Cultura

TRIBUNA ABIERTA

En defensa de Bob Dylan

Andrés Ruiz

Columnista de Rock (programa “Segurola y Habana” – Futurock)

Sábado 15 de octubre | Edición del día

A horas de recibir semejante premio, el Nobel de literatura, Bob Dylan estaba cantando con su carrasposa voz y 75 años en una sala de Las Vegas. Nuevamente este fin de semana se realiza en Indio, Coachella, el festival en el que comparte cartel con The Rolling Stones, Neil Young, Paul McCartney, The Who y Roger Waters.

Volviendo a Las Vegas, ni una palabra fue referida durante el concierto a su última premiación. Ni siquiera se dirigió a su público, algo habitual en él.

Dylan siempre ha encendido la polémica. En 1965 Pete Seeger quiso cortar con un hacha los cables que amplificaban su música y la de su banda eléctrica en el legendario festival de Newport. Sus colegas lo acusaron de venderse, de dejar de hacer canciones de protesta como “Blowin’ In The Wind” o “Masters Of War” para adentrarse en otros terrenos.

Ayer, a horas de enterarme de la premiación, me sorprendió leer tanta estupidez en redes sociales burlándose de su voz, poniendo en duda su talento... ¿Cómo le van a dar el Nobel de literatura a un músico? Pasaron 50 años de Newport, pero la polémica en torno a su figura sigue soplando en el viento, y ese viento que emite Dylan sigue vivo. Así lo demuestran sus conciertos, los que realiza año tras año. Hasta ha mejorado su voz comparado con otros años. ¿Cómo olvidarse de esos cuatro históricos conciertos en nuestro país en el Gran Rex en 2012?

En épocas de plástico, Dylan ofrece su carne. Juro que vi su alma en esa escenografía desnuda iluminada rudimentariamente y que tan bien quedaba en ese escenario de la calle Corrientes. Pude verlo a escasos metros salir por la calle Suipacha con una capucha, caminando hacia un auto que lo llevó al hotel mientras la gente pedía un nuevo bis a oscuras en un teatro emocionado por semejante recital.

Hay voces que argumentan que la premiación es “una profanación a la literatura”, gente que lo compara ridículamente con Joaquín Sabina o Andrés Calamaro, algo inaudito. Es fácil decir cualquier cosa en estos tiempos de redes, es fácil burlarse sin argumentos con comentarios sin sustento en un “muro”. He leído frases con tal falta de tacto por parte de un artista local que, con tal de figurar, ser elegido como referencia para el público, es capaz de agarrarse de las piernas de leyendas de verdad para ser escuchado. Algo que me provoca indignación. Ojalá puedas hacer lo que hizo Bob un día en su vida, amigo.

La academia sueca argumentó que Dylan creó “nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción americana”. Sé que los Nobel son polémicos, basta con ver que Obama ha recibido el de la paz, así como ahora correspondió al actual Presidente de Colombia en una paz que no cree nadie, o pocos.

Quizás, en el caso de Dylan, el premio sea visto desde el escenario. Eso fue lo que hizo con el Oscar que ganó por la canción “Things Have Changed”. Dylan decidió exhibirlo sobre un amplificador como amuleto de la buena suerte, tal vez.

Con este premio no gana sólo Dylan. Gana Allen Ginsberg, gana Jack Kerouac, gana Walt Whitman. Poner en duda el talento de Dylan como escritor es para mediocres. Me pregunto si han leído sus letras. Si han leído las increíbles canciones de “Tempest”, su último disco con canciones propias de 2012. Si han leído las de “Time Out Of Mind”, un disco trascendental y que destila arte, verdadero arte.

Los verdaderos artistas siempre serán cuestionados, en eso consiste su arte, en la creación permanente, en la reinvención. Citando a otro gran artista, también cuestionado, Charly García (de quien dicho sea de paso en este mes se está haciendo sin su autorización y sin pedirle permiso u opinión un ciclo en su homenaje en el CCK) “la mediocridad para algunos es normal, la locura es poder ver más allá”. Gente como Dylan no sé si está loca, pero vio más allá. Simplemente levantó la vista. Mientras, en este siglo XXI cambalache, mucha gente en la calle mira para abajo publicando en redes sociales frases “contundentes” o sacándose selfies haciendo la revolución. Modern Times. Tiempos Modernos. En tiempos de Poetts con fragancias artificiales, agradezco que existan poetas que escriben en servilletas. Que tengan la delicadeza de escuchar “Oh Mercy” en agradecimiento a más de 50 años de trayectoria. Más respeto.

Son las 9:05 Am de un Viernes... ¿Cuál de todos los Dylans es tu preferido? ¿Con qué traje de Dylan me vestiré hoy?




Temas relacionados

Bob Dylan   /    Música   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO