Cultura

CINE Y POLÍTICA

El silencio de otros

Con ese impactante título se estrenó el documental que trata sobre la lucha de las víctimas de la dictadura franquista por justicia. Se proyecta en la sala Leopoldo Lugones (Complejo San Martín-CABA) hasta el 11 de septiembre, todos los días a las 19 h.

Viernes 6 de septiembre | 23:47

Con ese impactante título se estrenó el documental que trata sobre la lucha de las víctimas de la dictadura franquista por justicia. Se proyecta en la sala Leopoldo Lugones (Complejo San Martín-CABA) hasta el 11 de septiembre, todos los días a las 19 h.

Producida por Pedro Almodovar y dirigida por Almudena Carracedo y Rober Bahar, este documental ha recibido varios premios. Entre ellos el del Festival Internacional de Cine de Berlin y este año el Goya (el Oscar español) al mejor documental.

Fue realizado a lo largo de seis años y muestra la dura lucha de familiares de las víctimas y sobrevivientes contra la impunidad de los crímenes brutales del franquismo e incluso de algunos posteriores con el retorno de la “democracia”.

En abril del 2010 se organizan y comienzan la llamada Querella Argentina. Esta consiste en que, dado que en España no se puede juzgar a los autores porque hay una ley que los amnistía, recurren a la justicia argentina para que investigue y sancione esos crímenes de lesa humanidad que como tal no prescriben ni tienen fronteras.

La jueza es la conocida Dra. Romilda Servini de Cubría, que choca contra el régimen monárquico. La jueza argentina les dice a los querellantes que necesita testigos. Son varias las víctimas que se presentan. Servini le pide al Consulado argentino en Madrid que disponga lo necesario para realizar las testimoniales vía conferencia por internet, y cuando se están por realizar, la embajada española en Buenos Aires llama al Gobierno para exigir que no se realicen dichas conferencias porque implicarían una ruptura de relaciones con Argentina. Desazón en las víctimas y una de ellas, muy mayor, viajará a Buenos Aires para testimoniar personalmente frente a la jueza.

El documental muestra a Aznar y Rajoy, ambos expresidentes de gobierno y del PP (Partido Popular), con declaraciones de “olvidar y no remover el pasado”, coincidentes con las mismas palabras de Franco y de los reyes Juan Carlos I y su hijo Felipe VI que provocan indignación.

Lee también “La querella en Argentina demostrará que el franquismo no terminó cuando murió Franco”

No todo se dice

Pero lo que el film no muestra es la complicidad abierta de los dirigentes del PSOE (Partido Socialista Obrero Español), como Felipe González y del PCE (Partido Comunista de España), como Santiago Carrilllo, en ese gran pacto de impunidad.

Hay imágenes de cuando en octubre de 1977, en las recién elegidas Cortes (parlamento), se vota la ley de amnistía casi por unanimidad pero no se nombra a los partidos que la apoyan.

En 1977, el PCE y PSOE, que eran los partidos mayoritarios entre los trabajadores y que casi habían ganado las elecciones, votaron esa ley infame que les dio libertad a los presos que quedaban a costa de darle impunidad a los crímenes franquistas.

Se ha comprobado que son más de 100.000 los desaparecidos (muchos en fosas comunes como se ve en el documental), sin tener en cuenta a los miles de presos y torturados.

En 1978 también votan la nueva Constitución, se acepta la monarquía constitucional como régimen político renegando de la República y se firma el famoso Pacto de la Moncloa. Se montaba así la llamada Transición y el régimen del ’78.

Cuarenta años después las víctimas se chocan contra el mismo pacto de impunidad, ya que ante el pedido de derogar la ley de amnistía de 1977 es el PSOE quien se niega (el PCE desapareció).

Te puede interesar Querella argentina: el Estado español se niega a juzgar los crímenes del franquismo

Conmovedora por sus relatos e imágenes, el film ha tenido gran difusión en Europa donde se estima que la vieron más de un millón de personas.







Temas relacionados

Pedro Almodóvar   /    Francisco Franco   /    Franquismo   /    España   /    Libertades Democráticas   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO