Política México

DERECHOS HUMANOS

En Jalisco, rechacemos la militarización con la Ley de Seguridad Interior

Las condiciones de vida de los trabajadores empeoran y esta ley busca reforzar medidas contra la organización y la protesta.

Viernes 5 de enero | 13:02

La Ley de Seguridad Interior recién aprobada por el Congreso ha sido cuestionada por organismos de derechos humanos, asociaciones civiles, abogados de agrupaciones sindicales, colectivos incluyendo personalidades, debido a que representa una amenaza para el pueblo como denunció el grupo "Seguridad Sin Guerra".

En los últimos sexenios se han impuesto peores condiciones para los trabajadores con la subcontratación, con la imposibilidad de declarar una huelga, así como la poca estabilidad y sin derecho a planta, esto impuesto en las fábricas, desde los centros tecnológicos pasando por las maquilas hasta los centros de servicios, y esta ley busca reforzar medidas autoritarias y de espionaje contra la eventual organización de los trabajadores del campo y la ciudad.

Te puede interesar : Derecho a huelga en peligro por nueva Ley de Seguridad Interior

Y es que este gobierno para ricos, teme que un nuevo movimiento como el que se suscitó por la aparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa o como el masivo apoyo a los maestros disidentes contra la reforma educativa vuelva y empalme con las demandas de los trabajadores de las grandes maquilas, los tercerizados, precarizados de servicios y un innumerable etcétera.

Aunque el régimen intente convencernos de que podemos confiar en las fuerzas armadas y en la policía, la realidad que vivimos es contraria.

Por ejemplo, cuando los trabajadores del Sindicato Trabajadores Unidos de Honda México STUHM de El Salto en Jalisco intentaban volantear en su fábrica, fue la policía la encargada de levantarlos y agredirlos físicamente para persuadirlos de continuar organizando su sindicato; además el gobierno local hizo uso de la policía para intimidar a los trabajadores en la realización del reecuento por la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo en octubre del año 2015 como narramosacá.

También esta el caso de las trabajadoras de Sandak en Calpulalpan, Tlaxcala, quienes sufrieron la perdida de una compañera mientras la policía brindó su apoyo a la patronal para extraer maquinaria sin importarle al gobierno que sus familias quedaran en la calle.

Cuando los trabajadores intentamos denunciar los abusos de la patronal y protestar, estas tienen el respaldo de las instituciones y la policía.

Necesitamos defender lo que queda de nuestros derechos pero a su vez lograr recuperar lo que se nos ha quitado, esto lo podremos lograr poniendo en pie organizaciones de trabajadores en cada centro de trabajo y llevando nuestro repudio a las calles, haciendo un llamado a la mas amplia unidad de los de abajo.

Por ello tenemos una cita este próximo sábado 6 de enero en punto de las 5pm en el Parque Rojo para decir:
¡No a la militarización!
¡El ejército a los cuarteles!






Temas relacionados

Ley de Seguridad Interior   /   Política México   /   #FueElEjército   /   Jalisco   /   Militarización   /   Enrique Peña Nieto   /   Ejército

Comentarios

DEJAR COMENTARIO