Cultura

En Villa Allende ha nacido un puto: se presenta la obra Oscar Salvaje

Viernes 5 de septiembre de 2014 | Edición del día

"Oscar Salvaje, en la familia Sauvage ha nacido un puto" se presenta los Sábados 06 y 13 de Septiembre a las 21:30hs en la sala El Mandarino, Mariano Moreno 270, de la localidad de Villa Allende en el Gran Córdoba. Con la dirección de Paula Romero y Ricardo Ryser y actuaciones de Paula Romero, Marcos Gabriel García, Mariana Aguas, Pedro Parolini, Mariana Caón, Pia Bertoldi, Priscila Sansica, Valentina Marello, Guadalupe Guerrini y Rodrigo Gimenez.

Los Sauvage son distinguidos e inútiles, como cualquier familia distinguida. Oscar Sauvage nació “puto”. Su madre lo acepta y se niega a que sufra pero es sabido que los putos sufren por amor. Junto a las empleadas de la estancia llevan adelante el plan más imbécil de la historia. Alguien va a morir, no se sabe quién aún, pero alguien va a morir.

“¡Qué puto Oscar Wilde, qué puto!” pensó Ricardo Ryser, dramaturgo y director de la obra al leer el texto “De Profundis” del famoso escritor inglés según revela en una entrevista para la Izquierda Diario. “Me imaginé la situación de la partera abriendo la ventana y anunciándolo, ¿Qué pasaría si se pudiera anunciar de entrada?”
Según el director, "la obra es suerte de intertextualidad dentro de las obras dramáticas de Wilde y toda su producción teatral." Wilde fue condenado a dos años de trabajos forzados en 1895 bajo el cargo de sodomía y de grave indecencia en Gran Bretaña.

Al preguntar a Ryser sobre el tema de la homofobia afirma “Hacer una obra es poner una lupa y exagerar mucho (…) la primera vez que besé un chico me llevaron detenido, me pintaron los dedos por faltas a la moral. En el código de faltas cualquier cosa que atentaba contra la familia era un atentado contra la moral”. Fue durante el año 2005 bajo la presidencia de Nestor Kirchner. “Ahí empecé a militar porque si chapo y me pasa esto no quiero ver cuándo coja por primera vez qué me va a tocar”.
El director añade “Hoy vemos cierta tolerancia a los putos pero el yo tolero establece una relación de poder pero el sistema es inteligente, cuando ven que podemos consumir crean cadenas de hoteles gay friendly, boliches gay en la periferia.” Mercantilizando nuestra sexualidad.

“Es sabido que la gente de su condición sufre por amor y es por eso que quiero protegerlo”, dice el personaje de la madre en esta obra. “El puto ocupa un rol de bufón en la sociedad del cual todos se ríen según un esteriotipo vigente. Fue una decisión de los directores que Oscar sea lo más afeminado posible para representar ese esteriotipo” sostiene Marcos Gabriel García quien interpreta al personaje de Oscar Sauvage “Yo también puedo ser Oscar, porque yo también puedo sufrir por amor”. Ricardo Ryser finaliza “Al quebrar cierto mandato biológico en el sentido reproductivo los putos tienden a sufrir más por amor o vivirlo más intensamente, según una hipótesis de la madre”.

La obra también atraviesa otros temas. “¿Usted me quiere decir que a los pobres lo único que nos queda es la palabra para saber que existimos?” se pregunta una de las mucamas de la aristocrática familia de los Sauvage cuando se le reclama que hable menos y trabaje. La división de clase atraviesa tanto la ficción como la realidad.
A partir de una idea al leer un libro, se convirtió en una tesis de licenciatura en teatro y hoy nos llega esta obra donde el espectador se puede interrogar sobre un nivel de opresión social aún existente a quienes decidimos ser gays, lesbianas, trans, bisexuales o intersexuales junto a muchos temas más que mediante un fuerte sarcasmo sacan más de una sonrisa.







Temas relacionados

Córdoba   /    LGTBI   /    Sexualidad   /    Cartelera   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO