LA DERECHA Y LA REPRESIÓN

La derecha, las fuerzas armadas y la impunidad

La derecha, en su afán de recomponer la imagen de la tan nefasta y deslegitimada institución de Carabineros, busca por cualquier vía humanizarlos, dejándolos como víctimas, tapando por completo los crímenes de odio y represivos que han cometido en defensa de los intereses empresariales contra mapuche, estudiantes y trabajadores.

Viernes 29 de junio

Carabineros de Chile ha sido a lo largo de la historia, una institución con un rol fundamental en ser la fuerza represiva por parte del Estado. Estos, son las y los encargados de defender los intereses de la clase capitalista y sus políticos, que no dudaron en asesinar a miles de estudiantes, trabajadores, mujeres y mapuche durante la dictadura militar con Pinochet y las fuerzas militares a la cabeza.

Hoy los vemos presente en toda manifestación, cometiendo cientos de violaciones a los derechos humanos, golpeando a la población con sus fuerzas especiales, reprimiendo con sus gases lacrimógenos, usando sus carros lanza aguas y no olvidemos las balas que no dudan en lanzar contra la población, como lo hicieron cuando asesinaron al trabajador Nelson Quichillao, en la huelga de la mina El Salvador, hecho ocurrido en el pasado gobierno de Bachelet, tampoco que durante el 2011, con el primer gobierno de Piñera, cuando en plena lucha por una educación gratuita dirigieron sus balas contra el estudiante Manuel Gutiérrez.

Todo esto por cuidar los intereses de una casta empresarial a la que nunca le ha importado la vida y seguridad de la población y solo busca terminar con los procesos de movilización que cuestionan al régimen y sus intereses, mediante la represión, engendrando el miedo, tal cual como lo hicieron en dictadura.

¿Qué busca la derecha con la humanización de los Carabineros?

Tras los numerosos casos de abuso de poder por parte de Carabineros y los mediáticos casos de corrupción dentro de la institución, es que ha nacido una creciente necesidad por parte de la derecha de recomponer la imagen de sus principales guardianes de riquezas, usando métodos victimizantes al momento de ser agredidos en respuesta a su brutal represión contra trabajadores, estudiantes y mapuche, haciendo responsable a la población de sus “mártires” e instalando un sentido común de solidaridad contra la nefasta institución.

Sin embargo, no olvidemos que fue la derecha quién envió a un ejército de carabineros a especializarse militarmente a otros países, como Colombia, buscando terminar con ataques incendiarios en la Araucanía, son personajes que no han dudado siquiera en golpear a niños, mujeres y hombres mapuche.

¿Que dice el Frente Amplio al respecto?

Beatriz Sánchez, en su programa, planteaba “el rol clave que juega carabineros en la prevención del delito y las violencias”, planteando especializar a la institución para hacer efectiva su labor en la protección de los barrios, reforzando y modernizando las comisarias y haciendo nexos con organizaciones sociales para la prevención de la delincuencia.

En Valparaíso, Sharp decidió formar parte de la comisión de seguridad, instaurada por el actual Gobierno de derecha, mientras los estudiantes son brutalmente reprimidos en las calles, una de las figuras del FA se sienta a pensar la seguridad de la sociedad con los mismos quienes en dictadura asesinaron a cientos de estudiantes. La misma tendencia en Arica con el Partido Liberal (FA) a la cabeza del Municipio, donde el alcalde Espíndola desde que asumió instaló el fortalecimiento de la institución.

En conclusión, solo plantean “democratizar los palos de las fuerzas represivas”, reforzando su labor, haciendo compatible la seguridad con la represión.

No es menor que en regiones donde están las principales forestales, sea enviado este contingente entrenado militarmente por violadores de los derechos humanos para controlar los ataques incendiarios, convirtiéndose únicamente en el principal garante de los negocios empresariales, resguardando para nada la seguridad de la población.

Es claro que no necesitamos más confianza con esta institución, ni la democratización y mucho menos que se sigan financiando a costa del trabajo de miles. La única manera de terminar con la represión por parte de Carabineros -donde se desarrolla el robo más grande de la historia- es únicamente terminando con su existencia y fortaleciendo la lucha y organización contra el sistema capitalista, contra el Estado actual y la derecha que reproducen y fomentan la violencia contra el pueblo pobre y trabajador.






Temas relacionados

carabineros   /   Derecha   /   Frente Amplio   /   Fuerzas Armadas   /   Represión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO