Política

ELECCIONES 2017

En su lanzamiento, Randazzo estrenó carnet de opositor

El hombre que mantuvo un silencio sepulcral durante más de un año y medio de ajuste, ayer se animó a hablar en tono de oposición. Busca disputar más allá de la “ancha avenida” del medio.

Sábado 15 de julio | Edición del día

Florencio Randazzo descubrió que existe algo llamado “oposición” en el espacio político nacional y, en particular, en la provincia de Buenos Aires. Este viernes, en Bolívar, lanzando oficialmente su campaña como precandidato a senador nacional, estrenó su carnet de opositor.

El exministro de Transporte de Cristina Fernández no quiso escaparle a las nuevas modas que impone Cambiemos y el duranbarbismo. En un escenario blanco, con los asistentes rodeándolo por los cuatros costados, hizo una intervención de no más de 20 minutos. Habló luego de sus compañeros de lista, Eduardo “Bali” Bucca, que encabeza la nómina a diputados nacionales, y Florencia Casamiquela, que lo acompaña en la de senadores.

Randazzo hizo propio un discurso opositor, con críticas hacia las políticas del Gobierno e incluso hacia el uso de la represión. Apenas horas después de que los trabajadores y trabajadoras de PepsiCo hubieran sido brutalmente reprimidos por Macri y Vidal, Randazzo afirmó que los conflictos laborales “no se solucionan con la Policía”. No es la primera vez que se usan balas de goma y gases contra los manifestantes. Pero es la primera vez que el exministro habla.

El escenario del lanzamiento no resultó fortuito. El lugar elegido desnuda las falencias del candidato.

Como todo parece indicar, los números en el conurbano no le favorecen. De allí que Randazzo le haya hablado, desde el inicio mismo de su discurso, al interior provincial. “Yo nací en un pueblo muy parecido”, dijo en referencia a Chivilcoy. Afirmó estar contento de “estarse lanzado en el interior”. Para que no quedaran dudas del mensaje, afirmó que “en el interior se honra la palabra”. Así buscó interpelar al votante que se siente lejos de la Avenida General Paz.

Pero, como ya señalamos, la novedad esencial estuvo en el discurso opositor. “Nos rebela la soberbia, los jefes, la obsecuencia, pero sobre todo nos rebela este gobierno insensible", afirmó con un tono más imperativo que el que mostró en las entrevistas que concedió en estas semanas.

Ilustrando las tensiones que surcaron la presentación de su candidatura, afirmó que "Cumplir no nació en cuna de oro, nació con un montón de obstáculos pero fundamentalmente nació en sus convicciones más profundas”.

En lo que pareció la única diferenciación en relación al kirchnerismo y las denuncias de corrupción que acechan a muchos de sus ex compañeros de gabinete nacional, señaló que "nosotros venimos a decir tres valores que tenemos que revindicar: no robar, no mentir y cumplir con la pablara".

Tampoco hubo críticas para Sergio Massa, aunque deslizó que "no somos un club de oportunistas", algo que ya había señalado en diversos medios en relación al funcionario que el que también compartió gabinete.

Una de las críticas más fuertes hacia Macri fue cuando le pidió que "termine con el timbreo" y que se reuniera con los vecinos sin cámara, sin foto y le van a contar lo que está pasando".

En su discurso, el exministro también afirmó “queremos ser gobierno en el 2019". A la luz de su actual situación, suena a deseo infundado. Habrá que esperar hasta las PASO para cuanto mide realmente su espacio. Por ahora, nada bueno le anuncian las encuestas.

Este viernes, tratando de salir del discurso vacío que esbozó en los medios de comunicación, Randazzo intentó ganar espacio. Desde hace por lo menos tres años, la “ancha avenida del medio” la ocupa Massa. Hoy nadie puede decir con certeza qué tan ancha es y si caben dos.

Por lo pronto, Randazzo eligió ver si crece electoralmente haciendo lo que no hizo durante año y pico: criticar el ajuste en curso.








Temas relacionados

Cumplir   /    Elecciones 2017   /    Peronismo   /    Florencio Randazzo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO