Política

DESAPARICIÓN FORZADA

Encubrimiento: en Clarín, Wiñazki tergiversa palabras del defensor oficial de Chubut

El operador del grupo Clarín altera una frase del escrito presentado por Fernando Machado. El objetivo es intentar mostrar que el cuerpo “siempre estuvo ahí”.

Jueves 19 de octubre | 11:48

El diario Clarín, como lo hizo desde el momento mismo de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, sigue operando en función de desviar la atención de la Gendarmería.

Esa fuerza fue, vale recordar, la que realizó un operativo ilegal ingresando con una fuerte represión a la Pu Lof en Cushamen el pasado 1° de agosto. Ese día desapareció el joven de 28 años.

Hoy el periodista Nicolás Wiñazki, en función de sostener que el cuerpo siempre estuvo en el lugar donde fue encontrado, tergiversa afirmaciones del Defensor del Pueblo de Chubut. Fernando Machado estuvo entre los primeros en denunciar la desaparición del joven y fue uno de los que cuestionó abiertamente el accionar de la Gendarmería desde el inicio mismo de los hechos.

Wiñazki escribe que “a las 21:45 del 2 de agosto pasado uno de los principales impulsores del hábeas corpus para que se encuentre a Santiago Maldonado presentó en el expediente un documento que ya indicaba que el artesano había caído al río Chubut”.

El operador de Clarín cita el escrito de Machado con una modificación que podría pasar inadvertida pero es sustancial.

Cita Wiñazki que “el presente petitorio se funda en los testimonios recolectados por los cuales se establecería que SANTIAGO MALDONADO (sic) desapareció al momento de cruzar un cauce de río ubicado en las cercanías del territorio de la comunidad, cuando era perseguido por miembros de la Gendarmería Nacional”.

Sin embargo, el escrito de Machado no dice eso. Dice que Santiago “desapareció al momento de intentar cruzar un cauce de río”.

La modificación no es un detalle. Los testimonios de los integrantes de la comunidad mapuche señalaron desde el primer día que Santiago no había podido cruzar el río y había vuelto a la orilla. Ahí había sido rodeado por integrantes de la Gendarmería que lo golpearon y luego se lo llevaron.

La modificación no parece casual ni fruto de error. Por el contrario tiene el objetivo de centrar la atención en que el cuerpo hallado siempre estuvo en este lugar.

Intentando inclinar las cosas en el mismo sentido, el operador añade información publicada por Clarín en base a las fuentes de Gendarmería. Es decir, de la fuerza que está en el centro de los cuestionamientos por su rol en los hechos.

Wiñazki, como si nada, introduce repentinamente una frase acerca del juez Otranto, en la que recuerda que “fue apartado del caso después de afirmar en una entrevista con La Nación, entre otras cosas, que su principal hipótesis de investigación era que Maldonado podría haber caído al Río”. El operador culmina la nota escribiendo que “el dato de que el artesano podría haber caído a esas aguas estaba incluido en el expediente desde su inicio mismo”.

La falsificación de Wiñazki, hecha de manera solapada busca instalar la idea de que Santiago se ahogó o de que el cuerpo siempre estuvo en ese lugar. Una operación abierta para encubrir el accionar de Gendarmería.








Temas relacionados

Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO