Mundo Obrero

ALICORP - EX JABÓN FEDERAL

El primer round es nuestro, pero la pelea recién empieza

La burocracia jabonera del SOJO, que responde al gobierno y defiende a la patronal, ataca a la histórica comisión interna combativa de Alicorp (ex Jabón Federal), ubicada en La Matanza, por defender los derechos de los trabajadores.

Luis Giordano

Trabajador y congresal del Sindicato de Obreros Jaboneros del Oeste

Martes 6 de enero de 2015 | Edición del día

La burocracia contra los obreros combativos y la izquierda

En diferentes escalas y niveles, vemos ejemplos en todo el país, de cómo se intenta descabezar, por parte de la burocracia sindical en acuerdo con las patronales, a las internas, delegados y organizaciones obreras combativas que resisten los planes de ajuste, despidos y suspensiones, o que defienden la calidad de vida y laboral de los obreros. La burocracia ataca porque se siente amenazada por el creciente fenómeno que se da en las fábricas, y que reflejan todos los diarios nacionales, donde se extiende la influencia de la izquierda y se eligen delegados combativos, porque los trabajadores empiezan a estar hartos de la política pro patronal de las burocracias sindicales.

Como todos conocen, esto es lo que vienen intentando hacer desde la burocracia sindical de los mecánicos SMATA, con los delegados combativos y de izquierda de LEAR, hasta la UOM de Córdoba que se enfrentaron a los delegados combativos que defendieron y le impusieron, a las trompadas con la burocracia, sus derechos. Lo hacen para imponer, como dice el dirigente oficialista de la UOM, Caló, la “paz social” para que las patronales y el gobierno puedan aplicar los ajustes que se vienen y de paso “hacer bien la tarea” en este año electoral para engrosar con sus candidatos las listas de los partidos de los patrones.

Pero la burocracia se enfrenta a la convicción y resistencia de los delegados y a la clara defensa de los trabajadores por preservar sus conquistas. Este ánimo en la base de las fábricas es lo que permite torcerle el brazo a la política de la burocracia oficialista que defiende con uñas y dientes que su gobierno “llegue en paz hasta el fin de su mandato”, aunque sea a pesar de los trabajadores. Este mismo intento lo vimos los días previos al comienzo del nuevo año en Alicorp, planta jabonera dirigida hace más de 9 años consecutivos por la izquierda (PTS) ubicada en un bastión del peronismo como es el partido de La Matanza.

¿Qué sucedió en Alicorp?

El martes 30/12 en la emblemática planta de la ex Jabón Federal (Alicorp) se desarrolló una asamblea general donde participaron más de 120 trabajadores para discutir el bono de fin de año que la patronal se venía negando a dar. De la misma, participó la directiva del sindicato (SOJO), con su abogado y vocero Gota, como le exigimos la Interna y los trabajadores durante las 8 asambleas previas, con paro de la producción, para que vengan a dar la cara.

En la misma se discutió que el bono de fin de año era una conquista lograda por los trabajadores y sus representantes de fábrica desde hace 5 años y que no había que perderlo, más cuando las paritarias quedaron bien lejos de los altos índices inflacionarios. Los trabajadores le pidieron explicaciones al sindicato sobre porqué no realizó ni una sola medida para conseguir el bono (al igual que todas las burocracias oficialistas) y porqué recién un día antes de fin de año aparecían.

La burocracia, intentando reubicarse, vino a la asamblea de la mano de la patronal, sólo con la intención de quedar ellos como los que consiguieron el bono. Pero como los mismos trabajadores saben, la empresa se ve obligada a seguir dándolo por la decisión contundente de ellos y su Interna.

Un intento fallido de color verde

Esta asamblea se dio en el marco de que en los días previos, corrían rumores en la fábrica de que la directiva del SOJO estaba preparando la destitución de la comisión interna. Pretendían hacerlo sin avisar oficialmente a los delegados, sin querer que ejerzan su derecho legítimo de defensa, ya que uno de ellos Gustavo Gómez se encuentra con ART, y otro de ellos, justamente Franco Villalba -histórico delegado combativo de la fábrica-, para esa fecha ya se encontraba con vacaciones laborales, cuestión que obviamente la patronal y la burocracia sabían. Preparaban a escondidas una maniobra evidente, ilegítima e ilegal, en total acuerdo con la empresa. Los rumores hicieron que el conjunto de los trabajadores se preparara para salir en defensa de su gran conquista recuperada en el 2005, su comisión interna, ¡y así lo hicieron!

Gota –que se tutea con el jefe de personal de la empresa y trató públicamente de “negro de mierda” a un trabajador que cuestionó a la directiva del sindicato-, quiso en todo momento, mientras transcurría la asamblea, atacar la decisión contundente de los trabajadores y la interna. Intentó desviar la discusión del bono y con argumentos que no resistían a una sola prueba, preparaba el terreno para proponer votar el pedido de destitución. Pero el títere de la patronal, Gota, se encontró con la firme resistencia y defensa de los trabajadores que al grito de “traidor” lograron desarmar la maniobra de la burocracia del SOJO.

No tenía la relación de fuerzas para avanzar sobre esta importante conquista de los trabajadores. Estaba en minoría y tuvo que retroceder en su intento destituyente y proponer, para salir del mal paso, qué hacer con el bono de fin de año. En ese momento propuse mantener la asamblea e ir a discutir con la empresa el pago del mismo e informar luego el resultado de la negociación. Además del sindicato y el único delegado presente de la Comisión Interna, nos acompañó una comisión de trabajadores a participar de la reunión entre los cuales se encontraban varios activistas refenciados con la Interna.

A la salida, luego de informar los resultados con la patronal se dio por finalizada la asamblea. Pero cuando ya se había ido la mayoría de los trabajadores, quedando una minoría en la fábrica, desde el sindicato le dieron la orden a un alcahuete que es conocido como el "Carnero de siempre" (y jamas hizo conocer su voz en una asamblea), para que mocione la propuesta de destitución de la Comisión Interna. Lo único que lograron fue el repudio de la mayoría de los que se iban retirando, quedando una vez mas en ridículos ante sus maniobras burocráticas.

Un primer round a favor de los trabajadores y la Interna

No lograron su objetivo de destituir a la interna en un solo golpe, por eso el primer round es nuestro, de la mayoría de los trabajadores y su interna clasista y de izquierda. Pero no somos ingenuos, la pelea sigue y los trabajadores nos tenemos que preparar y organizar contra todas las maniobras de la burocracia en acuerdo con la patronal. Hace unos años también nos atacaron pidiendo juicios de desafueros, como aquella vez los trabajadores vamos a defender a la interna con paros y movilizaciones si es necesario.

Esta burocracia jabonera oficialista, que carnereó todos los paros nacionales mientras en Alicorp nadie trabajaba, que perdió las elecciones de la fábrica en septiembre 2013, y que viene de salir última en las elecciones en Procter & Gamble (otra jabonera del gremio), ya optó hace tiempo por subordinarse a su gobierno que ataca nuestras conquistas con la inflación y la pérdida salarial, con el impuesto al salario que se niega a eliminar y que se prepara para un año donde en el horizonte no se ven cambios en la economía que favorezcan al bolsillo obrero y a las familias trabajadoras.

Le exigimos a la burocracia del SOJO que respete la decisión democrática de los trabajadores, y que convoque a un “plenario de delegados de todo el gremio”, para unificar los reclamos con los trabajadores de Procter y otras fábricas, contra el aislamiento al que nos quieren empujar, para que peleemos separados.

Así como en Alicorp, pero también en el resto de las fábricas del país, los trabajadores tenemos que seguir organizándonos para no dejar pasar las políticas de ajuste que intentan aplicar las patronales en función de preservar sus ganancias, sobre nuestras espaldas contando para ello con la “policía interna” que es la burocracia sindical.

Los obreros de Alicorp, que fuimos una avanzada del sindicalismo de base que surgía en 2005, ahora tenemos que sentirnos hermanos de los obreros combativos y de izquierda que resisten a la burocracia y a las patronales de todo el país, como los indomables de Lear, los de Donnelley que pusieron a producir la fábrica bajo gestión obrera, y tantos otros. Junto con apoyarnos en la gran conquista que significa para los trabajadores tener diputados a disposición de fortalecer nuestras luchas, como Christian Castillo y Nicolás del Caño, del PTS, que han demostrado su importante rol en las luchas de nuestros compañeros de la zona norte del GBA.

Estos días seguiremos fortaleciendo la organización de los trabajadores, para enfrentar estos ataques y debatiendo entre todos las medidas a adoptar si la burocracia y la empresa pretenden seguir con su plan.







Temas relacionados

Alicorp   /    La Matanza   /    Smata   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO