Política Chile

TRIBUNA ABIERTA

En la Araucanía hay terrorismo de Estado

El Gobierno de la Nueva Mayoría invocó este jueves la Ley Antiterrorista en la región de la Araucanía, tras el ataque incendiario en Victoria y Ercilla. La violencia y el terrorismo es emanada de parte del Estado hacia el pueblo mapuche con un sin número de violaciones a los derechos humanos.

Dauno Tótoro

Santiago

Domingo 28 de mayo

La opresión nacional contra el pueblo mapuche es parte de un proceso histórico de larga duración que se remonta desde la época de la conquista española iniciada en el siglo XVI hasta el día de hoy. Pero, la resistencia del pueblo Mapuche no ha sido derrotada. En pleno siglo XXI revive, ahora enfrentándose a megaempresas forestales, turísticas, hidroeléctricas o pesqueras.

Sin embargo, las empresas que son protegidas por las fuerzas policiales y el Estado han hostigado, perseguido y criminalizado a través de los medios de prensa al pueblo mapuche fortaleciendo la militarización en la Araucanía.

Niños, ancianos, mujeres y hombres del pueblo mapuche conviven dentro de una violencia instalada por parte del Estado. Esta violencia política y estatal se manifiesta en los hallanamientos por parte de las Fuerzas Especiales a familias y Lof mapuche, dejando un saldo de niños y jóvenes baleados con armas de fuego, como Brandon Hernandez Huentecol con más de 100 perdigones en su espalda y Fabiola Antiqueo, estudiante universitaria mapuche, quien recibió un impacto de una bomba lacrimógena por parte de Carabineros en uno de sus ojos mientras se encontraba en su lugar de residencia el Hogar Lawen Mapu de Padre las Casas.

La violencia político sexual también se hace presente cuando hablamos de la situación Lorenza Cayuhán y su pequeña hija Sayén, quien fue trasladada a la cárcel de Arauco hace pocos días junto a su hija, pese a pedir el indulto presidencial. Casos como la Machi Francisca Linconao, acusada de ser autora del asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay y el feminicidio empresarial de Macarena Valdés son alguno de los hechos que el Gobierno de la Nueva Mayoría ha intentado borrar con el codo mientras invoca la Ley Antiterrorista en la zona.

Por el derecho a la autodeterminación nacional del pueblo Mapuche

Nuestro programa, que combate por la unidad entre explotados y oprimidos, considera que los explotados chilenos, mapuche y de cualquier nacionalidad, somos hermanos. Sabemos diferenciar entre nación opresora y nación oprimida. Por eso en el conflicto del Estado y los empresarios chilenos con el pueblo-nación Mapuche, defendemos el derecho a la autodeterminación nacional de éste último, como una parte integral de un programa revolucionario que lucha contra el capitalismo. La lucha por esta demanda puede implicar incluso —si el pueblo Mapuche lo decide en sus instancias de autodeterminación— la formación de un Estado independiente con un territorio propio.

La clase trabajadora no puede imponerle una nacionalidad a un pueblo oprimido por siglos, primero por colonizadores españoles y luego por colonizadores chilenos. Es necesario que desarrolle una política de unidad con el pueblo Mapuche, combatiendo la opresión nacional, oponiéndose a los planes expansivos de empresas capitalistas que depredan el territorio mapuche histórico. También debe plantear la perspectiva del control de la producción forestal por comités de trabajadores y comunidades mapuche en toda la zona en la que existan conflictos.

Sin combatir los intereses capitalistas, cualquier “derecho a la autodeterminación” o grado de autonomía o soberanía que se otorgue hoy, será retirado el día de mañana. Por esto para nosotros, la conquista del derecho a la autodeterminación nacional del pueblo Mapuche, está directamente asociada a la construcción de un Gobierno de los Trabajadores, pues el Estado es estructuralmente capitalista, y mientras exista defenderá las inversiones privadas en desmedro de la vida y el bienestar de las comunidades.

Esta perspectiva debe ir acompañada de la lucha por la libertad inmediata de todas y todos los presos políticos mapuche y la eliminación definitiva de la Ley Antiterrorista, que constantemente es usada como una herramienta para montajes y persecución.

Por último, es necesario luchar por la desmilitarización de la Araucanía. Las tierras controladas por capitalistas y terratenientes que tienen su origen en el saqueo, deben ser devueltas a las comunidades mapuche.






Temas relacionados

Política Chile   /   Terrorismo de Estado   /   Pueblo Mapuche   /   Ley Antiterrorista   /   Represión policial   /   Represión   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO