Juventud

BAHIA BLANCA - UNIVERSIDAD

En la UNS crece una alternativa por izquierda

El pasado Miércoles 1 y Jueves 2 de la semana corriente se concretaron las elecciones del Centro de Estudiantes del departamento de Humanidades de la UNS. Este Miércoles 8 se realizan las elecciones de representantes alumnos en los órganos de gobierno de la universidad. Balances y perspectivas para enfrentar el ajuste y la contrarreforma educativa.

Martes 7 de noviembre | Edición del día

El día Jueves comenzó con un clima lluvioso y estuvo marcado por la movilización exigiendo Justicia por Santiago Maldonado. Las elecciones sirvieron para poner en debate qué tipo de centro de estudiantes necesitamos para enfrentar la política del gobierno de Macri con la reforma laboral y educativa.

Muchas son las interpretaciones que pueden darse a los resultados de las elecciones en el departamento de Humanidades, ubicado en Além y 12 de Octubre. Lo que resulta inocultable es el crecimiento de la izquierda que se plantó ante los ataques del gobierno y la falsa oposición, apostó a la organización desde abajo con la comisión investigadora como precedente del protocolo contra la violencia de género y el autoritarismo docente y decidió abrir el debate en los cursos por la desaparición de Santiago Maldonado.

Te puede interesar: Escrachan pintada por la aparición de Maldonado en la UNS

Los resultados son los siguientes: Independientes con Cardumen y La Mella (Cardumen + Patria Grande) lograron el 45,63% con 167 votos, reteniendo la conducción del centro por sexto año consecutivo. Segundo y a menos de 30 votos de recuperar el CEHum quedó EL FRENTE: Estudiantil de Izquierda (Tesis XI + Puño y Letra + UJS) con 138 votos alanzando el 37,70% del total. La Franja Morada logró el tercer lugar con 42 votos (11,47%) y La Watu en Humanidades el 4,92% con 18 votos.

Lo que vendrá

Este Miércoles 8 son las elecciones en la UNS, todos los estudiantes de la universidad tienen que elegir a sus delegados representantes para el consejo departamental, el consejo superior y la asamblea universitaria*. En este régimen antidemocrático los estudiantes que conforman más del 80% de la comunidad educativa son la minoría en todos los órganos de gobierno. Como una muestra más de lo mismo solo aparecen en el padrón los estudiantes que hayan rendido dos finales entre Agosto 2016 y Agosto 2017.

Lo que priman son agrupaciones totalmente funcionales a este régimen de gobierno universitario antiestudiantil y sus intereses. En este año Unidad llegó a atacar la lucha en defensa de la educación cuando los docentes habían tomado la medida de no tomar finales. Asimismo junto a Generación y Nueva Universidad votaron un nuevo reglamento que restringe el acceso al comedor. Estas agrupaciones funcionan como los brazos del régimen dentro del movimiento estudiantil, respaldando el valor de la meritocracia que el macrismo necesita instalar en las universidades para ajustar en la educación pública.

Te puede interesar: "Que el esfuerzo lo hagan los empresarios"

Elección de Consejeros Departamentales: En Humanidades hay una izquierda que se planta

Las agrupaciones universitarias, incluso Cardumen y Patria Grande ("Nuestramerica") plantean que la perspectiva de luchar por una universidad donde los estudiantes sean mayoría en los órganos de gobierno universitarios y definan los destinos de la educación es utópica.

La reelecta conducción del CEHum viene de plantear lo complicado que les resultó administrar la fotocopiadora sin perjudicar a los estudiantes en tiempos de ajuste. Sin embargo en vez de organizar al conjunto de los estudiantes para exigir a las autoridades más fondos y papel para becas, realizan por su cuenta negociaciones con el departamento y luego hacen desgastantes esfuerzos para administrar lo mejor posible lo que la universidad les da. Esta misma lógica los llevó a crear una reglamentación de las ayudantías B con una clausula meritocrática, excusándose en que fue lo mejor que pudieron negociar.

Su política por acción u omisión es dejar la defensa de la educación en manos de los de arriba, porque creen que no es la lucha y la organización, sino el Estado, sus instituciones y los partidos de la oposición, como el kirchnerismo o el massismo, los que van a dar nuevas conquistas o van a defender las ya existentes. Cuando el macrismo avanza en políticas de ajuste y represivas contando con el aval de la mayorías en los parlamentos se desmoralizan porque se caen las expectativas que tenían en estos mecanismos.

En 2009 y 2010 Tesis XI articuló la organización estudiantil con la pelea de los consejeros departamentales para conquistar que ya no se puedan superponer instancias de evaluación en los finales. Antes, antes rendir un final en Humanidades implicaba la mayor de las veces presentar una monografía que, una vez que era aprobada por la cátedra, habilitaba al estudiante a rendir oral.

Con asambleas por carreras y movilizaciones estudiantiles en el Consejo Departamental y el Superior, finalmente se conquistó el derecho de rendir finales en una sola instancia (oral o escrita). De la misma manera en Humanidades obtuvimos en esos años un logro que es único en la UNS: que la universidad comprara fotocopiadoras que fueran propias del CeHum y de esa manera mantener los precios accesibles y dejar de endeudarnos para pagar el alquiler de las máquinas.

Organización y lucha para enfrentar el ajuste de Macri

Sabemos que estas conquistas son parciales y que no se mantienen desde arriba en los consejos, sino que la única garantía de seguir teniéndolas e ir por más es si por abajo se debate, se informa, se proponen ideas, si nos organizamos. Con consejeros y consejeras de izquierda y organización en los cursos podemos enfrentar al gobierno y al sistema universitario para obtener becas para quienes las necesiten, cuestionando el contenido de los planes de estudios orientados a los intereses de empresas contaminantes y precarizadoras como las del polo petroquímico.

De esa forma también podemos lograr un protocolo contra la violencia de género e institucional, así como organizándonos pudimos organizar una comisión investigadora independiente para denunciar el autoritarismo. Una tercera opción para aprobar las cursadas y que nadie se quede afuera es fundamental.

Para el consejo departamental nos presentamos como Tesis XI con Facundo Martinez Cantariño y Valeria Mussio a la cabeza y para el concejo superior y asamblea universitaria apoyamos la lista de Puño y Letra y la UJS (Frente Popular de Izquierda).

Nosotros queremos ir por el camino de los estudiantes del Mayo Francés: “de la crítica a la universidad de clase, al cuestionamiento de la sociedad de clases”. En bahía venimos de lograr la reincorporación de Jony Landa, despedido por organizarse junto a sus compañeros cadetes, esto es una muestra de que cuando se lucha, se puede ganar.

Hoy más que nunca somos parte de esa juventud que no se resigna ante las miserias de este sistema, necesitamos que lxs trabajadores puedan acceder a la educación superior y que la universidad este puesta al servicio de los intereses de la mayoría.

* Órganos de gobierno de la UNS








Temas relacionados

Opinión   /    Provincia de Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO