Mundo Obrero

PROVINCIA DE BUENOS AIRES

En Molino Cañuelas la patronal vuelve a avanzar sobre los tercerizados

Luego del triunfo de hace dos semanas, se realizaron las negociaciones. Despedirán trece tercerizados y otros trece serán contratados bajo convenio. Lecciones de una lucha para avanzar en la unidad de los trabajadores.

Martes 20 de septiembre de 2016 | Edición del día

Hace dos semanas, los trabajadores de Molino Cañuelas frenaban el despido de veinticuatro trabajadores tercerizados del sector de limpieza. Las conquistas consistían en la reincorporación inmediata de los veinticuatro trabajadores bajo la empresa tercerizada y de otros dos trabajadores que habían sido despedidos hacía pocas semanas, el pago de las horas caídas a los trabajadores efectivos que pararon en solidaridad y quince días de negociación para tratar las categorizaciones molineras.

Así, durante estas dos semanas de negociación, la patronal volvió a endurecerse amparándose en la ley de flexibilización laboral menemista. Mediante esta ley las patronales pueden contratar trabajadores precarizados por un período de seis meses, y luego descartarlos. De esta manera analizaron caso por caso la situación de cada reincorporado. De los veinticuatro trabajadores, trece de ellos tienen menos de seis meses de antigüedad, mientras que los otros trece superan (y en algunos casos por años) este período.

Con esta excusa la negociación resultó en la desvinculación de estos trece trabajadores cuando el contrato cumpla el plazo estipulado, suprimiendo trece puestos laborales y dejando trece familias en la calle. Todo un atropello por parte de una empresa que pasó a ser el molino líder de Argentina y se encuentra expandiendo su capacidad productiva.

Por su parte, los otros trece trabajadores que superaban el plazo de contratación de seis meses serán recontratados por la empresa tercerizadora New Confidential e irán realizando los psicotécnicos correspondientes para pasar a planta permanente en plazos indefinidos. Todos estos trabajadores serán contratados bajo el convenio molinero con la categoría de limpiecero, cobrando alrededor de $ 14.000 en vez de los $ 8.000 que cobraban mediante el contrato “basura” de la tercerizadora.

Son contados los casos en los que un sindicato da pelea por trabajadores tercerizados que no son afiliados. La seccional de Cañuelas de la Unión Obrera Molinera Argentina sienta así las bases de una tradición en defensa de los puestos de trabajo, uniendo a todas las filas obreras. Muestra que los trabajadores de planta pueden dar pelea por sus compañeros precarizados. Pero también muestra que la organización desde las bases debe ser aguerrida y cotidiana, con asambleas periódicas en la que se discuta la situación de todos los compañeros, estando en pie de lucha.

Queda por ver si los trabajadores que serán despedidos llaman a resistir en defensa de sus puestos de trabajo. Con la solidaridad y convicción de todos los trabajadores molineros y la unidad con trabajadores de la zona se mostró hace apenas dos semanas que sí se puede.








Temas relacionados

UOMA   /    Molino Cañuelas   /    Cañuelas   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO