Juventud

Precarización y Coronavirus

Es la única opción: cinco razones por las que nos movilizamos el viernes 29

Respetando el distanciamiento social, la Red de Precarizadas/os, informales y desocupadas/es hará una jornada a nivel nacional para pelear por sus reclamos. La cita es a las 10 de la mañana en el Obelisco y a las 11hs moviliza la Asamblea Nacional de Trabajadores de Reparto. Acá te damos 5 razones por las que estudiantes, docentes y trabajadores, tenemos que sumarnos a acompañar el reclamo de las pibas y los pibes en las calles.

Guadalupe Oliverio

Estudiante de antropología, Facultad de Filosofía y Letras UBA

Dolores Moy

Lic. en Trabajo Social UBA | @Lolympsoc

Miércoles 27 de mayo | 20:23

1) No les dejan opción. Seguir trabajando así le cuesta la vida.

La precarización laboral mata. Franco Almada, Miguel Ángel Machuca, Emma Joncka no te olvides sus nombres. Son pibes como vos, como nosotras. Los atropellaron durante la cuarentena trabajando para Pedidos ya, Rappi, Glovo. Se trata de grandes empresas extranjeras que llegaron para quedarse a nuestro país y atrasan décadas los derechos laborales que la clase trabajadora y los sectores populares consiguieron luchando.

Se aprovechan de migrantes que no consiguen otro laburo y tienen que mantener a sus familias, de la juventud que no tiene otra experiencia laboral porque recién está terminando la escuela y de los despidos durante la cuarentena, que encuentran en estas apps una forma de sobrevivir. Macri dejó que se instalen. Ahora Alberto no les pone ni un límite. A estos empresarios, los frenamos en las calles.

2) El DNU no se cumple, siguen despidiendo igual. ¿La IFE donde está?

En lo que va de la cuarentena ya hubo 3.700.000 trabajadores perjudicados entre rebajas salariales, suspensiones y despidos en todo el país, según el Observatorio contra los despidos de La Izquierda Diario. Y esto parece no terminar. El 70% de la juventud está precarizada y empeoran las condiciones laborales con la pandemia. Dijeron que se terminaba la Argentina de los vivos, pero acá vemos a los miserables, siguen actuando sin piedad. El gobierno en vez de castigarlos, ayuda a Techint, a Blaquier, Clarín y la Sociedad Rural a pagar los sueldos.
Mientras tanto trabajadoras/es, desocupados y a extranjeras les rechazan la IFE y no tienen como darle de comer a sus familias. Los empresarios siempre ganaron. Esta vez, les toca a los y las laburantes.

3) Las muertes en los barrios son evitables. ¡Hay que actuar ya!

Nos mataron a Ramona, a Victor y a Agustín. Les dijeron que no tenían los servicios esenciales necesarios para enfrentar la pandemia. Y no escucharon. Sigue sin haber agua, luz, gas para una calefacción que permita sobrevivir al frío del invierno.Llegaron sanitariamente tarde, pero represivamente temprano. Ahora Sergio Berni, en la Provincia de Kicillof militariza las villas Itatí y Azul. No dejan que nadie se mueva, pero no los vimos actuando de la misma forma en tantos otros barrios donde hay brotes focalizados. No vamos a permitir ni una muerte más. Esto es un crimen social.

4) ¿A donde están, que no se ven?

Los sindicatos están del lado de los empresarios, no con les trabajadores. No nos representan. Pactaron las suspensiones, las rebajas salariales, como bien vimos a la CGT con la Unión Industrial Argentina. Dan la espalda la cruda realidad que se vive en los barrios, no exigen ni siquiera la extensión de la IFE. ¿Y los centros de estudiantes? ¿No organizan a les jóvenes precarizades que estudian en la universidad? En las 13 Facultades de la UBA, conducciones radicales, peronistas y kirchneristas invisibilizan el reclamo de todes les compañeres. Ayudan a mostrar que acá todo sigue con “normalidad” cuando la deserción, en esta crisis, es enorme. ¿Y si en vez de fomentar la “unidad nacional” entre Alberto Fernandez y Larreta abren espacios de participación estudiantil para organizarnos junto a los trabajadores, a los vecinos de las villas, a las mujeres que seguimos reclamando? ¿Y si la UBA en vez de pronunciarse por el pago de la deuda, reclama el desconocimiento soberano por su ilegalidad, y marca como prioridad la urbanización de las villas, la instalación de agua, gas para los barrios vulnerables?

5) Los guiños del gobierno a los empresarios, envalentonan a la derecha

Los propietarios de Nordelta salieron el 25 de mayo pidiendo que se levante la cuarentena. No les alcanzó con que el gobierno pague los sueldos que ellos no quieren pagar. El Congreso no trató el impuesto a sus grandes fortunas, pero ellos tampoco quedaron conformes. Los guiños los vuelven más fuertes. Ahora van por más, que vuelvan sus trabajadores a las fábricas, aunque eso implique contagios masivos. En momentos de crisis sanitaria y social como el actual es necesario más que nunca fortalecer una organización propia de la mayoría de los trabajadores sin representación para que los reclamos de las grandes mayorías se escuchen. En estas últimas semanas se empezó a conformar en distintas provincias de Argentina "La Red", una expresión de la vida y el trabajo de las precarizadas y los precarizados que eran silenciados por los dirigentes de los sindicatos y de los centros de estudiantes. Muchas de ellas son de call center, otros de comercio, de comidas rápidas, monotributistas, trabajadoras domésticas y cuidadoras, trabajadoras de limpieza, algunos tambien recientemente desocupados. Esta red llegó para quedarse y organizar a todos los laburantes y a los que se quedan sin trabajo también. El próximo viernes 29 de mayo también saldrá a la calles la juventud que abrió los ojos y vio hasta dónde puede llegar el virus del capitalismo si no lo destruimos. Salimos a la calle porque es la única alternativa que tenemos los que peleamos por una salida de los trabajadores a esta crisis, que trajo más hambre y miseria, más precarización y muerte para la juventud.

Salgamos a las calles. Si nos quieren precarizados, nos van a encontrar rebeldes.







Temas relacionados

Juventud    /    Precarización laboral   /    Precarizados   /    Crisis    /    Opinión   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO