Política Chile

PUEBLOS ORIGINARIOS

Esquel: el Gobierno le negó a un obispo chileno visitar a Facundo Jones Huala

Luis Infanti de la Mora, obispo de Aysén, fue a visitar a la cárcel al lonco de la Pu Lof de Cushamen. El Servicio Penitenciario no lo dejó, al igual que a Pablo Pimentel de la APDH La Matanza.

Miércoles 27 de septiembre | 11:34

“Fui a Neuquén porque hubo un cambio de obispo allá y aproveché la oportunidad para visitar en la cárcel de Esquel a Facundo. Hice la solicitud a Buenos Aires y después de más de una semana no ha llegado la respuesta. Es una situación bastante desagradable”, dijo este lunes desde la puerta de la Unidad Penitenciaria Federal 14 de Esquel Luis Infanti de la Mora, titular del vicariato apostólico de la localidad chilena de Aysén.

La negativa del Servicio Penitenciario Federal hacia el sacerdote se sumó a la que recibió el referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de La Matanza, Pablo Pimentel, quien debió volverse a Buenos Aires “muy decepcionado con las autoridades y con el Ministerio de Seguridad” por no haberlo dejado ingresar “para visitar a este joven mapuche que lo único que hizo fue poner en práctica el artículo 75 (de la Constitución) que habla del reconocimiento de sus territorios”.

Tras su fallido intento de encontrarse con el lonco de la comunidad mapuche, Infante de la Mora fue entrevistado por canal 4 de Esquel. Allí denunció la negativa del Gobierno nacional a dejarlo visitar al joven detenido ilegalmente desde fines de junio. E inscribió esa negativa en una política general del Estado argentino, que al igual que el chileno persiguen y marginan a los pueblos originarios.

“La mía era una visita de tipo pastoral, que considero que merecería ser atendida de mejor manera por las autoridades. En este caso de trata del doctor Emiliano Blanco que es el director nacional del Servicio Penitenciario Federal”, afirmó el obispo chileno. Y manifestó que su intención era “sencillamente saludar a Facundo, manifestarle la solidaridad desde Chile. Y no sólo solidaridad con él. Entiendo que estando él detenido es como si estuviera todo el pueblo mapuche detenido”.

“Tanto en Chile y en Argentina vivimos tiempos en los que el Estado se ha vendido”, consideró el obispo. “En Chile eso lo tenemos absolutamente claro, allí el Estado a través de sus poderes políticos, económicos y judiciales está arrodillado a los poderes transnacionales. En Argentina, por lo que sé y por lo que percibo puede ser peor. Si uno piensa que un Benetton o un Lewis tienen inmensidades de terrenos en la Patagonia es, justamente, porque tienen la complicidad de estos poderes del Estado”, sentenció.

En ese sentido remarcó que los estados “marginan a los pueblos que desde hace siglos viven en estas tierras con mucho sacrificio y valentía, haciendo soberanía. Ellos están en su casa, en su tierra y sufren esta arremetida. Que es una arremetida legal, con leyes y constituciones. En Chile, con la Constitución política del propio Pinochet, favorecen la venta del país en todos sus bienes”.

Leé también Habla Jones Huala: “Decir que somos terroristas es de ignorantes o de terratenientes”

Respecto a la relación entre terratenientes extranjeros y gobierno, Infante de la Mora ejemplificó con el caso que involucra a la comunidad de Jones Huala. “Si Benetton quiere tener una propiedad en la Patagonia con una, dos, diez hectáreas podría serle suficiente. Pero 900 mil hectáreas habla de otros intereses. Macri incluso pasa algunas de sus vacaciones en las tierras de Lewis. Así buscan expulsar a la gente del lugar. En Chile se percibe eso claramente con las empresas forestales, mineras, hidroeléctricas. Allí hay más mapuches viviendo en Santiago que en la Araucanía, porque fueron legalmente expulsados, marginados y aplastados. En toda América Latina hay una política de Estado exactamente igual”.

El obispo de Aysén también habló del caso de Santiago Maldonado. “Es muy preocupante. Esa marginación llega incluso a la violencia, a la tortura, a la desaparición y a la muerte. Por eso quisimos venir a solidarizarnos, a manifestar que no están solos, que en Chile hay mucha preocupación por el caso Maldonado. Sentimos que se ejerce una violencia de Estado, legalizada, altamente superior a los pequeños hechos de violencia reactiva que puedan ejercer los lugareños, sean mapuches, chilotes, ayseninos o como se llamen”.

Finalmente volvió a denunciar la negativa del Gobierno a que pudiera visitar a Jones Huala en el UP 14. “Uno entiende en estos casos los juegos de ciertas autoridades que, para no decir abiertamente no, alargan y demoran los tiempos de respuesta. De todos modos Facundo ya recibió nuestro mensaje de solidaridad, de cercanía, de fortaleza y de ánimo. Repito, en Facundo está detenido y encarcelado todo un pueblo. No es sólo él como persona”.

Vale recordar que la situación de Jones Huala es realmente complicada. Se espera que en breve el juez federal (subrogante) de Bariloche Gustavo Villanueva, que mandó a detenerlo en una causa por la que ya hubo un fallo judicial favorable al joven mapuche, analiza la prueba para ver si avanza o no el juicio de extradición iniciado por el Estado de Chile.

El hostigamiento en la cárcel a Jones Huala es constante. Recientemente su abogada Sonia Ivanoff denunció que el SPF le impide proseguir sus estudios. Y a los constantes “verdugueos” del personal penitenciario ahora se suman restricciones a visitas que llegan de diferentes lugares.






Temas relacionados

Esquel   /    Facundo Jones Huala   /    Pu Lof en Resistencia de Cushamen   /    Política Chile   /    Pueblo Mapuche   /    Servicio Penitenciario Federal   /    Pueblos originarios   /    Libertades Democráticas   /    Chubut   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO