Economía

ECONOMÍA NACIONAL

A las puertas del 15M: el martes vencen Lebac por valor de U$S 30.000 millones

El martes próximo se vence aproximadamente el 50 % del stock de Lebac, debido a la inestabilidad de las últimas semanas el “mercado” recibió nuevas alertas.

Victoria Sánchez

@VickytaTw

Sábado 12 de mayo | Edición del día

El martes próximo vence cerca aproximadamente el 50 % del stock de Lebac. Debido a la inestabilidad de las últimas semanas el “mercado” recibió nuevas alertas y aumentaron las “exigencias de rendimiento” para la próxima renovación.

Las Letras del Banco Central (Lebac) son instrumentos financieros emitidos por la entidad bancaria central. Ante la imposibilidad de contener el proceso inflacionario, el gobierno de Cambiemos ha hecho uso de este instrumento como uno de las principales herramientas en su “lucha contra la inflación”, por la vía de contener la depreciación de la moneda local y su consiguiente traslado a precios locales.

Lo cierto es que a lo largo del gobierno de Mauricio Macri, la famosa "lluvia de inversiones" jamás se ha hecho presente. Si bien han ingresado capitales externos, los mismos se explican principalmente debido al ingreso de fondos especulativos que han hecho uso y abuso del maravilloso negocio que conlleva la bicicleta financiera. Precisamente debido a las altas tasas de interés ofrecidas por las Lebac junto con el tipo de cambio que, hasta hace relativamente poco, se mantuvo “planchado”. Ese mecanismo, conocido como carry trade permite obtener una jugosa ganancia.

Sin embargo, la corrida cambiaria que comenzó a desarrollarse días atrás, puso de manifiesto la enorme fragilidad del modelo macrista, que incluye un aumento exponencial del endeudamiento, así como de su peso en relación con el PBI; déficit creciente en el sector externo; fuga de capitales -que ya superó los U$S 22.000 millones en 2017- entre otros aspectos. Uno de los números que mayor alerta genera es el déficit en cuenta corriente que llega al 5 % del PBI.

El leve incremento de una de las tasas ofrecidas por la Reserva Federal, ha presionado a una depreciación del conjunto de monedas de los llamado países emergentes -de carácter semicolonial- debido a la reversión de capitales que busca condiciones “más seguras”. Argentina y Turquía se han encontrado entre los países más golpeados.

La tasa de interés ofrecida por el BCRA ha venido funcionando como un “señuelo” para tratar de evitar que la sangría de capitales sea aún mayor, sin embargo la incertidumbre que atraviesa las perspectivas económicas agrega nuevas dificultades.

Martes volátil en puerta

El martes próximo se produce el vencimiento del 60 % de las Lebac. Esto implica un monto de alrededor de U$S 28.000 millones, más de la mitad de reservas del BCRA.

Se estima que alrededor del 30 % del total de esos vencimientos está en poder de bancos y de inversores institucionales, como la Anses. Dentro de los cálculos de analistas y economistas, se estima renovarán sus tenencias. Por lo que la cuestión medular pasa por saber qué hará el resto de los “inversores”, los fondos de inversión locales y extranjeros. Un 70 % que incluye también a ahorristas individuales.

Por el momento “los mercados” están especulando sobre que tasa se ofrecerá el martes próximo en el mercado secundario -aquel dedicado a la compraventa de valores que ya han sido emitidos en una primera oferta pública o privada- funciona como un anticipo de la tasa que “el mercado” exigirá para aceptar una renovación.

Hace tan solo cinco días atrás, el mercado secundario operaba con una tasa del 38 %. Pero ya este viernes se ubicaba en un 45 %. Una suba para nada menor.

Si gran parte de los fondos por fuera del 30 % en poder de bancos e inversores institucionales no aceptan la nueva oferta, se corre el riesgo de atravesar una nueva corrida cambiaria que presionaría aun más a la moneda local, y podría representar un salto en la cotización sobre el cual el Gobierno debería gastar una buena parte de sus reservas para contener esa suba de la moneda norteamericana. O tal vez comprando el mismo, o a través de otro organismo público la nueva emisión.

Si, por otra parte los “inversores” convalidan la nueva oferta, la deuda seguirá aumentando de forma desorbitante que. Una situación que, más temprano que tarde, intentarán descargar sobre la espalda de los trabajadores.

Te puede interesar: La crisis no tocó Fondo







Temas relacionados

Lebac   /    Interés   /    Crisis de deuda   /    BCRA   /    Deuda   /    Tasas de interés   /    Corrida   /    Banco Central República Argentina (BCRA)   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO