Cultura

ENTREVISTA // MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES

Entrevistas en el “Bello Jueves”

La Izquierda Diario visitó el Museo Nacional de Bellas Artes, donde el último Jueves de cada mes de 19:30 a 23 hs se mezcla el patrimonio del Museo con proyectos artísticos contemporáneos en los llamados “Bellos Jueves”. Entrevistamos a Jhanna que junto con Miloo Moya en el beatbox llevaron adelante la visita rapeada de la Sala 19-Santamarina y a Marcos Krämer del Área de Educación del Museo, quien colaboró con ella y estuvo a cargo de la visita guiada en la Exposición Tekoporá.

Miércoles 5 de agosto de 2015 | Edición del día

Marcos, ¿Podés contarnos el vínculo de la Sala 19 del Museo Nacional de Bellas Artes con la desaparición de cuadros en 1980?

M: Respecto de la Sala 19. La historia de la Colección Santamarina donada al museo es muy interesante. Más allá de lo que significa que una familia de ese renombre haya donado en su momento esas obras trascendentales para el arte moderno, es interesante el misterio que rodea a esas obras desde 1980 más que nada porque ese robo de 14 obras y 7 piezas de cerámica china está cruzado por los momentos más nefastos de la historia argentina.

En primer lugar, porque fue robado durante la dictadura militar (con empleados del museo perseguidos, investigados y hasta torturados en la comisaría). El 14 de Abril de 1980 se desestima la sospecha sobre el sereno y el bombero (los únicos dos que estaban en el museo la noche del robo) y se cierra la causa. Lo más curioso es que una de las pruebas fundamentales no había sido agregada: la huella digital sobre la botella de whisky. Más curioso todavía es que, diez años después en 1990 esa prueba fue literalmente tirada a la basura.

En segundo lugar, porque las sospechas recaen sobre la empresa de seguridad de Otto Paladino (Jefe de la SIDE en esos años) y que había sido contratado para hacer seguridad en una muestra de ese año. En tercer lugar, dos años más tarde, en plena Guerra de Malvinas, un fiscal de la Nación pide el expediente y se lo queda durante un mes pero nadie sabe qué hizo con él. Se sospecha que los militares tuvieron un intento de comprar dos fragatas chinas en Taiwan, sitio donde se recuperaron 2 de las 14 obras robadas de las manos de unos traficantes de armas taiwaneses. Esta información está en el libro "Pasaporte al olvido" de Patricia Martín García, quien hizo una exhaustiva investigación al respecto.

Jhanna, contanos sobre los 3 Rap que interpretaste en la Sala Verde

J: El primer tema es sobre la historia de la Sala, que esta involucrada con desaparición de cuadros en el 80, durante el golpe militar. Después algunas de las piezas fueron recuperadas. De alguna forma cuenta como el arte también puede pintarse de sangre, como puede ser mal utilizado en manos equivocadas. En el segundo cuento la vida de Edgar Degas y el tercero es una apreciación mía sobre la pintura de la bailarinas de 1898 “Amarillo y rosa”, donde invito a la gente a volar su cabeza, rompiendo los marcos de la realidad, dejarse llevar por los colores y los movimientos.

Rap de la Sala Verde:
Del siglo diecinueve a finales de este mismo
La propuesta de Courbet sobre su realismo
Julieta tan pequeña, en mi diagonal derecha
Un cuadro innovador rompiendo los esquemas
Los paisajes que se mezclan con técnicas tan nuevas
Corot el propulsor de una vieja escuela.
Captando el movimiento del tren que se atraviesa
El puente de Monet, enfrente nos revela
La nieve tan curiosa de Sisley que se mueve
La cabeza tan resuelta pinceladas que se tejen
Atrás en diagonal una mujer que se aparece
Renoir con su belleza para todos los presentes
Junto a las bailarinas de Degas en las paredes
Una instantaneidad de la vida y sus vaivenes
Casi todo impresionismo menos Edgar que defiende
Del momento independiente su dibujo y sus papeles.

Coro:
Sala verde que se muestra de costado
Ocultando los misterios sobre algunos
Cuadros que se pierden por las noches frías
En busca de volver de volver al rumbo.
En el 80 dicen que se vieron
Cuadros entregados por gente con dinero
Robados y vendidos, ayuda que tuvieron
De gente poderosa, Amigos del museo
En días tan nublado en dictadura cruda
Con gente detenida, torturada en la penumbra
A causa de personas que gobiernan sin mesura
En busca de las armas que en taiwan ya deslumbran
Santamarina sala
El misterio que te cubre
De las paredes cuelga
Dos obras que se viste
Tragedia con silencio
del arte que se sirve
Gauguin con el llamado
Renoir con lo que viste

Coro:
Sala verde que se muestra de costado
Ocultando los misterios sobre algunos
Cuadros que se pierden por las noches frías
En busca de volver de volver al rumbo

Después visitamos la exposición Tekoporá de producciones indígenas y popular del Paraguay que cuenta con 215 obras desde del siglo XVII hasta la actualidad, provenientes del Museo del Barro de Paraguay y otros museos de Argentina como el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, Museo Pueyrredón de San Isidro, Museo de La Plata y Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti. Se exhiben diversos objetos: imaginería religiosa y popular, plumario y gráfica entre otros. En la visita guiada Marcos habla de una muestra conflictiva con la idea de Museo Nacional, donde todas las producciones escapan a la idea de Nación, de Estado.

Marcos, podés contarnos sobre la muestra y el porqué de este conflicto.

M: En cuanto a la muestra "Tekoporá", y como dije en la visita guiada, esa muestra es vital para discutir cosas que el arte popular e indígena tiene, por suerte, todavía encima (lo que lo hace más vivo que el "arte contemporáneo"). No solo estas producciones ponen en tensión cosas que están más adentro de los límites del arte, como por ejemplo: qué es arte y qué es artesanía, para qué sirve el arte, si debe ser útil, etc. También se hace todavía más rica esta muestra porque sabemos que esas preguntas sobre el arte popular e indígena las han hecho y las han contestado lo dueños de la hegemonía. Entonces estas obras contienen dentro de sí mecanismos de procesamiento, de lucha, de re-acomodamiento, de asimilación que nos obligan (como observadores educados en la cultura visual occidental y moderna) a desechar todo tipo de categorizaciones dañinas. El tema del Estado es fundamental para discutir, delante de estas piezas, cómo el Estado que es un signo del capitalismo moderno, ha buscado definir, limitar y homogeneizar memorias y sentimientos colectivos dejando de lado en muchos casos estas obras de arte, y por extensión a estas poblaciones. La imagen más clara está, por ejemplo, en las máscaras Chané que representan rostros con gorras de la gendarmería.

La exhibición Tekopará podrá visitarse hasta el 13 se Septiembre en el Museo Nacional de Bellas Artes
Av. Del Libertador 1473 | C.A.B.A. | Argentina

Sala Sala 40 "Pabellón de exposiciones temporarias"
Horarios De martes a viernes de 11.30 a 19.30
Sábados y domingos de 9.30 a 20.30
Lunes cerrado
Entrada Libre y Gratuita







Temas relacionados

Museo Nacional de Bellas Artes   /    Paraguay   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO