunnitas, turcos, kurdos y otras minorías, dejando afuera a los chiitas (que tienen el poder central del país). Los kurdos podrían intentar ampliar el territorio autónomo que ya tienen en el norte de Irak, mientras que los chiitas iraquíes e iraníes deberán evitar una tendencia al desmembramiento del país, aunque tienen en contra el ser una minoría en esa región. También se teme se las milicias chiitas cometan actos atroces de venganza contra pobladores de Mosul que sean acusados de haber colaborado con el Estado Islámico. Denuncias por acciones de este tipo ya se multiplicaron luego de la reconquista de la ciudad de Faluja.
Estados Unidos, por su parte, si bien participa de las acciones para retomar la ciudad tiene recelos, al igual que Turquía, del peso que Irán pueda ganar en el país tras la explusión del Estado Islámico.

Como se ve el escenario en las batallas por la recuperación de Mosul es aún más que incierto. De momento, los enfrentamientos forzaron a 5.640 personas a huir de sus hogares de las cercanías de la ciudad, dijo la Organización Internacional para las Migraciones a última hora del jueves. La Media Luna Roja turca dijo que estaba enviando camiones al norte de Irak con alimentos y suministros humanitarios para 10.000 personas desplazadas.







Temas relacionados

Mosul   /    Turquía   /    Kurdos   /    Irak   /    Estado Islámico   /    Estados Unidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO