Economía

JUJUY-PARITARIAS

El presupuesto para salarios aumentó 34% y la paritaria fue del 5%, ¿Dónde está la plata?

Desde el gobierno afirman que “no hay plata” ante el reclamo de los estatales. Sin embargo, el presupuesto de personal 2018 votado por el oficialismo y la oposición es de $23.600 millones, un 34% más respecto de 2017. Hace falta que los gremios convoquen a un plan de lucha para defender el salario.

Gastón Remy

Docente universitario | Facultad Cs. Económicas UNJu

Martes 29 de mayo | 13:38

La provincia de Jujuy fijó la paritaria más baja del país, un miserable 5% que al mes de abril quedó a menos de la mitad de la inflación del 10,2% que según el Indec registró la región NOA. En el caso de los salarios docentes se ubican en el 4to lugar más bajo entre las 23 provincias y la CABA.

Ante cada reclamo paritario la respuesta por parte de los gobiernos es (fue) siempre la misma: “no hay plata”.

Sin embargo, los números del presupuesto 2018 votado por la totalidad de los diputados oficialistas y opositores en sesión extraordinaria del 7 de diciembre, el gasto en personal en 2018 asciende a $23.600 millones, aumentando un 34% (más de 6.000 millones) respecto de 2017.

El ministro de Hacienda, Carlos Sadir prefiere sostener el relato de siempre, la falta de recursos, mientras hace “como si” fuera a revertir y ajustar a una burocracia de funcionarios que con el gobierno de Morales-Haquim pasó de 8 a 13 ministerios.

La inflación que proyecta el mismo Banco Central es del 25% y no se puede descartar, si continúan las devaluaciones, que sea aún mayor. La suba de tarifas en la provincia también golpea al salario, en agua y luz (29%), en colectivo (36%) y en el gas (116%) durante el último año.

Por eso es necesario que los gremios docentes y estatales, que tienen que volver a reunirse esta semana con los funcionarios, convoquen asambleas para que ese mismo día comience un plan de lucha. Por una paritaria que iguale a la inflación y se ajuste con cláusula gatillo, afirman las maestras y docentes de la agrupación 9 de Abril.

Desfinanciando al Estado

En cuanto a la política fiscal del gobierno provincial desde la firma del “Pacto Fiscal” y la Ley de Responsabilidad Fiscal a fines del año pasado se votó por desfinanciar al Estado. En consecuencia a partir de enero de 2018 las alícuotas de ingresos brutos se redujeron en promedio más de la mitad.

Siendo el impuesto que representa entre el 75 y 80 por ciento de la recaudación total, esta decisión a pedido de los grandes grupos económicos, trajo como consecuencia una caída en el dinero que ingresa a las arcas públicas.

En base a los datos disponibles en la web de rentas de la provincia se observa que durante el primer cuatrimestre del año hay una reducción de la recaudación y un repunte en abril.

Sin embargo, la recaudación de ingresos brutos cae en promedio un 8%. Este cálculo surge, si comparamos los incrementos nominales entre 2018 (enero-abril) y 2017, respecto de los incrementos que hubo durante iguales meses entre 2017 y 2016. O sea, se observa una dinámica de menor crecimiento de la recaudación, solo en términos nominales, sin considerar el “efecto ajuste” de la inflación.

Financiando al capital

La contracara del desfinanciamiento del Estado es la transferencia de recursos a los grandes grupos económicos que operan en el territorio provincial. Si tomamos el caso de la industria solo 6 empresas (Ledesma, Mina El Aguilar, Holcim (ex Minetti), Ingenio Río Grande, entre otras) representan el 80% de las ventas. Justamente sobre estos valores se calculan los ingresos brutos que fueron reducidos considerablemente. Y según el pacto fiscal deberían seguir bajando en los próximos años.

Como parte de las concesiones al gran capital las multinacionales mineras van a recibir a partir del “Pacto Minero” la posibilidad de que las provincias decidan si cobra el 3% de regalías, o si lo hacen en menor medida o no lo hacen directamente.

Otro combo de beneficios incluye a un selecto grupo de 8 empresas que van a recibir un adicional de reducción impositiva. Este favor a los empresarios es Ley (N° 5922). Entre las favorecidas se encuentra el Grupo Alberdi S.A. perteneciente a la familia del ex vicegobernador y actual diputado provincial por el massismo jujeño, Pedro Segura.

Patear la mesa chica del ajuste

En tiempos de vuelta al FMI la norma es el ajuste fiscal. Así fue en los 26 acuerdos que lleva firmado el país ante el organismo. Esta vez no va a ser la excepción.
Con el ingreso del gobernador Gerardo Morales a la “mesa chica” de Macri, Cambiemos gana a un ajustador con experiencia demostrada durante su función en el ministerio de Desarrollo Social del gobierno de la Alianza en 2001. En ese entonces, Cavallo al frente del ministerio de Economía implementó el “déficit 0” que condujo a un recorte del 13% en los haberes de los jubilados y los salarios públicos.

La defensa del salario y de las condiciones de vida de las familias trabajadoras exige también un programa anticapitalista que afecta sus ganancias con impuestos a las grandes fortunas, el no pago de la deuda externa y el rechazo a todo acuerdo con el FMI. Es necesario abrir este debate en los gremios y que sea parte de los planes de lucha. Los dueños de las empresas, bancos y de la tierra son menos del 1% de la población en Argentina, ellos deben pagar la crisis que generaron. Esta vez la historia tiene que ser otra.







Temas relacionados

Paritarias   /    Jujuy   /    Economía   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO