Juventud

JUVENTUD

En La Plata la juventud comenzó el año haciendo arder al cerdo capitalista

Fue como parte de la tradicional quema de los muñecos de fin de año en la región. Fuegos de artificios y cantos contra la policía y los representantes políticos del capitalismo enmarcaron los festejos.

Sofía Martínez Naya

Estudiante Psicología | UNLP

Lunes 2 de enero | Edición del día

Hace más de 50 años que en La Plata se lleva a cabo la famosa quema de muñecos de Fin de Año. A modo de festejo, semanas previas al 31 de diciembre, grupos de amigos, vecinos y familias se juntan por barrios y recrean distintos personajes, escenas, o lugares conocidos. Esta tradición perduró en el tiempo y cada momento le signó una expresión política y social. Así sucedió en los 90’ donde se realizaron muñecos de genocidas, o en el 2001 donde las principales figuras elegidas fueron De La Rua y Cavallo como expresión de la crisis de representación que se enmarcó en el "que se vayan todos".

Este año tuvo la particularidad de un municipio que intervino varios muñecos, yendo desde la prohibición hasta el secuestro y la destrucción de los mismos. Acorde al gobierno de Macri, que junto a FPV y el massimo viene de llevar adelante un duro a ajuste que ataca constantemente a los trabajadores, las mujeres y los jóvenes y ante la gran avanzada de derecha a nivel internacional con la asunción de Trump en Estados Unidos, quien se propone llevar adelante el trabajo sucio para el que todos los candidatos del establishment se prepararon, como la guerrerista derrotada Hillary Clinton, este fin de año platense fue elegido como canal de expresión de la bronca de una juventud que se levanta en todo el mundo.

Como parte del Frente de Izquierda la Juventud del PTS dio pelea en Facultades, colegios secundarios y terciarios de la ciudad durante todo el 2016, las últimas semanas del año concentró sus fuerzas en el Centro Político Cultural "Cielo por Asalto. Allí se reunieron para recrear en cartón y madera un cerdo con el pelo de Donald Trump, un sombrero del Tío Sam y un par de globos amarillos, arriba de un patrullero. Entre engrudo, risas, clavos, pintura y mucho calor, un grupo numeroso de jóvenes decidió representar en un muñeco sus peleas cotidianas.

La quema se realizó a las 2:30 am en 3 y 63, con un sorpresivo show de fuegos artificiales. Durante su preparación, numerosos vecinos de la zona se acercaron a colaborar y charlar con los jóvenes. Tal fue el caso de "los pibes de Plaza Matheu" que hicieron un cartel para sacarse una foto junto al muñeco en homenaje a su amigo Víctor, joven víctima de gatillo fácil.








Temas relacionados

Julio Garro   /    Donald Trump   /    La Plata   /    Mauricio Macri   /    Capitalismo   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO