Géneros y Sexualidades

MENDOZA

Escandalosa resolución del Concejo Deliberante de Maipú contra las mujeres que mueren por abortos clandestinos

El Concejo Deliberante de Maipú, con 10 votos a favor y 1 en contra, votó una escandalosa votación avalando la intromisión de grupos anti abortistas en el ámbito educativo

Paúl Lecea

Concejal de Maipú por el PTS-FIT

Martes 7 de noviembre | Edición del día

Estar en contra del aborto no equivale a estar a favor de la vida. Por el contrario, siempre o casi siempre, quienes enarbolan la bandera de “la vida” son los que nada hacen a favor de las aproximadamente 500 mujeres que mueren por año en nuestro país, a causa del aborto clandestino.

La hipocresía de la Iglesia Católica, la gran “abanderada” de esta “causa”, estalló de la peor forma con las terribles revelaciones del caso Próvolo, en donde también se pudo ver el entramado de impunidad, que con la participación necesaria del Estado, alejó durante años a las víctimas de conseguir justicia.

En esta línea, este 30 de octubre se presentó en el Concejo Deliberante de Maipú, con la firma de autoría del bloque Partido Justicialista y con la caratula de “Proyecto de Resolución s/promoción y protección del derecho a la vida” el expediente N.º 40734/2017, el cual constituye una verdadera provocación para las miles de mujeres que año a año luchan para conquistar sus derechos, y que deben volcarse a las calles ante la ausencia de medidas efectivas de parte del estado para combatir la violencia machista.

Mención aparte merece el hecho de que los concejales del PJ caratularan inicialmente su iniciativa como “Concejales HDC Maipú”, cuando el que suscribe no forma ni formaría parte de esta propuesta.

En la sesión del jueves 31, desde el Frente de Izquierda expusimos los argumentos por los que nos oponemos la intromisión de la iglesia, a la vez que rechazamos el discurso hipócrita acerca de la “defensa de la vida”, mientras que miles son condenados por los políticos patronales a no tener acceso a los servicios más esenciales, sin agua, luz, cloacas o conexión eléctrica. Defensa de “la vida” en contra de las mujeres que abortan, mientras que como denunció Noelia Barbeito durante la reciente campaña electoral, ni siquiera se cumple con la Ley de Educación Sexual Integral, y no se aplica la guía protocolo para el aborto no punible, el cual esta vigente en nuestro país desde 1921.

Los concejales fundamentan esta defensa a ultranza de la concepción católica en el “reconocimiento” de la legislación argentina a “la vida que comienza con la concepción”, una visión retrógrada que no sólo atrasa cientos de años en relación al desarrollo de la ciencia, sino que constituye la firme marca de la influencia de la que goza esta la iglesia en los asuntos públicos. Fue justamente en la modificación del Código Civil y Comercial en donde se hicieron las mayores concesiones al poder de la Iglesia.

No sorprende que la declaración en cuestión haya sido apoyada también por los concejales de Cambiemos, casi nunca votan nada diferente del oficialismo.

Con esta declaración se busca sumar a Maipú, histórico bastión del peronismo conservador que dirige Adolfo Bermejo, a la lista de municipios “PRO vida”, y se declara “de interés Legislativo, Educativo, Cultural, de Responsabilidad Social y Comunitaria, a todas las acciones realizadas y por realizar (sic), en defensa de la vida, el derecho a la vida y la dignidad”. Los mismos que en su momento se plegaron a la “guerra santa” de Begoglio en contra del matrimonio igualitario, hoy buscan reforzar la influencia de la iglesia, avalando incluso su intromisión en al ámbito educativo. Es un verdadero escándalo! Una resolución que no reconoce el derecho de las mujeres a decidir sobre sus propios cuerpos, y que agrava el fragelo que significa la clandestinidad del aborto.

Desde el Frente de Izquierda luchamos en la perspectiva de la separación de la Iglesia del Estado, por una educación laica, científica y de calidad, en un sistema único y financiada por el Estado. Esto es incompatible con la influencia religiosa en los asuntos educativos, ya que la religión es una cuestión privada respecto del Estado. A su vez, acompañamos la iniciativa de las organizaciones de mujeres para que se trate el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, porque defendemos la vida de las cientos de mujeres que todos los años mueren como consecuencia del aborto clandestino.








Temas relacionados

Aborto legal, seguro y gratuito   /    Maipú   /    Aborto   /    Mendoza   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO