Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Empezaron los despidos en la fábrica ALCO-Canale de Catamarca

Con 9 despidos, deuda salarial y suspensiones la fábrica ALCO-Canale es un caso testigo para la provincia de Catamarca, como lo es AGR-Clarín a nivel nacional.

Sábado 28 de enero | 19:58

En Clarin, su CEO Magnetto y el ministerio de Trabajo de Triaca (Macri) actúan en connivencia con la patronal no solo para imponer despidos en la gráfica que imprime el diario Clarín, sino para establecer una agenda en la disputa entre las patronales y movimiento obrero a nivel nacional.

De esta forma, imitando la maniobra, el diario El Ancasti de Catamarca, en su tapa del sábado se hace eco de las intenciones de la patronal de ALCO-Canale de hacer pasar 9 despidos pagando el 50% de la indeminazación (lo cual es totalmente ilegal), pero no solo para salvarle las papas a esta empresa multimillonaria, sino para (y sobre todo) imponer una agenda para el ataque de las patronales contra el movimiento obrero en la provincia de Catamarca.

Historia breve del conflicto

Desde hace meses la patronal de Alco-Canale viene provocando una supuesta crisis en su planta. No está claro si quieren cerrar la planta o sacarse de encima a una centena de trabajadores para reabrir con una fuerte flexibilización. Lo que está claro es que a los que trabajaron incluso hasta 20 años en esta planta, los quieren estafar.

Para llevar adelante esta politica contra los trabajadores, la patronal no paga los salarios hace más de 6 meses, a pesar de que la mayoría de los trabajadores van a trabajar todos los días. Este acto totalmente ilegal, es avalado a cara descubierta por la Dirección de Inspección Laboral (DIL) bajo el mando directo de Gustavo Saadi y Lucía Corpacci (PJ-FPV).

Esta estafa, ilegal y fraudulenta contra los obreros, se puede ver claramente en el Acta firmada en Diciembre, donde tanto la DIL, como la patronal y el mismo sindicato avalan que los trabajadores trabajen sin cobrar sus salarios en su totalidad, es decir: ¡Que trabajen gratis!

Esto no podría ser posible sin el aval directo y abierto del gobierno, pero tampoco sin el favor enorme que le está haciendo a la patronal el Sindicato de la Alimentación de Catamarca al dejar pasar estos atropellos sin tomar una sola medida de lucha, sin organizar el fondo de huelga, dejando que los trabajdores se desgasten por hambre e impotencia.

Las actas firmadas en la DIL son una prueba fehaciente de esto. La DIL tendría que intimar al pago inmediato de los salarios a la patronal.

La empresa dice que no tiene plata. Siempre con el mismo cuento. ¡Que muestren los libros contables! Recibieron más de 200 millones de pesos en subsidios del último gobierno, han trabajado con la temporada alta a gran escala. Se han llenado de plata. ¿Ahora no tienen para pagarle a los que trabajaron produciendo esa riqueza? Esto se llama de un sola manera: robo a cara descubierta.

El rol del sindicato

El STIA de Catamarca, enrolado en la política nacional de Rodolfo Daer y la Lista Verde que dirigen la Federación de Trabajadores de la Alimentación, han hecho hasta lo imposible para evitar que se impongan los derechos de los obreros de ALCO.

En el conflicto de diciembre, cuando los trabajadores tomaron la planta en reclamos de sus salarios, desde diferentes organizaciones como el Partido de los Trabajadores por el Socialismo de Catamarca, la Agrupación de Abogados Sociales, los Autoconvocados de la Salud y artistas y trabajadores de la cultura acercaron su solidaridad a esta lucha, pero los dirigentes del STIA respondieron de esta forma:

Esta actitud patoteril es inaceptable en el marco de la dura lucha contra el ajuste y los despidos de la patronal de ALCO y de todas las fábricas de la provincia, que quieren aprovechar la situación para echar trabajadores.

Desde el Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS) de Catamarca, llamaron a poner en pie un Comité de Solidaridad con las Luchas Obreras como ALCO y AGR-Clarín.








Temas relacionados

Canale   /    Catamarca   /    Despidos   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO