Internacional

FRANCIA

Escándalo en Francia por brutal detención de estudiantes secundarios

Macron suma un nuevo revés, ahora por las imágenes de 150 adolescentes arrodillados y con las manos en la cabeza detenidos por la Policía, mientras protestaban contra el Gobierno.

Viernes 7 de diciembre de 2018 | 14:54

Las imágenes corresponden a un grupo de 146 estudiantes arrodillados, algunos contra la pared, y con las manos detrás de la nuca en el patio de su escuela, a unos pocos kilómetros de París. Un grupo de policías armados los custodian antes de llevarlos detenidos. El video que se viralizó en todo el país, generó odio e indignación inflamando aún más los ánimos a tan solo un día de la nueva jornada de protestas convocadas para este sábado.

El accionar de la Policía es parte del fuerte operativo represivo desatado contra los estudiantes secundarios que esta semana salieron a las calles para enfrentar el plan del gobierno de restringir el acceso a la universidad y aumentar la matrícula. El gobierno reaccionó ante la posibilidad de que la lucha de los secundarios, que se extendió a los universitarios, confluya en las calles con los llamados "chalecos amarillos", que comenzaron pidiendo el fin del impuesto a los combustibles y ampliaron sus demandas hasta llegar al aumento del salario mínimo, la reinstauración del impuesto a las fortunas y hasta la la renuncia de Macron.

Te puede interesar: Estudiantes secundarios y universitarios se suman a la lucha para enfrentar a Macron

Ante este escenario el Gobierno francés no solo militarizó el país y blindó la capital de cara al sábado sino que se anticipó con una fuerte represión sobre los secundarios, con el objetivo de amedrentar y evitar que sean parte de las jornadas que van a tener lugar mañana.

Te puede interesar: Macron militariza Francia contra la protesta de los chalecos amarillos

Sin embargo las imágenes de cientos de adolescentes detenidos en el patio de su escuela, jugaron el papel inverso y generaron una indignación generalizada. A tal punto le salió mal la jugada al Gobierno que el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, tuvo que salir a anunciar que se investigarán los hechos. El propio ministro dijo que consideraba "chocantes" las imágenes en el liceo Jules Saint Exupéry de la ciudad de Mantes la Jolie, en la periferia de París.

Sin embargo Blanquer trató de defender el accionar policía y pidió "cuidado" a la hora de interpretar esas imágenes, bajo el argumento de que "estamos en un clima de violencia excepcional". Al igual que el discurso gubernamental hacia las marchas del sábado el ministro de Educación le hecho la culpa a un supuesto grupo de "profesionales de la violencia", que habrían lograron arrastrar a algunos alumnos a manifestarse en las calles. El argumento suena insólito y generó más bronca teniendo en cuenta que los adolescentes tenían entre 15 y 18 años, y la Policía cometió todos los abusos que podía aún sabiendo que los filmaban. Lo que no tiene otra explicación que una luz verde de parte del Gobierno para actuar contra los manifestantes.

La movilización de los estudiantes secundarios fue creciendo durante la semana hasta llegar a unas 300 escuelas afectadas este jueves, 80 de ellas bloqueadas por los estudiantes. La represión policial se sintió en todo en país y en las diversas movilizaciones hubo un total de 700 detenidos.







Temas relacionados

Chalecos amarillos   /    Represión en Francia   /    Estudiantes   /    Secundarios   /    Represión   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO