Sociedad

ACTUALIDAD

En el conurbano bonaerense 3 de cada 10 hogares no tienen agua potable

Además, el 35,8 % padece insuficiencia alimentaria. Se conocieron estos porcentajes por un estudio, realizado entre 2017 -2018, que elaboraron la Universidad Católica Argentina y la Defensoría de la Provincia de Buenos Aires.

Mirta Pacheco

@mirtapacheco1

Lunes 26 de agosto | 23:38

El agua potable y una segura alimentación para todas las niñas, niños y adolescentes, es algo que el gobierno de María Eugenia Vidal no se ocupó de garantizar.

Esto se desprende del estudio “Agua segura y alimentación, derechos pendientes de ser garantizados”, que arroja que el 27,7 % de los hogares del conurbano carecen de agua potable, esto abarca al 32,10 % de los chicos bonaerenses. Es decir que 1 de cada 3 chicos carece de agua saludable y de una adecuada alimentación en su casa.

Entre los estratos más bajos de las niñas/os y adolescentes, ese porcentaje aumenta al 38,7 %.

En cuanto a la inseguridad alimentaria total (déficit de nutrientes esenciales), en el conurbano, para fines del año pasado era de un 35,8% de las niñas y niños.

Te puede interesar: La pobreza infantil sería cercana al 60 % y un tercio come mal

Como plantea la información que envió la UCA sobre este estudio: “Estos datos nos muestran que existen graves problemas en el conurbano para acceder al agua potable, lo que se agrava al poner la atención en las poblaciones más vulnerables”.

En relación a la alimentación: “La falta de acceso a los alimentos o que los niños no tengan una nutrición elemental para desarrollarse es tal vez el mayor problema que enfrenta la sociedad. Además, es la gran deuda del sistema político (…).”

Si bien estos índices pegaron un salto durante estos cuatro años del gobierno de Macri y de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, gracias a las políticas de ajuste, la devaluación e inflación, ya en el 2015 ¼ de niñas, niños y adolescentes (hasta 17 años) vivía con inseguridad alimentaria.

Se trata de derechos esenciales de la población: acceso al agua potable y a una alimentación saludable. Sobre todo, si hablamos de niñas y niños.

Es por esto que se vuelve urgente tomar medidas para enfrentar este ataque, en particular a nuestra infancia.

En primer lugar, hay que garantizar que todos los hogares cuenten con alimentos suficientes, para esto los salarios tienen que tener una cláusula gatillo automática y aumentar al ritmo de la inflación, a la par que aumenten las asignaciones, los planes sociales y las pensiones y jubilaciones.

Esta sería una de las primeras medidas urgentes que se debería tomar.

La CGT está apostando al eventual futuro gobierno del Frente de Todos (mientras continúa dándole sobre vida al gobierno de Macri), cuando debería estar llamando a un paro general, como comienzo de un plan de lucha. Para acabar con estas políticas de ajuste (que tienen la supervisión del FMI), y que están hipotecando (y destruyendo) la vida de nuestros chicos.

Te puede interesar: Del Caño explica las tres medidas que plantea la izquierda ante la crisis nacional







Temas relacionados

Frente de Todos   /    Universidad Católica Argentina (UCA)   /    María Eugenia Vidal   /    Agua   /    Mauricio Macri   /    Pobreza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO