Política Chile

POLITICA

Encuesta CADEM: Piñera, inmigración y la agenda reaccionaria

La encuestas muestran una imagen de aprobación hacia la agenda represiva del presidente, sin embargo ¿que esconden las estadísticas?

Edson Elgueta

Valparaíso, Chile

Martes 17 de abril

La última encuesta CADEM arrojó nuevas cifras que escudan la agenda reaccionaria que ha venido implementando durante los últimos meses el gobierno derechista del presidente Sebastián Piñera. En ellas dos ejes se traslucen, haciendo parecer una tendencia ascendente hacia la aprobación líneal por parte de la sociedad chilena en distintas materias. La primera, una creciente aprobación del mandatario en 5 puntos, alcanzando un 60% y la segunda, la aprobación hacia las medidas restrictivas contra los inmigrantes en un 75%. Sin embargo ¿qué es lo que expresa tales cifras?

La agenda reaccionaria del gobierno ¿en ascenso?

Hemos visto durante las últimas semanas como el gobierno ha perpetrado una serie de ataques en contra de las conquistas parciales conseguidas por los movimientos sociales desde el 2011. La reimplantación del lucro dentro del modelo educativo, la “objeción de conciencia” como una límite directo a las miles de mujeres que entran dentro de las tres causales de la ley de aborto, y el racismo entre inmigrantes de primera y segunda categoría han sido algunas de las tantas medidas instaladas por Piñera y su séquito ministerial. Sin embargo esto se encuentra lejos de un clima armonioso y de aceptación de tales políticas, ya fijándose las primeras marchas del 19 y 22 de abril. Una en contra del retroceso en la educación pública, y la otra retomando la lucha en las calles por el sistema de pensiones, dos temas de los cuales Piñera hizo jactancia durante el periodo de elecciones, y que hoy termina siendo papel mojado.

El racismo y la xenofobia que busca instalar el gobierno

En estos últimos días, no cabe duda que una de las principales ofensivos que ha buscado instalar el gobierno es su sello xenofóbico en contra de inmigrantes, y en particular los haitianos tratando de crear la imagen del “inmigrante bueno” y el “inmigrante malo”, que según su propio discurso es la diferenciación de quienes vienen a aportar con su trabajo al país, distinto de los que vienen a delinquir. Parece un poco raro tomando en cuenta las diferencias en el visado por ejemplo entre inmigrantes venezolanos, bajo el nombre de “visa de responsabilidad democrática para inmigrantes venezolanos” e inmigrantes haitianos. En el primero los venezolanos que ingresen como turistas no necesitan visa y la permanencia es de 90 días, muy distinto al caso de los ciudadanos haitianos, a quienes se les exige no tener antecedentes penales para poder solicitar el visado, el cual es temporal, y de residencia definitiva por razones humanitarias, en un cupo limitado de casos ¿Es acaso esto casual?

Lo que dejan de lado las estadísticas del CADEM

Sin embargo a lo que hacen omisión las encuestas del CADEM, es el clima subterráneo que comienza a generarse en diversos sectores de la sociedad, ante un modelo que ha sido profundamente cuestionado, y con una serie de instituciones y autoridades cuestionadas por fraude y corrupción. Es esta contraparte, la que intenta anular la derecha por medio de su agenda de decretos o triquiñuelas por medio del Tribunal Constitucional de Pinochet, pero que tensiona cada vez más a trabajadores, mujeres y estudiantes en las calles que ya comienzan a rebelarse contra los dictámenes, pero también en contra de la represión policial.

Aunque las cifras de las encuestas busquen imprimir una imagen de orden y aprobación hacia el gobierno, lo cierto es que su ofensiva, tarde o temprano, se encontrará con un muro difícil de traspasar.






Temas relacionados

CADEM   /   Chile Vamos   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Nueva Mayoría

Comentarios

DEJAR COMENTARIO