Juventud

ACTO PTS // TESTIMONIOS

El rol político del 6D: “agrupémonos todos en la lucha final”

Lucas Agustín

Estudiante de Historia UBA

Miércoles 10 de diciembre de 2014 | Edición del día

El exorbitante calor del pasado 6 de diciembre vibro en perfecta sintonía con la acalorada lucha que día a día protagonizan la clase obrera, y demás sectores oprimidos de la sociedad, como los jóvenes, las mujeres, gays lesbianas y trans. Reunidos en el estadio Malvinas Argentinas, por convocatoria del PTS, distintos referentes obreros y obreras, compartieron sus experiencias, logros y expectativas.

Así, quedo evidenciada una sólida solidaridad de clase, que debido al momento histórico que atravesamos tiende al crecimiento, requisito fundamental para lograr en la clase obrera una conciencia de clase y así organizarse políticamente en organizaciones independientes de la burguesía. Claros ejemplos en este sentido se expresaron en las palabras de Alejandro Vilca, dirigente del PTS en Jujuy :

“Nuestra lucha no es solo económica, sino también política”.

O cuando el dirigente de Mady Graf (ex Donnelley) Eduardo Ayala, invito al escenario a Raúl Godoy militante del PTS y obrero de Zanon una fabrica bajo control obrero, reconoció el valor y el ejemplo de su lucha y le obsequio una remera (la cual tenia insignias correspondientes a la empresa recuperada). Por su parte Godoy le obsequió su chaqueta. Percibimos en este caso un hecho un símbolo de la unidad de la clase obrera en la lucha contra la opresión de la burguesía. Es hacia este punto al que los trabajadores debemos apuntar acompañados por los estudiantes, como lo afirmo Cecilia Mancuso militante de la juventud del PTS :

“(…) la manera de terminar con nuestras miserias es atacando los intereses y los privilegios de los capitalistas, sus políticos y sus burócratas (…)”.

Y también debemos levantar las banderas de otros sectores que son victimas de este sistema de explotación como las mujeres y la comunidad de lesbianas, gays y trans, como lo arguyo Andrea D’Atri :

“Estamos en la primera fila de la lucha por los derechos democráticos, aunque sabemos que bajo este régimen social de explotación y miseria, ni siquiera los más mínimos derechos que le arrancamos con nuestra lucha.(…) Por eso, es necesario construir una izquierda de la clase trabajadora, la única clase que puede hacer volar por los aires el orden de miseria y muerte de los capitalistas”.

De esta manera solo fruto de la unión y la organización previa podremos hacer carne nuestras reivindicaciones, y conquistar el poder político. Es por ello que el canal que estructure esta gesta debe ser el FIT. Tal como lo afirmó el precandidato a presidente y actual diputado por Mendoza, Nicolás Del Caño:

“(…)Los diputados del PTS en el FIT creemos que la repercusión en las bancas no se debe esencialmente a la multitud de proyectos que presentamos, o a los discursos y denuncias en el Parlamento. Sino que nuestros fueros estuvieron al servicio de cada lucha de los trabajadores(…)”

Por lo tanto se debe preponderar la existencia del FIT en pos de la lucha contra la burguesía y sus secuaces, dejando de lado posibles fracturas que emanan desde tradicionalismos o personalismos.

Tal es así el camino que eligió el PTS, en palabras de Del Caño :

“ (…)Cuando los compañeros del PTS me propusieron la precandidatura a presidente, ante compañeros de tanta tradición como José Montes, Raúl Godoy, Christian Castillo, lo hicimos con el espíritu de refrendar lo que hicimos en Mendoza. Allí, uno de cada 4 jóvenes votó al FIT. Queremos lograr ese apoyo de la juventud precarizada a todo el país. Queremos fusionar la juventud trabajadora, la clase obrera, las mujeres, con la izquierda (…)”

En conclusión rescato que el acto fue una jornada de grandes dimensiones puesta en función de la lucha obrera e invitando a mas trabajadores a participar y a acompañar a sus hermanos de clase. Por ultimo, rescato el rol del PTS como organismo estructurador que tiende a encarrilar el derrotero político de la clase obrera, (así como otros partidos) y en su trabajo para solidarizarse con organizaciones obreras de otras partes del mundo como México, Brasil y Francia.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO