Mundo Obrero Venezuela

POR UN SALARIO DIGNO AL NIVEL DE LA CANASTA FAMILIAR

Enfermeras y docentes de universidades protestan por los miserables salarios

Este lunes se hicieron sentir con su lucha las enfermeras y los enfermeros de la mayoría de los hospitales, también salieron los profesores universitarios. Es la hora de unificar todas las luchas que se libran peleando por un salario digno al nivel de la canasta familiar.

Lunes 25 de junio | 22:41

Las enfermeras y enfermeros, además de docentes de las universidades públicas, protestaron este lunes en Caracas y en el interior del país por la burla que son sus salarios pues lo que devengan no les alcanza para subsistir en medio de una crisis sin precedentes que ha pulverizado el poder de compra.

Agobiadas por la crisis económica, las enfermeras se declararon en paro indefinido hasta que el gobierno de Maduro ajuste los sueldos del personal de salud. Así médicos, enfermeros y personal del Hospital General Dr. José Ignacio Baldó, conocido popularmente como “El Algodonal”, de la Maternidad Santa Ana, del hospital Luis Razetti, del Hospital Universitario, del J.M. de Los Ríos, del Pérez Carreño, del Periférico de Catia, del Hospital Pediátrico Elías Toro, entre otros hospitales, protestaron por los pulverizados salarios.

Pero además de los principales hospitales de Caracas, la protesta se hizo sentir en el interior del país, como los ubicados en los estados Lara, Mérida, Trujillo, Portuguesa, Falcón, Aragua y Carabobo, entre otros, fueron escenario de manifestaciones en las que los enfermeros pidieron salarios que les alcancen, al menos, para comer.

En medio de esta jornada de protestas, Maduro, anunció la destitución del ministro de Salud, Luis López, cargo en el que designó Carlos Alvarado. Se trata del octavo ministro de esta cartera desde que Maduro llegó a la Presidencia en 2013, por tanto, no duran ni siquiera los ocho meses, y desde entonces hasta ahora, el sistema sanitario del país ha sufrido un colapso que se traduce en hospitales en crisis, falta de medicamentos y problemas de infraestructura.

La mayoría de los medios recogían declaraciones de las enfermeras y enfermeros en las protestas que se desarrollaban frente a los hospitales. En las afueras del Hospital de Niños J.M de Los Ríos, enfermeras paralizaron el tráfico exigiendo además de un salario digno y mejores condiciones de trabajo. Una de las enfermeras de este hospital denunciaba que "antes podía comprar comida, podía llevar a mi hija al cine, podía comprarle los útiles, podía comprarle la merienda, podía viajar, cosa que no puedo hacer ahora".

La representante del Sindicato Hospitales y Clínicas Mayerling Méndez, obrera del hospital del oeste de Caracas El Algodonal, declaraba que "las camareras no tienen material de limpieza" para realizar su trabajo y que son los mismos familiares de los pacientes los que les llevan los productos. Agregando que "te presionan porque tienes que venir con el uniforme impecable, pulcro, pero cómo compramos jabón, una bolsa de jabón vale 6.000.000 de bolívares y nosotros ganamos 500.000, es una burla y una falta de respeto".

Así mismo los trabajadores de la salud denunciaban que “los pacientes no tienen comida, los ascensores no funcionan". La representante sindical de El Agodonal, antes indicaba, insistía en que "la comida de los pacientes es una arepita sola, es pasta sola, es arroz solo, no tienen nada los pacientes para comer aquí en el hospital, no hay medicamentos, no hay insumos, aquí no hay nada". Una enfermera del Hospital Universitario de Caracas, también denunciaba que “con el sueldo mínimo mensual (Bs.3.000.000) que aumentó el Presidente solo se puede comprar este pote de mantequilla”.

Entretanto, también este lunes a nivel nacional docentes universitarios de al menos 19 universidades públicas, entre autónomas y experimentales se unieron al paro de profesores universitarios de 24 horas convocado por la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV), en demanda de mejoras salariales y han anunciado que harán más actividades de protestas a lo largo de la semana hasta lograr que el Gobierno de Maduro atienda la situación.

Los profesores denuncian que "es imposible hoy que un profesor universitario, un obrero, un empleado pueda mantener a la familia (...) le estamos pidiendo al Gobierno nacional unos salarios dignos". Las universidades, denuncian los docentes, tampoco cuentan con los materiales básicos para su funcionamiento, y sufren además de las fallas en servicios básicos de luz y agua.

Luchemos por un salario digno al nivel de la canasta familiar

Como vemos, frente a esta situación catastrófica económica imperante, donde son los trabajadores y el pueblo pobre los que venimos pagando la crisis, así como las enfermeras y profesores que han salido a luchar este día por un salario justo y mejores condiciones de trabajo también de otros sectores vienen peleando por esta demanda, tal como lo hemos visto recientemente con los médicos y personal de la Misión Barrio Adentro, los trabajadores de Corpoelec, entre muchos otros.

Pero estas luchas no se pueden seguir dando por separado. Día a día vemos distintas peleas que se libras, y todas por la misma demanda, un salario digno, mejores condiciones de trabajo y contratos colectivos justos. Es necesario unificar todas estas peleas que se vienen dando en separado, vencer el aislamiento, luchar juntos para ser más fuertes y poder conquistar nuestras demandas, como es un salario digno al nivel de la canasta familiar.

Hoy más que nunca se plantea la necesidad de coordinar y centralizar las luchas para resistir mejor, golpear con un solo puño y conquistar nuestros derechos, levantando un programa obrero para pelear. Basta de que sea el pueblo trabajador el que siga pagando esta brutal crisis que el gobierno y los empresarios descargan sobre nuestras espaldas.

Te puede interesar: ¿Qué demandas de la clase trabajadora ante la situación actual del salario?






Comentarios

DEJAR COMENTARIO