Mundo Obrero

LUEGO DEL FALLO QUE ORDENA SU REINSTALACIÓN

Emotiva carta de Lucas Castillo a los docentes santafesinos

Reproducimos la carta escrita por Lucas Castillo, trabajador despedido de Liliana, a los docentes de Santa Fe

Miércoles 29 de octubre de 2014 | Edición del día

Queridos compañeros/as trabajadores/as de la educación:

Me presento. Soy Lucas Castillo, un joven trabajador que proviene de una juventud marginalizada y estigmatizada. Las posibilidades que me dio el sistema son pocas, en mi barrio muchos pibes terminan muriendo por los narcos y/o la policía. Ustedes saben… porque son las/os que nos educan y conocen nuestras condiciones de vida y las cosas de las que carecemos.

Hace algunos años empecé a trabajar en Liliana S.R.L con contrato eventual por una agencia tercerizadora, con un sueldo mínimo, obligado por la empresa y por condiciones de vida a hacer horas extra para obtener unos pesos más al fin de la quincena ya que con el mínimo no alcanzaba, y menos a los que pagamos alquiler y tenemos hijos.

Por esa razón con otros compañeros, cansados como yo, a pesar del miedo de que nos despidan, nos empezamos a organizar con mucho cuidado y luego de una larga lucha conseguimos el pase a planta de todos los compañeros contratados.
A partir de eso, nos empezaron a perseguir y finalmente nos despidieron. Salimos a pelear porque la falta de trabajo es la falta de comida en nuestra casa, y como siempre el sistema en contra: la empresa y los gobiernos se pusieron de acuerdo, la policía nos reprimió, el sindicato no solo que no nos defendió sino que nos amenazó con una patota y los medios de comunicación taparon el accionar de una empresa, que como tantas, en 64 años nunca permitió que se elijan delegados.

Hace algunas semanas la justicia falló reconociendo que mi despido fue injusto y persecutorio. A pesar de eso, la empresa no lo acata y los Ministerios de Trabajo no hacen nada. Lo único que queda es la lucha, la solidaridad de los partidos políticos de trabajadores, los sindicatos, los estudiantes, los trabajadores y otras organizaciones sociales.

Yo pienso que este ataque a un pibe trabajador de Liliana es un ataque a la organización de la juventud trabajadora, a los luchadores, a toda la juventud pobre, precarizada y estigmatizada, y a todos los trabajadores que dudan si protestar por sus derechos o no en sus puestos de trabajo. Escribo no para pedir ayuda, sino para que conozcan mi historia que es la de tantos, para invitar a organizarnos como trabajadores, porque cuando ellos avanzan todos nosotros perdemos.

Sé que AMSAFE Rosario es una seccional sindical recuperada a la burocracia, tiene un cuerpo de delegados enorme, como el que nos merecemos todos los que peleamos contra los burócratas, en nuestro caso en la UOM. Sé que los docentes comprenden y son sensibles a las problemáticas de los trabajadores y de la juventud, como demostraron en nuestro conflicto anterior, participando, escuchando y aportando al fondo de huelga. Lo sé también como padre, porque ustedes en su colegio enseñan, cuidan y contienen a nuestros hijos cuando estamos en interminables jornadas de 10 o 12hs de trabajo. Lo sabemos y por eso son también son parte de nuestras familias.

Hoy nuevamente pido, pedimos con mis compañeros, la misma muestra de solidaridad. Necesitamos que un sindicato tan grande y combativo apoye esta pelea. Soy un trabajador como ustedes, lucho como ustedes y esta lucha es su lucha, la de todos los que no queremos ser víctimas de injusticias, la de todos los trabajadores. La lucha de Liliana es una lucha de todos.







Temas relacionados

Liliana S.R.L   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO