Internacional

ENTREVISTA

Empieza en el Congreso de Argentina el debate por la legalización del aborto

Este martes empieza en la Cámara de diputados de Argentina el debate por la legalización del aborto. Entrevistamos a Andrea D'Atri, fundadora de la agrupación Pan y Rosas sobre cuáles son las expectativas y que se juega esta semana.

Martes 1ro de diciembre de 2020 | 13:19

¿Qué opinas del proyecto presentado por el Poder Ejecutivo que empieza a debatirse esta semana?

En primer lugar, aclarar que el proyecto enviado por el presidente se debate junto con el que fue presentado por octava vez, en 2019, por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. Tienen en común que ambos legalizan la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación inclusive. Hay otros artículos que son coincidentes; sin embargo, hay algunos puntos esenciales en los que difieren y habrá que pelear para que se apruebe un proyecto que incluya la mayor amplitud de derechos para las mujeres y personas gestantes, lo que será cuestionado nuevamente por los fundamentalistas antiderechos, sectores reaccionarios y cúpulas eclesiásticas que tienen sus representantes y adherentes tanto en el bloque de Juntos por el Cambio como también en el propio oficialismo.

Te puede interesar: Diputados: el cronograma para el debate por la legalización del aborto

Andrea D’Atri junto a Nora Cortiñas y otras referentes del movimiento de mujeres, durante la primera presentación del proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto, mayo 2007.

Incorpora la objeción de conciencia algo que no estaba en el proyecto de la Campaña por el Derecho al Aborto…

Sí,la objeción de conciencia ya fue incorporada en el debate que se realizó en 2018 que terminó con la media sanción en Diputados y el rechazo de la ley en el Senado. Sin embargo, en esa oportunidad, el proyecto establecía claramente en el artículo 11 que "Cada establecimiento de salud debe llevar un registro de los profesionales objetores, debiendo informar del mismo a la autoridad de salud de su jurisdicción. Queda prohibida la objeción de conciencia institucional y/o de ideario." Es decir, aunque se permite la objeción de conciencia individual, por parte de los profesionales que así lo requieran, está expresamente prohibido que una institución pueda adherir a la objeción de conciencia. Toda institución sanitaria debe garantizar que haya personal idóneo que no objete la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo. Ahora, el proyecto del oficialismo establece el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales de la salud y solo indica que el mismo debe "Derivar de buena fe a la paciente para que sea atendida por otro u otra profesional en forma temporánea y oportuna, sin dilaciones", pero omite la referencia a las instituciones y tampoco establece quién regularía y velaría porque se cumpla la derivación de quien solicita la IVE. Esto va a llevar, indefectiblemente, al incumplimiento del derecho como ya se ha visto que sucedió en Uruguay, donde hay objeción de conciencia por todos los profesionales de un departamento entero del país.

¿Cuáles son las otras diferencias?

Entre las más peligrosas, que se prolonga de 5 a 10 días el período máximo que se establece entre la solicitud de IVE y su realización. Y otra cosa es que se propone una pena de 3 meses a 1 año de prisión a las personas que practicaran un aborto pasadas las 14 semanas de gestación. En el proyecto original de la Campaña por el Derecho al Aborto no se establecía ninguna sanción a las mujeres y personas gestantes que incurrieran en esta situación.

En representación de Pan y Rosas, alegando a favor de la legalización del aborto, en las audiencias de debate de la ley en Diputados, 2018

¿Hay expectativas en que esta vez finalmente "Sea Ley"?

Personalmente, creo que desde el gobierno y sectores afines se intentó crear esta expectativa, esperando que la marea verde deje "en manos" del Congreso el asunto, que sale o sale. Sin embargo, no podemos olvidarnos lo que pasó todas las veces que el movimiento de mujeres peleó contra silencios, promesas y bloqueos, ni lo que pasó en 2018 en el Senado. Estar en la calle fue y es la única garantía. En 2018 vimos que la media sanción de Diputados se obtuvo después de más de 22 horas de debate y apenas cuatro votos de diferencia, por la enorme movilización de cientos de miles de personas que hicieron una vigilia permanente. Los sectores antiderechos, desde aquel momento hasta ahora, se han fortalecido incluso con la incorporación de representantes de la Iglesia Católica y las iglesias evangélicas como funcionarios del régimen.

La única fuerza que tenemos para enfrentar sus presiones y maniobras en el Congreso, es nuestra movilización.

Por eso no tenemos que abandonar las calles. Siempre que eso sucede, avanza la derecha corriendo la vara del debate y limitando más aún nuestros derechos.

Te puede interesar: Proyección de los votos verde y celeste en el Congreso

Pan y Rosas presente durante la vigilia en el Congreso cuando se dio media sanción a la ley en 2018

¿Qué harán los diputados del Frente de Izquierda en esta oportunidad?

Lo mismo que hicimos en 2018 y que sostenemos en las calles, en las campañas electorales, en el programa del Frente de Izquierda y en cada una de las organizaciones que lo integramos: defender el derecho de las mujeres y las personas gestantes a decidir y que se eviten las muertes por abortos inseguros y clandestinos. Somos el único bloque del Congreso cuyos integrantes sostienen la misma posición, y no hay "sorpresas" de último momento. Siempre apoyamos, impulsamos y nos movilizamos por el proyecto de legalización del aborto que surgió del propio movimiento de mujeres y que tiene una trayectoria de más de una década de lucha y presentaciones que fueron cajoneadas en el Congreso largamente.

Nuestro compromiso no varía según las oportunidades políticas, como sí sucede con los bloques del oficialismo y de la oposición de Juntos por el Cambio: apoyaremos la ley que el movimiento de mujeres y la marea verde considere que garantiza este derecho fundamental.

Los derechos no se mendigan, se conquistan y el movimiento de mujeres en Argentina no tiene ninguna deuda con ningún gobierno; si llegamos hasta aquí es por nuestra propia lucha y movilización que persistió durante tantos años y alcanzó una masividad inaudita más recientemente sobre la que ya no hay marcha atrás. ¿Será ley? No podemos saberlo de antemano, porque eso será el resultado de una batalla que está en curso y que tenemos que salir a pelearla dentro y, sobre todo, fuera del recinto.

En el Congreso se vota, pero se gana en las calles.

Con el diputado Nicolás del Caño, del PTS/Frente de Izquierda, durante la última presentación del proyecto en 2019







Temas relacionados

#AbortoLegal2020   /    #AbortoLegalEsVida   /    Argentina   /    Aborto legal, seguro y gratuito   /    Aborto   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO