Política

TRIBUNA ABIERTA

Elo, mi mamá

Clara Petrakos, quien declaró el pasado jueves en el marco del juicio oral conocido como puente 12 Brigada Guemes (Cuatrerismo San Justo) que se está desarrollando en el TOF 6, recuerda a su mamá continuando con la lucha por juicio y castigo y en la busqueda de su hermana Victoria apropiada-desaparecida.

Sábado 11 de noviembre | 10:33

Hoy se cumplen 41 años del día en que secuestraron a mi mamá. El año pasado, junto con mis tíos decidimos hacer una convocatoria en la puerta de la que fuera su casa para recordarla a 40 años de su secuestro. Fue muy emotivo y pude reconstruir un poquito más de quién era mi mamá.

Mi mamá era una persona muy querida, a tal punto, que a 40 años de su secuestro muchas personas se acercaron a recordarla y los que no pudieron mandaron sus recuerdos a través de mails y del facebook.

Mi mamá fue una adolescente que un día le mostró a una de sus amigas que había vaciado su ropero, se había quedado solo con un jean y una remera, había regalado toda su ropa a quiénes más lo necesitaban.

Mi mamá fue una joven que con 18 años cambió las vacaciones en enero en Mar del Plata por ir a Pichileufú un paraje en Río Negro a trabajar de albañil junto con otros compañeros, a construir los cimientos de una escuela primaria para 60 alumnos, porque creía en una educación para todos y no se contentaba con creerlo, hizo algo al respecto.

Mi mamá también amaba la música, cantaba en el coro del colegio y era profesora de piano y a pesar que no tenía ninguna necesidad económica, decidió dar clases de música en un jardín de infantes en la localidad de Libertad en Merlo, en ese entonces era un pequeño jardín en un barrio humilde y a pesar de que solo estuvo unos meses, la huella que dejó fue tan profunda que hace unos años me contactó una mujer que había sido su alumnita y la recordaba. En la secretaría del jardín conservan una foto hermosa y grande de mi mamá, y una placa la recuerda en el patio. Y alumnos de la secundaria que está al lado del jardín hicieron una actividad el año pasado para recordarla, pegando carteles en dicha cuadra para que todos los vecinos pudieran tenerla presente.

Mi mamá había sido una excelente alumna y estudiaba Agronomía e Historia del Arte en la U.B.A. Llegó a aprobar 3 materias de cada carrera.

El 11 de noviembre 76, yo tenía 9 meses, mi mamá tenía 21 años y estaba embarazada de 4 meses.

Lo primero que ocurrió ese día lo sé por los testimonios de las 3 maestras del jardín que la acompañaban en el momento en el que fue secuestrada: Ana Caviglia, Graciela Carli y Susana Aranega.

Lo que ocurrió ese mismo día, horas más tarde lo sé por los relatos y testimonios de mi tía María Alejandra Castellini, hermana de mi mamá que testimonió en diversas causas por el secuestro de mi mamá.

También por los testimonio del Sr José Fernández, portero del edificio dónde se hallaba el departamento donde estuve por última vez con mi mamá.

Luego del secuestro de mi mamá, el siguiente lugar al que fue llevada, lo pude saber por Cristina Comandé sobreviviente del centro clandestino de detención conocido como “puente 12” o “Brigada Güemes” pero que tengo entendido que su denominación correcta era división cuatrerismo-San Justo.

Mi mamá también es mencionada por Nélida Venerucci quién también estuvo detenida en “puente 12”.

Ricardo Landriscini también declaró haber visto a una embarazada. El estuvo detenido en puente 12 junto con Nélida Venerucci el mismo período de tiempo, por lo que es probable que a la embarazada que vio fuera mi madre.

En este centro clandestino hubo por lo menos otras 10 mujeres embarazadas además de mi mamá durante 1976. Se han encontrado los restos de 3, es decir que 8 (contando a mi mamá) continúan desaparecidas. Sólo en 2 casos se sabe que ocurrió con sus hijos: en el caso de Ramona Benítez que fue asesinada a los pocos días de su secuestro, su hijo no llego a nacer. De los otros 10 casos, solo uno recuperó su identidad, los otros 9 continúan apropiados-desaparecidos.

Las 10 mujeres embarazadas

María Ester Peralta. Embarazada de aproximadamente 6 meses al momento del secuestro el 29-4-76. Vista en “puente 12” por Margarita Sánchez en mayo del 76. María Ester y su hijo/a continúan desaparecidos.

Ana María Lanzillotto. Embarazada de aproximadamente 8 meses al momento del secuestro el 19-7-76. Su hijo fue encontrado hace poco más de un año. Ana María, fue vista en “puente 12” por Catalina Alanís. Ana María continúa desaparecida.

Ramona Benítez. Embarazada de 3 meses al momento del secuestro el 16-5-76. Vista en “puente 12” por su cuñado, Luis Amarilla y por Diego Guagnini quienes lo declararon ante la CADHU en 1976. Ramona fue asesinada a los pocos días. El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) pudo determinar a través de sus huellas el lugar y fecha dónde fueron encontrados sus restos.

Mónica Eleonora Delgado. Embarazada de 3 meses al momento de su secuestro el 22-7-76. Es posible que haya estado detenida en “puente 12” ya que fue secuestrada junto con su marido Eduardo Corvalán que fue visto en “puente 12”. Los restos Eduardo fueron identificados por el EAAF, Mónica y su hijo/a continúan desaparecidos.

Gladys del Valle Porcel. Embarazada de 6 meses al momento de su secuestro el 28-10-76. Fue vista en “puente 12” por varias personas que así lo declararon, entre ellas Elena Corbin de Capisano. Fue asesinada a principios de febrero del 77. Sus restos fueron identificados por el EAAF. Su hijo/a continúa desaparecido.

Cristina Silvia Navajas. Embarazada de 2 meses al momento del secuestro el 13-7-76. Fue vista por varios sobrevivientes en “puente 12” entre ellas Mercedes Borra. Ella y su hijo/a continúan desaparecidos.

Nora Ester Román. Embarazada de 1 mes al momento del secuestro el 19-6-76. Fue vista por Raul Codesal en “puente 12”. Fue asesinada el 18-2-77. Sus restos fueron identificados por el EAAF. Su hijo/a continúa desaparecido.

Juana María Arzani de Capella. Embarazada de 4 a 5 meses al momento del secuestro el 3-11-76 junto a su marido. Fue vista en “puente 12” por Lelio López. La pareja y su hijo/a continúan desaparecidos.

Gloria Elena Domínguez. Embarazada de 1 mes aprox. al momento del secuestro el 15-9-76 junto con su marido Jorge Gudiño. Fueron vistos en “puente 12” por Lucía Fariña. La pareja y su hijo/a continúan desaparecidos.

Viviana de Angelis. Embarazada de 1 a 2 meses al momento del secuestro el 3-10-76 junto con su pareja Héctor Guede. Vistos por varios sobrevivientes en “puente 12”. La pareja y su hijo continúan desaparecidos.

En abril del 77 varios sobrevivientes vieron a mi mamá o supieron del nacimiento de mi hermana Victoria en el centro clandestino de detención conocido como “Pozo de Banfield” entre el 8 y el 12 de abril: Adriana Calvo, Ana Caracoche, Lidia Papaleo, Silvia Fanjul y Gustavo Caraballo entre otros.

Mi especial agradecimiento a todos los sobrevivientes de aquel horror que generosa y valientemente han declarado a lo largo de los años en numerosas instancias.
Mi mamá fue secuestrada el 11 de noviembre de 1976, ese mismo día se hizo una denuncia y se inició una causa judicial que fue sobreseída sin imputados y sin encontrar a mi mamá.

En los siguientes años se presentaron numerosos habeas corpus: cuento por lo menos 16 jueces distintos que intervinieron en los distintos habeas corpus, ninguno con resultados.

Desde la familia hemos realizado una búsqueda activa desde el primer momento, tanto de mi madre, luego de mi hermana y siempre de justicia. Que hemos sido acompañados por amigos y compañeros.

Pese a todo el enorme esfuerzo de nuestra parte hasta ahora solo hemos conseguido: 2 condenados por alguno de los delitos cometidos contra mi hermana: Videla y Bignone, en julio del 2012, 35 años después de que se empezaran a cometer estos delitos.

Pero a 41 años del secuestro de mi mamá no hay un solo condenado por ninguno de los numerosos delitos que se cometieron contra su persona.

Hace un mes se inició el primer juicio por algunos de los delitos cometidos en el centro clandestino de detención dónde mi mamá permaneció cautiva por lo menos 3 meses y solo hay 1 imputado por el caso de mi mamá en este juicio. Tras 41 años de iniciados estos delitos es sumamente insuficiente la respuesta que nos da el estado. No puede ser que para este centro clandestino de detención no se identifiquen a las decenas de miembros de la policía bonaerense y decenas de interrogadores y torturadores de Inteligencia del ejército y demás responsables de su funcionamiento de otras fuerzas represivas.

Y en la causa por el otro centro clandestino de detención dónde estuvo cautiva mi mamá, el “Pozo de Banfield” la causa ha sido parcialmente elevada a juicio oral hace más de 5 años pero aun no hay novedad de cuándo se llevará a cabo el mismo.
Por todo esto resulta indispensable:

  •  Que se completen todos los cargos vacantes para que puedan realizarse sin más demora todos los juicios que esperan hace años
  •  Que se profundicen las investigaciones para llegar a todos los responsables
  •  Que se encuentren pronto a todos nuestros familiares apropiados

    30.000 compañeros detenidos desaparecidos ¡presentes! ¡Ahora y siempre!








    Temas relacionados

    Dictadura cívico-militar   /    Libertades Democráticas   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO