Internacional

CONFERENCIA DE LATINOAMÉRICA Y ESTADOS UNIDOS

[Entrevista] La izquierda brasileña y la Conferencia de Latinoamérica y Estados Unidos

Publicamos la entrevista a Diana Assunção y Edison Urbano, dirigentes del MRT, grupo de la Fracción Trotskista que impulsa Esquerda Diário en Brasil.

Viernes 24 de julio | 23:15

Esquerda Diario de Brasil entrevistó a Diana Assunção y Edison Urbano, dirigentes del Movimiento Revolucionario de Trabajadores de Brasil, sobre la conferencia virtual convocada por el FIT-Unidad de Argentina para el 30, 31 de julio y 1° de agosto.

Te puede interesar:

· El Frente de Izquierda Unidad de Argentina convoca a la conferencia virtual latinoamericana y de los Estados Unidos

· Primeras adhesiones internacionales a la Conferencia Latinoamericana y de los EE. UU. convocada por el FITU de Argentina

¿Qué va a ser la Conferencia de Latinoamérica y Estados Unidos?

Diana: Esta conferencia retoma la iniciativa acordada a principio de año por los partidos del FIT y que fue suspendida por la crisis pandémica. En ese momento, el centro de la discusión eran los procesos de la lucha de clases que atravesaban Sudamérica, con epicentro en Ecuador y especialmente en Chile, lugares donde vimos jornadas revolucionarias, sin olvidar que Francia vivía una importante lucha huelguística de los transportes contra la reforma previsional de Macron, proceso en el que pudimos sentir la centralidad obrera, en sus posiciones estratégicas, para pensar la emancipación social en nuestra época. En Sudamérica vimos también procesos reaccionarios, como el Gobierno de Bolsonaro acá en Brasil y el golpe de Estado en Bolivia. Aun con el reflujo de los procesos de lucha cuyo puntos álgidos fueron Chile y Francia, no es menor la importancia de sacar las lecciones estratégicas, que permitan actuar con el objetivo de transformar la revuelta en revolución, y superar la dilución de la clase trabajadora en la “ciudadanía en general”, por objetivos de presión extrema. Sin embargo, es imposible discutir esas lecciones por fuera del enorme proceso de lucha antirracista de Estados Unidos, que vio las mayores protestas de la historia de ese país, 26 millones de personas en las calles en un mes según el The New York Times, contra la policía que asesinó a George Floyd y el racismo estatal, no solo el del reaccionario y xenófobo Donald Trump, sino también el del Partido Demócrata. Hicimos en la Fracción Trotskista un acto internacionalista el 11 de julio en solidaridad con el proceso estadounidense. El apoyo de masas a la lucha del pueblo negro en Estados Unidos se conecta con el creciente descontento y desesperación de las masas, por el efecto combinado de la pandemia y una profunda recesión. Sobre esta base, las corrientes de la izquierda argentina retomaron la iniciativa para debatir sus convergencias y divergencias con el objetivo de verificar las posibilidades de abrir camino a la urgente construcción de partidos revolucionarios a nivel nacional e internacional para enfrentar la crisis capitalista y sus efectos.

Edison: Exacto, y eso que dice Diana es importante para que no separemos la revuelta antirracista de Estados Unidos de los procesos más profundos de la crisis económica mundial, que fue agravada por la pandemia del Covid-19. La pandemia puso de manifiesto el antagonismo existente entre la salud y la vida de la clase trabajadora y las mayorías populares, por un lado, y el sistema capitalista por otro. Los rescates multimillonarios privilegiaron el rescate del capital, dejando a millones merced de la crisis sanitaria y el hambre, obligados a trabajar con el riesgo de morir por el virus, o perder el empleo. El mundo camina hacia una depresión, solo comparable a la posterior al crack de 1929. La OIT ya habla de 480 millones de desempleados. El rescate a los grandes empresarios, bancos y multinacionales pretende ser financiado con más ajustes, despidos, miseria creciente, desigualdad social y desastre ambiental sin precedentes. Estamos ante una crisis de fondo del capitalismo que hunde sus raíces en la gran recesión de 2008. Para la Fracción Trotskista, de la que hace parte el MRT de Brasil junto al PTS de Argentina y organizaciones de Estados Unidos, Chile, México, Bolivia, Perú, Venezuela, Uruguay, Costa Rica, Francia, Estado español, Alemania e Italia, la Conferencia es una oportunidad para discutir con otras corrientes de la tradición trotskista la necesidad de establecer, además de nuestras diferencias, cómo podemos actuar en común en este período para hacer que sean los capitalistas y no los trabajadores los que paguen la crisis. Rescatando la política de Frente Único de los Trabajadores contra las burocracias sindicales, para golpear como un solo puño los ataques de los capitalistas contra los negros y los trabajadores, consideramos fundamental dar pasos para organizar una Conferencia Internacional que abarque las corrientes de la izquierda de todo el mundo, para discutir los marcos programáticos y estratégicos dela reconstrucción de la IV Internacional, con toda la actualidad de las ideas de León Trotsky, en vísperas del 80 aniversario de su asesinato por la contrarrevolución stalinista.

¿El MRT va a participar de las mesas de debate con la izquierda en Brasil?

Diana: Sí, el MRT va a participar de la mesa sobre Latinoamérica y en el plenario final de la Conferencia. Los desafíos son enormes a nivel mundial, por eso invitamos a la izquierda que se reivindica clasista, el movimiento obrero combativo, la juventud que se rebela, el activismo feminista y ambiental, y la intelectualidad engajada, a conocer las discusiones de esta Conferencia para debatir las bases que se necesitan para luchar bajo las banderas de la independencia de clase, por gobiernos de trabajadores y por la unidad socialista de América Latina. En Brasil queremos discutir abiertamente con la izquierda brasileña que reivindica el trotskismo esa necesidad. Debatimos no solo con las corriente que en Brasil son parte de las organizaciones que integran el FIT-U como la CST (ligada a Izquierda Socialista), Alternativa Socialista (ligada al MST argentino) con quienes vamos a conversar, sino también entramos en contacto con otras organizaciones de la izquierda brasileña como el PSTU, el MES y corrientes del Bloco de Esquerda Radical del PSOL, para presentar la convocatoria de la Conferencia del FIT-U, y debatiendo su contenido, discutir la importancia de la participación en esta iniciativa internacional. Vamos a transmitir estos debates en la Red Internacional La Izquierda Diario, impulsada por la Fracción Trotskista, en 14 países y en 8 idiomas.

Edison: Sí consideramos que primer orden esta iniciativa de llamado a las corrientes de la izquierda que reivindican al trotskismo para que sean parte de esta discusión. Aquí en Brasil tenemos el desafío de superar la fragmentación de la izquierda sobre bases de principio del socialismo, y preparar la construcción de un partido revolucionario de los trabajadores que supere al PT y sus burocracias, grandes obstáculos para enfrentar la extrema derecha y el régimen golpista. No es un objetivo simple, pero es prioritario si el objetivo de destruir el capitalismo no es solo palabras al viento. Además, esta Conferencia tiene el mérito de acercar nuestros debates, en un año electoral, a los métodos y el programa del Frente de Izquierda de Argentina. Es un frente de independencia de clases, con un programa para que los capitalistas paguen la crisis y que defiende abiertamente un gobierno de los trabajadores de ruptura con el capitalismo, con un fuerte trabajo militante en el movimiento obrero, en el de mujeres y en la juventud de ese país. Es el principal ejemplo de un frente político independiente en el mundo, que enfrenta todas las variantes patronales, incluso las llamadas “progresistas” (como el peronismo/kirchnerismo argentino), que con Alberto Fernández aplica ajustes contra la población trabajadora para pagar la deuda pública. En Brasil estamos asistiendo al surgimiento de Frentes Amplios de todo tipo, que en nombre de “enfrentar a Bolsonaro” buscan subordinar a los trabajadores al programa de la derecha golpista. También frentes “para enfrentar al fascismo” con partidos como el PT, que administraron el capitalismo brasileño durante 13 años y son responsables por que hayamos llegado a la actual situación. El PSOL está realizando alianzas con el PT, sin hablar de partidos burgueses como el PDT y PSB. Tanto mayor es la importancia de una Conferencia convocada por el Frente de Izquierda en Argentina, ya que en Brasil este ejemplo de independencia de clases y parlamentarismo revolucionario es clave.

La situación brasileña será uno de los debates importantes en la Conferencia.

Diana: Sí, por eso también seguiremos debatiendo cuál es la salida política a la crisis en Brasil, que en nuestra visión no puede ser la de buscar salidas dentro de este régimen del golpe institucional como defiende la mayoría de la izquierda como el impeachment o incluso nuevas elecciones. Hay que luchar para tirar abajo a Bolsonaro y a Mourão pero no para cambiar solo los jugadores sino las reglas del juego, por lo tanto imponiendo con la fuerza de la movilización una Asamblea Constituyente Libre y Soberana con la autoorganización de las masas para hacer valer la soberanía popular. En este proceso nosotros defenderemos la necesidad de avanzar hacia la lucha por un gobierno de los trabajadores de ruptura con el capitalismo.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO