Juventud

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

El triunfo de Bárbara Brito en la FECH: un importante punto de apoyo

Los recientes resultados de las elecciones FECH nos llenaron de alegría. Bárbara Brito fue electa como la primera vicepresidenta FECH trotskista y feminista que conquistó uno de los puestos de influencia más importantes de la política estudiantil a nivel nacional. Compartimos algunas reflexiones en torno a los resultados en base a la movilización estudiantil de este año y sus perspectivas.

Aracelly Pradenas

Representante facultad de Humanidades, Mesa interina UPLA

Valeria Jara

Representante Facultad de Ciencias, mesa interina UPLA

Viernes 18 de noviembre | 07:35

Este año el movimiento estudiantil se jugaba por dos estrategias generales en un marco en que aumentaban los cuestionamientos al gobierno y el régimen político. Este año en las plenarias CONFECH se dieron muchos debates, el principal fue en torno al proyecto de reforma educacional del gobierno: Incidencia parlamentaria o retiro del proyecto, esas eran las dos opciones presentadas.

Aunque parecía una discusión de táctica lo que estaba en juego en última instancia iba más allá de la reforma educacional aunque claramente ahí tenía sus consecuencias prácticas a las que había que responder: conquistar gratuidad universal y una reforma que contuviera las demandas históricas del movimiento estudiantil.

Lo que estaba más de fondo en esta discusión era qué rol iba a jugar el movimiento estudiantil ante el fracaso del proyecto de la Nueva Mayoría como un proyecto de desvío del ciclo político abierto con las movilizaciones del 2011. La reforma educacional era parte de esta pelea y en la cual debíamos enfrentar con perspectiva el debate. ¿Los estudiantes podremos seguir cumpliendo un rol de acelerador de los cuestionamientos al régimen heredado de la dictadura? ¿Podremos ser parte de la expresión política de esos cuestionamientos? ¿Cómo mantenernos como un actor político nacional que incomode a los partidos empresariales instalando ideas programáticas que sean tomadas por miles en las calles?

Las juventudes del gobierno y la Izquierda Autónoma hicieron un esfuerzo por imponer la primera estrategia que implicaba subordinarnos a una reforma neoliberal y los tiempos del parlamento. Decirle a los estudiantes incidir en la reforma era mentir descaradamente, ya que todo cambio podía ser solo puntual cuando el problema de la reforma de Bachelet era estructural y eso era una idea aprobada de manera importante en el movimeinto estudiantil. En este escenario La UNE que hoy gano la presidencia de la FECH tuvo una posición ambigua que contribuyo al rápido desgaste de la movilización estudiantil este año y que finalmente se impusiera una estrategia de desvío.

Muchos estudiantes nos vimos chocando con el muro de estas organizaciones en varias plenarias CONFECH. A esta estrategia de desvío había que ante ponerle una estrategia consecuente y de lucha. Debíamos instalar la idea clara sobre la necesidad de retirar el proyecto de reforma educacional e instalar en las calles nuestras demandas históricas, partiendo por la gratuidad universal terminando con el sistema de vauchers. Los estudiantes en Chile queremos terminar de raiz con la educación que nos lego la dictadura, ese discurso no podia perderse, ni en negociaciones, ni en “puntos prioritarios” y esa serie de frases vacias que lo que hacian era que perdiera vitalidad el rol del movimiento estudiantil y lo que hemos pedido miles de estudiantes en las calles.

Hay que iniciar una nueva etapa, nuestra reforma va a ir íntimamente ligada al cuestiona miento del régimen político y al tipo de sociedad que queremos. Mas allá del debate, la CONFECH debía hacer un llamado explícito a iniciar un proceso de reforma universitaria para cambiar en cada una de las universidades la educación que nos lego la dictadura. Este proceso en una alianza junto a los funcionarios y docentes fortaleciendo los procesos de claustro triestamental que se vienen levantando en diversas universidades, la universidad de Playa Ancha es una de las pioneras en este sentido, debemos instalar que queremos terminar de raíz con la universidad neo liberal y para eso buscaremos abrirla, poniéndola al servicio de los trabajadores y el pueblo.

El triunfo de Bárbara Brito es muy importante, porque rompe con ese muro con el que chocamos estos últimos cinco años. Al menos permite que sea un gran punto de apoyo para los miles de estudiantes que no confían en la Nueva Mayoría y que han combatido por una estrategia que no nos subordine y termine entregando a cambio de nada nuestras demandas históricas. Es un punto de apoyo para la lucha de los trabajadores y permite que el movimiento estudiantil Chileno pueda profundizar un sello de unidad obrero-estudiantil. Es un punto de apoyo para el movimiento de mujeres y feminista, que este 2016 tuvo que ir a funar una sesión del CONFECH para que fuese integrado y profundizado el punto de “educación no sexista” dentro del pliego de demandas CONFECH.

Es ademas un punto de apoyo para expresar la voz política de un sector del movimiento estudiantil que tenga una perspectiva anti capitalista clara y que pueda ser una alternativa ante la suma importante de proyectos reformistas que tienen su origen y base muchos en el movimiento estudiantil. En un año eminentemente electoral, los proyectos demagógicos desde la derecha, proyectos de sectores “progresistas” de los partidos empresariales y variantes reformistas de “progreso” van a atravesar el debate estudiantil. Fortalecer nuestra capacidad de instalar ideas programáticas y lecciones estratégicas sera también un desafío para los dirigentes estudiantiles el 2017.

Este 2016 varias universidades protagonizamos largas paralizaciones, en particular las universidades regionales que serán precarizadas de manera importante por el proyecto de reforma educacional, pero esos procesos quedaban aislados. En la UPLA se vienen dando importantes procesos central mente ligados a la posibilidad de que estudiantes, funcionarios y estudiantes puedan tomar las decisiones en la universidad y no un grupo selecto de autoridades. Queda el desafío que este triunfo sea nuestro punto de apoyo.




Temas relacionados

FECH   /   Movimiento estudiantil   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO