Cultura

MÚSICA // CUMBIA SANTAFESINA

[Entrevista] Juan Carlos “Caíto” Denis y la cumbia santafesina

“Juan Carlos Denis y su Bohío” se prepara para su gran noche el próximo domingo 23, en el teatro San Martín de Santa Fe. LID entrevistó a Juan Carlos “Caíto” Denis, hijo del gran precursor de la Cumbia con guitarra (J. C. Denis padre) y vocalista del grupo.

Sábado 22 de abril | Edición del día

“Juan Carlos Denis y su Bohío” se prepara para su gran noche el próximo domingo 23, en el teatro San Martín de Santa Fe. LID entrevistó a Juan Carlos “Caíto” Denis, hijo del gran precursor de la Cumbia con guitarra (J. C. Denis padre) y vocalista del grupo.

La charla giró en torno al pasado, presente y futuro tanto de la cumbia santafesina como del conjunto que integra junto a su padre, su hermano Franco Denis y Alexis Tonelli.

¿Cuál es el concepto y las expectativas del nuevo CD “Autoridad”?

  •  El disco Autoridad es un disco que grabamos en el 2016 durante todo el año. Fue un proceso muy lento. Un disco que prácticamente no sabíamos si iba o no a salir, y cuando ocurrieron algunas cosas en noviembre, octubre del año pasado que realmente conmovieron al grupo, decidí producirlo yo solo. Ya estaba la grabación hecha, había que mezclar nada más, y estaba ahí en stand by y no iba a salir, prácticamente. Hasta que ocurrieron algunas cuestiones que tienen que ver con la ausencia de mi viejo en la Fiesta de la Cumbia –una verdadera exclusión que hubo de su persona-y yo me decidí a producirlo y sacarlo yo. El disco salió por un intento de producción mía y, bueno, terminó saliendo bien; como podría haber salido todo mal.

    Terminó siendo un buen diseño, un disco aceptado, una producción que vendió y también terminó siendo un potencial de una nueva canción que es “Enséñame” que venimos difundiendo bastante desde hace tres meses y que es probablemente la canción que queremos fortalecer este año.

    ¿Cómo se prepara el grupo para el teatro?

  •  El teatro surge en realidad como consecuencia del disco. En diciembre vemos que el trabajo con el nuevo disco se duplicó, y hoy por hoy, en marzo, ya se triplicó. Entonces en diciembre, ante el duplicado de trabajo, le digo a mi papá que tenía muchas ganas de hacer un teatro, no por cuestiones sentimentales -no porque nosotros funcionemos por sentimiento dentro de la familia-, sino porque lo veo como un potencial de publicidad muy grande.

    Me parece que el teatro no tiene que ser un lugar donde se gane mucho dinero, para nada, porque casi todos los músicos “salimos derechos” con los teatros, y tampoco tiene que ser algo sentimental, como decir “tiene que hacer un teatro porque se lo merece” y todas esas cosas como esas porque ningún músico piensa así; todos te lo dicen, pero ninguno piensa así.

    En realidad el teatro ese es un potencial de publicidad; es decir, vos con el teatro vas a tener mucha más publicidad. Y mi viejo me dijo “bueno, yo te pongo dos condiciones: la primera que lo organices de punta a punta vos, o sea, que no se meta nadie en la organización; y la otra, que es la más importante de las condiciones que me dio, es que no quería a ningún músico anterior en el escenario, o sea, no quería ningún invitado. Condición con la cual estuvimos de acuerdo mi hermano Franco y yo, y el resto de los integrantes del grupo también. Así que con esas dos condiciones armamos el teatro y ahí estamos expectantes de ver qué convocatoria podemos tener.

    ¿Existe la posibilidad de que hagan algún teatro de zona Sur próximamente, teniendo en cuenta que en esa zona de la provincia de Buenos Aires se radica un nutrido número de seguidores?

  •  La verdad es que no forma parte de los proyectos de los próximos tres o cuatro meses; no hay ninguna propuesta y las que llegaron mi viejo las rechazó. La semana pasada hubo una y hace un mes hubo otra y decentemente como siempre dijo que no estaba interesado y ya está. No es algo que sea tan escandaloso. Nuestro farol hoy está puesto acá. El potencial comercial que tiene nuestra ciudad y la cercanía sobre todo, el estar cerca de los bailes, de los teatros, hace de Santa Fe un mercado muy grande de cumbia y potencialmente mucho más rentable y también mucho más seguro. Entonces hay que ser inteligentes también.

    ¿Cómo sobrellevan el trabajo de ser sus propios productores?

  •  Ser productor propio es por un lado una bendición muy grande y por otro es un problema. Lo que tiene que lograrse es que las bendiciones superen a los problemas, y eso es cuestión de tiempo. No se puede superar de la noche a la mañana. Significa que primero hacés literalmente lo que se te cante en todo. La tapa del disco la elegís vos, la calidad del disco que vas a vender también, la cantidad que comprás, el estudio donde grabás, las canciones que elegís -o en este caso que son 10 canciones propias las elegís vos-, o de las 15, 20 que tenés compuestas decidís la canción que va a quedar; no hay nadie que se meta en absolutamente nada porque es excluido para siempre.

    Alguno que quiera opinar se lo mira con tono de relaje porque así funcionamos. Por ahí aparece uno que dice “porque no graban de vuelta NO TE VI CRECER”, y a esta altura de la cuestión mi viejo y mi hermano lo miran con cara como “cambiame de tema”. Esas son las ventajas que uno tiene como artista independiente, hacer realmente lo que quiere.

    Por ejemplo estamos especulando con lanzar un nuevo CD en 2019 o 2020. Vos te imaginas si tenemos un productor que tiene ganas de vender y ganas de seguir comercialmente con todo, te obliga a hacer uno por año. Esas serían las bendiciones. También la cuestión de venta del grupo lo hacemos nosotros. Si mi viejo no cree que sea conveniente ir a Bs. As. no se va. Si no cree que es conveniente ir a Bolivia no vamos. Eso es lo bueno, el hecho de que uno hace y toca donde quiere. No tenés ningún tipo de obligación. Digo porque durante muchísimos años vivimos con obligaciones. Al tener manager vos tenés obligaciones y haces cosas que no querés.

    Ahora, lo malo de ser independiente es que al no pertenecer quedas excluido de muchas cosas. Por ejemplo de la Fiesta de la Cumbia. Una decisión independiente de mi papá hace que no esté ahí adentro porque si vos analizas las oficinas, las grillas funcionaron por oficinas; o sea, las oficinas metieron todos sus artistas. Las radios fuertes de Santa Fe metieron todos sus artistas, no faltó ninguno; incluso los artistas que no eran de gran renombre. Nosotros al estar solos no tenemos el peso de una oficina y el peso de una radio que nos apoye.

    Acá hay lugares en Santa Fe donde no vamos a tocar nunca porque no pertenecemos a determinada radio u oficina. Entonces vos te das cuenta que ese lugar lleva grupos tremendamente más caros que Bohío, y tremendamente más baratos que Bohío, con muchísimos más o muchísimos menos éxitos que Bohío, pero a nosotros no nos llevan. ¿Por qué? Porque somos independientes. Si pertenecieramos, no pasaría eso. O sea, te ocurren cosas malas que son desde pavadas como por ejemplo que ponen grande en un afiche el nombre de un grupo que pertenece a la oficina del evento y chiquitito a nosotros, hasta cosas sumamente graves como excluirte del trabajo.

    Pero también son las consecuencias de ser independiente. Si vos arreglás con esas oficinas tocas en todos lados, pero después te eligen los discos que vos tenés que grabar, las canciones que tenés que hacer, te explican, como si uno no supiera, cómo tenés que tocar, y tenés que bancarte cosas que en otros tiempos nos llevaron incluso a situaciones muy desagradables.

    ¿Cómo ves el futuro de la cumbia con guitarra, cultivada por una minoría con respecto a la cumbia con acordeón?

  •  Está muy relacionado con lo que te dije recién. Los grupos de cumbia con guitarra son todos independientes, casi ninguno pertenece a las oficinas, algunos grupos pertenecen en Bs. As., a managers, pero en lo que corresponde a los grupos de Santa Fe, la cumbia con guitarra está muy excluida de las radios.

    Hay muchos grupos de Santa Fe que les cuesta mucho sobrevivir porque para que vos suenes en las radios tenés que disponer de muchísimo capital porque tenés que invertir en publicidad radial, afiches, televisión, y eso sale mucho dinero.

    Entonces es muy difícil que la cumbia con guitarra, que no es rentable para más del 50% de los grupos, que solamente es rentable para los grupos que todos conocen, que sobreviva.

    Eso sería desde el punto de vista comercial. Desde el punto de vista cultural, es mucho peor, porque la gente a nivel nacional asocia cumbia con diversión, y eso no lo podes erradicar más, porque el acordeón vos hacés dos teclas, ¡dos eh! -enfatiza-, y ya la gente sale a bailar. Y soy literal. En cambio en la guitarra, para que tengas ganas de bailar es casi imposible porque es un instrumento melancólico. Entonces yo creo que esa batalla la vamos a perder siempre, esa batalla cultural digamos, la de la cumbia con guitarra como aburrida y la cumbia con acordeón como agradable. Entonces nosotros ante esa batalla perdida lo que tenemos que tratar de hacer es de sobrevivir; que por lo menos no vuelva a ocurrir que sobre 30 grupos que hubo en la Fiesta Nacional de la Cumbia el 10 %, 3, sean de guitarra, y el 90 %, 27, sean de acordeón.Tenemos que tratar de ver si eso se puede nivelar un poco. Pero yo creo que está muy, muy difícil la situación y obviamente el acordeón es cada vez más fuerte.








    Temas relacionados

    Juan Carlos “Caíto” Denis   /    Cumbia santafesina   /    Música   /    Cultura

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO