Política

México

México

Entre la entrega al imperialismo y la miseria del pueblo

Segundo informe de gobierno de Enrique Peña Nieto

Bárbara Funes

México D.F |

Miércoles 3 de septiembre de 2014 | Edición del día

Con la entrega de los recursos energéticos y Pemex al imperialismo como marco, y el apoyo del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el congreso, Enrique Peña Nieto dio su segundo informe de gobierno. Mientras tanto las familias mexicanas sufren el deterioro brutal de los salarios, que no cubren el valor de la canasta básica.

Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, fue el encargado de entregar este informe a los legisladores. Presidían las mesas directivas de las Cámaras Silvano Aureoles Conejo y Miguel Barbosa Gutiérrez, ambos perredistas, todo un gesto de connivencia con el PRI y el PAN.

El PRD hace unos años constituía el sostén “por izquierda” del régimen. Luego de su participación en el Pacto por México junto al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al PAN, y su apoyo a las reformas estructurales –la energética, la educativa, la laboral, la de telecomunicaciones– su figura se desdibuja como alternativa popular.

El informe de Peña Nieto presenta cinco ejes: México en paz, México incluyente, México con educación con calidad, México próspero y México con responsabilidad global.

Destaca la cínica reivindicación de trabajar por un “México próspero” con la reciente aprobación de la reforma que entrega los hidrocarburos a las trasnacionales, que implica una subordinación mayor del país a los designios de los capitales extranjeros, un aumento en la precarización laboral y una ofensiva contra la organización sindical de los trabajadores.

Al mismo tiempo, en los estados de Oaxaca, Guerrero y Jalisco tuvieron lugar protestas contra el segundo informe de gobierno.

Crecen el desempleo y la subocupación

Tan sólo en las regiones urbanas, en el segundo trimestre de este año existen 1.543.000 desempleados, 5,8%, según datos oficiales. Para el mes de julio, llegó al 6,8% de la PEA.
Respecto a la subocupación –que comprende a aquellas personas que necesitan otro trabajo o más horas de labor para completar un ingreso para sobrevivir–, en el segundo trimestre de este año, la tasa llegó a 11,8%, lo que representa alrededor de 4 millones de personas.

Se hunden los salarios

La canasta básica diaria cuesta $184,96: se necesitan 22 horas de salario mínimo (que ronda los $65 diarios) para poder comprarla. En el segundo trimestre, el ingreso laboral de entre uno a dos salarios mínimos, ya descontada la inflación fue de aproximadamente $1.516,30. Se busca mano de obra y productividad “a la china” para atraer inversiones.

Según encuestas, 6 de cada 10 mexicanos no aprueban la gestión económica del presente sexenio. No hay tendencias al crecimiento económico, no crece el empleo y la pobreza estructural aumenta.

Refuerzo del aparato represivo

Hoy, en el Palacio Nacional, Enrique Peña Nieto anunció la puesta en marcha de las reformas estructurales, junto a un reconocimiento especial a las Fuerzas Armadas, y la recién creada Gendarmería, un cuerpo policial cuyo fin es garantizar “los ciclos productivos” de los grandes empresarios.

Son esas fuerzas represivas las que detienen, desaparecen y torturan a quienes participan en mítines contra las reformas estructurales o contra los proyectos que dañan el medio ambiente, mientras pactan con algunos cárteles de la droga para estabilizar. Tan sólo en los dos primeros años de gobierno de Enrique Peña Nieto, se reportan hasta el momento 22 mil desaparecidos.

En medio de este ataque patronal, el descontento crece y, aunque se expresa aun de manera pasiva, puede brotar de manera espontánea. ¿Será por eso tanto autoritarismo y tanta Gendarmería?







Temas relacionados

Internacional   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO