Política

DICTADURA GENOCIDA Y SUS CÓMPLICES

Error de Carlotto: no se perdona a cómplices de la dictadura

De visita en San Luis, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo fue recibida por el Gobernador Alberto Rodriguez Saa. Un periodista le preguntó qué piensa sobre la carta que el puntano envió en 1978 a Massera pidiendo “castigo ejemplar” para los “subversivos”. Ella ofreció su perdón.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Jueves 26 de julio de 2018 | Edición del día

La noticia rápidamente se hizo eco en todos los diarios de San Luis y también en los nacionales. No es para menos.

En una conferencia de prensa que dio antes de la reunión que sostuvo este miércoles con Alberto Rodriguez Saa –quien la semana pasada se lanzó como uno de los precandidatos a una eventual interna del PJ, para que “gane el que tenga el apoyo del pueblo peronista y el resto acompaña”-, le preguntaron su opinión sobre la carta que en 1978, el actual gobernador, pidiendo castigo ejemplar para algunos “subversivos”, junto con una veintena de autodenominados “vecinos” de San Luis, le dirigió al entonces Almirante Emilio Eduardo Massera. Uno de los genocidas condenados por delitos de lesa humanidad, que fue parte de la primera junta militar, tras el golpe de 1976.

La Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo dijo que estaba en conocimiento de esa carta, pero que “es un pasado, la oportunidad del cambio hay que dársela a todos" y agregó: "si uno guardara esos malos recuerdos, pocos quedaríamos de pie. Muchos han cometido errores y luego han vuelto al redil, y se los ha recibido como a un hijo prodigo".

Es un grave error que comete Estela de Carlotto ya que no se puede, en pos de la “unidad” perdonar y reconciliarse con quienes fueron cómplices de la dictadura cìvico-militar, que ella misma, presidiendo Abuelas de Plaza de Mayo viene denunciando desde hace décadas.

Lo de Rodriguez Saa no fue un “error”

En esa carta dirigida a Massera, se acusaba de “tener vínculos con la subversión” a tres personas: el ex diputado radical Arturo Negri, secuestrado y torturado por doce días en una dependencia del Tercer cuerpo del Ejército, en Villa Dolores –provincia de Córdoba-, a quien fuera diputado justicialista antes del golpe, Alfredo Morel –que en ese momento llevaba dos años como preso político- y a Julio Suárez quien fuera parte del gobierno de San Luis en el período constitucional, militante montonero que se exilió, regresando al país en 1979. Suárez apareció muerto en un supuesto accidente en 1980.

En 2006, según lo declarado por Negri, Vìctor Ortiz, uno de los firmantes de la carta -tal vez arrepentido-, le entregó una copia certificada por escribano público.

Hasta ese momento, Alberto Rodríguez Saa siempre había dicho que eran difamaciones de sus enemigos políticos. En 2009 Negri entrega esa copia al Tribunal Oral Federal de San Luis. Según el ex diputado radical, el actual Gobernador de San Luis, junto al historiador Hugo Fourcade, “eran los ideólogos (NdR: del apoyo a la dictadura) porque querían ser los referentes del partido que quería formar Massera” (NdR: denominado “Democracia Social”).

Todo esto pone de manifiesto la gran equivocaciòn que comete Estela de Carlotto, perdonando a un personaje cómplice de la dictadura, aunque con los años, “mutatis mutandis” el gobernador puntano se diga defensor de los derechos humanos.

No puede ser un “error”, como lo denomina ella, ese accionar cómplice con genocidas que llevaron adelante el exterminio de toda una generación, con el objetivo de imponer un plan económico y liquidar la lucha y organización de una clase obrera que venía enfrentando –con sus propios métodos- a la clase empresarial.

La misma Estela recordará, porque ella fue parte y protagonista de innumerables marchas, donde a la salida de la dictadura, se cantaba: “no hubo errores, no hubo excesos, son todos asesinos los milicos del proceso”.

Perdonar a quienes con su accionar sostuvieron, de una u otra forma, a la dictadura, diciendo que son cosas del pasado, objetivamente abre la puerta para la reconciliación con unas Fuerzas Armadas que hoy el Gobierno de Cambiemos pretende que intervengan en la represión interna.

Como siempre plantearon los organismos de derechos humanos, independientes de todos los gobiernos como el Encuentro Memoria,Verdad y Justicia, y la izquierda: No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.

Podes leer: A las calles contra el plan represivo de Macri y las Fuerzas Armadas







Temas relacionados

Emilio Eduardo Massera   /    Alberto Rodriguez Saa   /    Cambiemos   /    Estela de Carlotto   /    Fuerzas Armadas   /    PJ   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO