Política

OTRO NIETO RESTITUIDO

Enorme alegría por haber recuperado al Nieto 128

Enorme emoción por la recuperación del Nieto 128. Cada Nieto y Nieta que recuperamos gracias a la lucha, nos llena de fuerzas para seguir buscando a todos los que faltan y también para que todos los responsables del genocidio estén donde deben estar: en cárcel común y efectiva.

María Victoria Moyano

Nieta restituida por Abuelas de Plaza de Mayo - Referente del CeProDH

Viernes 3 de agosto | Edición del día

Hoy Abuelas de Plaza de Mayo anunció la restitución del Nieto 128. Para quienes logramos restituir nuestra identidad gracias a la lucha, cada hermano y hermana que encontramos es un triunfo contra la impunidad y un homenaje a nuestras madres, nuestros padres, y cada uno de nuestros 30.000 compañeros y compañeras.

El Nieto 128 es Marcos, que nació el 9 de junio de 1976 y en noviembre de ese año su madre, él y su hermano Ismael fueron secuestrados durante un operativo ilegal de las fuerzas de seguridad en la capital provincial. Los niños fueron llevados a una casa quinta en la localidad de Tafi Viejo, de la que Ismael escapó mientras que el bebé quedó con sus captores. Desde entonces no se veían.

Marcos Eduardo Ramos es hijo de Ismael Amado Suleiman y de Rosario del Carmen Ramos, quien había nacido en Santiago del Estero en octubre de 1948, fue militante del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores) y a los 28 años, fue secuestrada estando embarazada en la localidad de San José, Tucumán. La mantuvieron cautiva durante semanas hasta que fue liberada y tres meses después fue desaparecida.

Marcos es el segundo nieto restituido en la provincia de Tucumán y como se dijo desde la institución: "su caso es parte de la comprobación del capítulo local de un plan sistemático de desaparición de niños y niñas. La restitución de Marcos “debería contribuir a acabar con el negacionismo, la justifición y el olvido que subsiste en parte de la sociedad".

La búsqueda

Ismael Ramos, hermano de Marcos, fue quien inició la búsqueda en 1999, cuando se acercó a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) y contó que en el ’76 había sido secuestrado con su hermano y su madre, y que “nunca más había sabido de ellos”. Luego, en 2013 se recibió una denuncia que daba cuenta de la existencia de un joven que era hijo de desaparecidos, apropiado por una persona que estaba imputada por delitos de lesa humanidad en Tucumán, cuya identidad aún no fue revelada.

Cabe mencionar que en Tucumán no sólo la gran mayoría de los militares, la Policía y demás fuerzas continúan impunes, sino que los empresarios azucareros brindaron abiertamente su apoyo a la dictadura.
Camilo uno de los hermanos de Marcos dijo en la conferencia de hoy: “Para mí es la restitución del amor no vivido hace 42 años”. Imposible no sentir en lo más profundo sus palabras, 42 años de lucha, de búsqueda, que continuarán hasta encontrar a los cientos que aún hoy nos faltan.

Que hayan pasado tantos años y que aún no hayamos podido recuperar a todos y todas demuestra que todos los gobiernos constitucionales, sus instituciones y en especial el poder judicial, han garantizado la impunidad y han intentado de distintas maneras la reconciliación con las Fuerzas Armadas.

La restitución de Marcos es un gran paso que nos encuentra luchando contra el decreto de Macri porque no queremos militares en la calle, también por justicia para Santiago, y todas las víctimas de la represión estatal y acompañando a los trabajadores contra los despidos y la persecución, como los del Astillero Río Santiago, Télam, con los docentes y la comunidad educativa por las terribles muertes de Sandra y Rubén, que no son una tragedia, porque el ajuste mata.

Por eso estoy convencida de que la lucha contra la impunidad, la represión, el ajuste y por encontrar a los que faltan tenemos que darla en forma independiente del Estado y de todos los partidos patronales, que han demostrado a los largo de todas estas décadas qué intereses defienden.

Hoy durante el anuncio Estela Carloto dijo: "Somos pocas las que vamos quedando, acá hoy somos cuatro Abuelas, algunas ya no están, otras por cuestiones de salud, por eso los jóvenes tienen que continuar. Mientras tengamos vida vamos a seguir luchando por recuperar a los cientos que faltan".

Nosotros seguiremos el camino de nuestras madres, nuestros padres y nuestros 30.000 que estarían hoy luchando igual que nosotros.

Están PRESENTES en cada una de las luchas de hoy, que en definitiva son para las generaciones que vendrán y por eso para ellas también es fundamental la pelea por encontrar a todos los Nietos y Nietas que nos faltan, y también por el juicio y castigo en cárcel común, perpetua y efectiva para todos y cada uno de los genocidas.

Bienvenido Marcos

30.000 Compañeros y Compañeras Detenidos Desaparecidos: PRESENTES! AHORA Y SIEMPRE







Temas relacionados

Nietos recuperados   /    Abuelas de Plaza de Mayo   /    Genocidio   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO