Internacional

ESTADO ESPAÑOL

Entra en vigor la Ley de Transparencia del Partido Popular

El miércoles 10 de diciembre ha entrado en vigor la Ley de Transparencia impulsada por el Partido Popular, presentando además el portal de transparencia del Gobierno. La Ley fue aprobada hace más de un año con el apoyo de los grupos parlamentarios de Convergencia i Unió -CiU- y Partido Nacionalista Vasco - PNV-.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Jueves 11 de diciembre de 2014 | Edición del día

Fotografía: Reuters

Los casos de corrupción “Gürtel” y “Bárcenas” con sobresueldos destinados a miembros del Gobierno y del Partido Popular provenientes de una “caja b” del propio tesorero del PP y la respuesta de indignación de los sectores populares y de la mayoría de los movimientos sociales, sin duda fueron el detonante para que el Gobierno se viera obligado a elaborar una Ley de transparencia que frenara parte del desprestigio gestado.

Este portal electrónico que presenta el Gobierno del PP es la herramienta escogida para intentar neutralizar una parte de los sectores sociales que venían reclamando mayor transparencia sobre el conjunto de las administraciones oficiales.
El portal pone a disposición toda la información a través de tres pilares fundamentales: institucional -los datos relativos a los ministerios y su funcionamiento-, normativa -leyes en elaboración, en vigor y otra documentación legislativa- y económica -presupuestos, retribuciones, contratos y subvenciones-.

A simple vista, el portal parece dirigirse en el mismo sentido que el de otros países de la Unión Europea o Estados Unidos. Sin embargo una vez se accede al sitio web, las dificultades y por encima de todo las carencias informativas, hacen acto de presencia.

Desde el momento en que se accede al primer menú, uno puede comprobar lo encriptado del sistema con un lenguaje técnico, dificultando el objetivo de prestar la información deseada.

Pero lo más preocupante es que algunos de los apartados mayormente reclamados por los sectores populares, son algunos de los puntos de mayor opacidad en el propio portal, girando en dirección diametralmente opuesta a estas demandas.
La información sobre los bienes inmuebles propiedad del Estado aparece de forma incompleta y con códigos que no especifican su origen. Y en el caso de las subvenciones a partidos políticos, la información se limita a un listado sin opción de exportar a un ordenador para manejar la información y contrastar con otras bases de datos.

En el apartado ministerial, el rompecabezas es de envergadura, ya que si bien aparecen los organigramas de todos los ministerios, estos no incluyen los nombres. Para acceder a la información de los miembros hay que dirigirse al apartado de currículums de altos cargos, pero como los organigramas tampoco se pueden exportar, se hace complejo cruzar la información de ambos apartados.

En cuanto a los sueldos, el portal indica el ingreso mensual percibido por los diferentes cargos públicos de mayor rango, pero obviando el nombre del titular, es decir que las retribuciones vienen indicadas por cargo.

Y en referencia a las “puertas giratorias”, el portal permite consultar quien da el salto de la institución pública a los puestos de consejos de administración en empresas privadas, pero no permite consultar el informe que da el beneplácito a dicho cambio.
Pero ahí no acaba el despropósito, hay que esperar al menos 30 días para que el Estado responda a la solicitud de información y saber si es posible contestar a la información recibida.

Por otra parte, según el organismo canadiense Centro de la Ley y la Democracia, la Ley de Transparencia del Estado español se sitúa en el puesto 64 del ranking, muy lejos de otros referentes.

En definitiva, esta es la Ley y el mecanismo que el Gobierno pone a disposición para intentar sanear su propia imagen. Un sistema que no facilita ni resuelve en absoluto las demandas de transparencia que reclaman los sectores populares, y que afecta a todo el engranaje institucional del Estado.







Temas relacionados

Corrupción   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO