Juventud

UNIVERSIDAD

El reclamo docente desembarcó con clases públicas en Económicas-UBA

Fue en el marco del paro por salario en universidad . La solidaridad de los estudiantes y el rechazo de la conducción radical del centro. Conocé el testimonio de los protagonistas.

Daniel Gorber

Agrupación Marrón | CNEA

Viernes 31 de marzo de 2017 | Edición del día

La jornada de paro por 72 horas cerró el día jueves con más de una decena de clases públicas en los patios de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Se desarrollaron desde bien temprano por la mañana hasta la noche y contaron con un cierre especial: la presencia de Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, dando una clase pública para la materia Poder Económico y Derechos Humanos.

La clase pública “es una forma interesante de poder poner en conocimiento a los alumnos sobre el conflicto docente, que muchas veces, por la parcialidad de los medios, uno puede tener una visión sesgada del mismo” comentaba Franco, estudiante de Economía al finalizar una de las clases, quien también manifestaba su deseo de que “los docentes, de manera generalizada, realicen un paro activo para generar conciencia de su reclamo general.”

“El gobierno con tal de no acordar el salario que están pidiendo los docentes, estigmatiza todo lo que significa la educación pública, la labor de los docentes. Lo que permite demostrar que esta protesta es por un montón de cuestiones” indicaba Samanta, alumna de la materia Cuentas Nacionales del profesor Graña, uno de los docentes que sacó su clase al patio. “Como estudiante creo q es muy positivo porque por un lado nos permite acompañarlos, porque es algo q nos afecta a todos los estudiantes de la universidad pública, y también es importante que conozcamos cuál es el conflicto desde el propio ámbito de la universidad y poder tener la oportunidad de debatir en clase, en el contexto educativo, desde adentro” agregaba.

“Me parece muy bien que los docentes se organicen para pedir un sueldo que es más que justo, ya que la inflación de este año será aunque sea de un 30%, y les están ofreciendo mucho menos, la lucha me parece totalmente justa. Así que las marchas y paros están totalmente justificados” opinaba Juan, también estudiante de la misma materia. Y remarcaba el problema de la visibilidad ya que “desde el centro (de estudiantes) no se ha visto ninguna cartelera en apoyo a los docentes.”

Precisamente la conducción del Centro de Estudiantes de la facultad (CECE), a cargo de la agrupación radical Nuevo Espacio, no se ha pronunciado por el conflicto de los docentes universitarios, ni ha convocado a asambleas para debatir entre docentes y estudiantes como derrotar este ataque, que es a la educación pública de conjunto. Por el contrario, su corriente estudiantil, sacó hace unos días una carta desde la presidencia de la Federación Universitaria Argentina boicoteando el paro de docentes bonaerenses. El rol de Nuevo Espacio, como eslabón del gobierno de Macri en la facultad termina contrastando de forma obscena con la solidaridad y preocupación que tienen cientos de estudiantes por el salario de sus docentes. El mismo posicionamiento tuvieron durante el reclamo presupuestario de 2016 donde fueron los propios consejeros estudiantiles de Nuevo Espacio quienes aprobaron un aumento de presupuesto del 0% que solo pudo ser revertido con la auto organización y movilización de estudiantes y docentes. Este año volvieron a dar la nota siendo la única organización estudiantil que no participó de la marcha federal por la educación como informamos desde estas páginas.

Sin embargo el boicot del oficialismo radical, adicto al rectorado y el gobierno nacional no puede aplacar un reclamo que esta semana comenzó con decenas de clases públicas y que contó con el apoyo de los estudiantes, prometiendo continuar la semana que viene aún con más fuerzas. Mientras el gobierno sigue escalando en el ataque a los docentes diciendo “que tienen vocación de conflicto”, “que son unos vagos” y “que están politizados” los protagonistas de la educación pública saben bien que si las clases y la formación se sostienen dia a dia es por el enorme esfuerzo que realizan ellos y no los funcionarios que cobran cientos de miles de pesos mientras el salario docente es una miseria (inclusive en la UBA más de 10000 docentes trabajan ad honorem, sin recibir remuneración)

Tambien te puede interesar: Paro de docentes universitarios: la educación pública en debate

Por esto la semana próxima las clases públicas pueden extenderse a decenas de cursos en todas las sedes. La coordinación solidaria de docentes y estudiantes puede y debe lograr que este conflicto triunfe exigiendo a la conducción del CECE que sea parte de la convocatoria a una asamblea conjunta interclaustros. Para conseguir un salario digno y en defensa una educación de calidad, pública y gratuita desde donde se pueda cuestionar y transformar la injusticias de la realidad en la que vivimos miles de trabajadores y estudiantes. Para esto es necesario que todos los involucrados tomen el reclamo en sus manos . Es posible.







Temas relacionados

Nuevo Espacio   /    AGD   /    Facultad de Ciencias Económicas UBA   /    Estudiantes   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO