Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

En Mataderos también, la muerte viaja en patrullero

"Lo mató la Policía" dice Oscar, padre de Jonathan Echimborde, el trabajador de 28 años asesinado en la puerta de su casa.

Xavi Dell

@xavidell

Alejandro Antelo

Trabajador telefónico tercerizado

Miércoles 28 de diciembre de 2016 | 18:05

En la televisión todavía estaban las imágenes de los desmanes en la Comisaría 38 de Flores por el asesinato de Brian en idéntica situación, solo un día antes. “El Jony está tirado lleno de sangre!” gritó un vecino de Oscar, que encontró a su hijo con un disparo en el pecho. La Policía perseguía un auto disparo limpio, dicen que hacía cuatro cuadras venían tirando. El hermano de Jonathan nos contaba “yo trabajo a dos cuadras como mucho y vi que disparaban, lo que menos pensé es que lo que pasaba era con mi hermano…a mi encima cinco minutos antes de verlos me paró la Policía, él estaba terminando de trabajar con la camioneta. Lamentablemente vivimos así, no queda otra, nos criamos acá, siempre nos juntamos en la esquina, no hacíamos lío”.

Te puede interesar: La muerte de Brian y la discusión sobre la “seguridad”

Pudieron ser muchos Jonathan o Brian. Hace dos meses en estas páginas relatábamos una escena similar, pero con el testimonio de un verdadero sobreviviente, decíamos…y no exagerábamos. A sólo seis cuadras de ahí, el 23 de enero de 2015, fue asesinado Franco Zárate. Un joven de 19 años que fue a comprar cerveza con su padre y recibió un disparo en el pecho al grito de “boliviano de mierda”, la Policía no solo cubrió al asesino sino que detuvo al padre de Franco porque el asesino denunció un supuesto robo.

Hace solo dos años, el Comisario Alejandro Attili era removido como comisario de Mataderos y asignado a la Comisaría 38 de Flores, de donde también fue removido en el día de ayer. Las denuncias de zonas liberadas abundan en ambos casos, grandes cajas de la corrupción policial que van desde el narcotráfico, la trata, talleres clandestinos, y desarmaderos, hasta la coima a los pequeños comerciantes hacen de aceite para el engranaje del delito y lo que los medios se empecinan en llamar “inseguridad”. Cuanto más sube el presupuesto a las fuerzas represivas, cuantos más efectivos se le suman a la infraestructura contra el delito, mayor es la repartija de recursos que requiere la maquinaria “al servicio de la comunidad”.

"Llegó a haber cuatro fuerzas de seguridad en CABA: aumentar el poder de represión solo agrava el problema", decía en la tarde de ayer la exdiputada nacional del PTS//Frente de Izquierda Myriam Bregman en C5N. La remoción de cúpulas policiales y unificaciones de las fuerzas represivas, caldean el fin de año político y los muertos los pone la clase trabajadora. Tanto en Flores como en Mataderos la ausencia de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich aumenta las versiones de rispideces e internas con el El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires Martín Ocampo, ligado a Ritondo, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y hombre clave del macrismo en Mataderos.

Te puede interesar: Más policía es más inseguridad y muerte para el pueblo trabajador

Jonathan era padre de tres hijos y lijaba su auto cuando una bala en el pecho le quitó la vida, minutos después un policía pasaba a “limpiar la escena del crimen” levantado casquillos y cuatro horas después la escena del crimen estaba sin vallar, el encubrimiento necesario que complicaría las pericias para garantizar la impunidad policial. “Quisieron tapar todo, pateaban las vainas”, denunciaba furioso Oscar. Su familia y vecinos aseguran que a Jony lo mató la Policía.








Temas relacionados

Mataderos    /    Flores   /    Policía Federal   /    Libertades Democráticas   /    CABA   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO