Internacional

RIO DE JANEIRO, BRASIL

El paquete de ajustes ataca los más pobres y preserva a los ricos

La crisis del estado de Rio de Janerio y el paquete de medidas de ajustes del gobernador Luiz Fernando Pezão están poniendo de pie una gran lucha de empleados públicos. La aprobación del paquete es prioridad no solo para el gobernador, sino también para Jorge Picciani (PMDB), presidente de la Asamblea Legislativa del Estado de Rio de Janeiro (Alerj) y su principal aliado en la casa parlamentaria. Conozca las principales medidas impulsadas por el gobierno de Rio de Janeiro que afectan a los trabajadores y a los sectores más pobres de la población.

Fernando Pardal

San Pablo

Viernes 18 de noviembre | Edición del día

Son muchas las medidas del paquete de Pezão, pero las principales y más drásticas recaen sobre todo sobre los trabajadores, ya que, como gobernador, hizo cuestión de dejar claro incluso antes de volver al cargo, que pretende mantener todas las exenciones fiscales a las grandes empresas.

Mientras, se están realizando sesiones entre diputados para negociar y debatir las medidas propuestas. La idea de Picciani es que las votaciones comiencen a partir del 6 de diciembre. Según el diputado, se espera que las propuestas más polémicas del paquete reciban cientos de enmiendas parlamentarias para ser debatidas en la casa.

Ataques a los salarios, derechos y reajustes de los empleados públicos

Este jueves (17) fue debatida una de las medidas más polémicas que ataca en forma aguda a los trabajadores estatales: el aumento en la contribución salarial de los empleados públicos del 11% al 14%. La propuesta inicial de Pezão, que fue devuelta por la legislatura carioca al gobierno luego de las manifestaciones de la semana pasada, era que la contribución subiese al 30%.

El próximo martes (22) será debatida también la postergación por tres años de todos los aumentos salariales de sectores que ya habían conquistado reajustes para el 2017 y 2018. O sea, ajuste y estafa a los trabajadores.

También ese día discutirán el fin del Instituto de Asistencia al Empleado Estatal de Rio de Janeiro (IASERJ por sus siglas en portugués), que provee asistencia médica a los trabajadores estatales. Eso no solo representa un ataque al acceso a la salud de esos trabajadores, sino una sobrecarga en el Servicio Único de Salud (SUS), que ya hoy es totalmente incapaz de atender su demanda.

El miércoles (22) se discutirá también en la Alerj el fin del Trienio, o sea, el reajuste concedido a cada tres años a los empleados del estado.

Aumento de los impuestos a los más pobres: aumento del regresivo ICMS

El martes se debatirá otra propuesta que la prensa engañosamente viene diciendo que afectará sobre todo al empresariado; se trata del aumento en el Impuesto Sobre la Circulación de Mercancías y Servicios (ICMS), un impuesto regresivo, es decir, que recae porcentualmente mucho más sobre los más pobres, ya que graba el precio de los productos y no la renta o la propiedad. Eso significa que el impuesto pagado por un banquero o por un trabajador precarizado al comprar un paquete de cigarrillos es exactamente la misma, y por lo tanto, porcentualmente mucho mayor para el trabajador, que posee una renta muy inferior.

También es usual que todo aumento de costo que el empresariado tenga producto del aumento impositivo sea repasado al consumidor final, o sea, nuevamente al trabajador.

Esta propuesta incluye el aumento en la tarifa de ramas o productos de uso cotidiano en la vida de los trabajadores, ningún producto de lujo o de uso exclusivo del empresariado.

Fin de los programas sociales

En un estado y un país con una profunda desigualdad social, programas sociales mínimos están lejos de resolver el problema, pero muchas veces representan la diferencia entre tener o no tener un plato de comida. Bueno: es un punto más que será recortado en el plan de Pezão. También el miércoles 22 serán discutidos la extinción del programa Renda Melhor (mejor ingreso) que garantiza una bolsa de entre 30 y 300 reales por familia de bajos ingresos, el Renda Melhor Jovem (mejor ingreso joven) que atribuye una beca adicional al estudiante que permanezca en la escuela, en una cruel permuta de derechos básicos (alimentación y educación) que no son garantizados por el estado.

Recorte en el Boleto Único y subsidios de transporte

Una de las medidas de mayor alcance sobre la población pobre y trabajadora -que depende de forma insustituible del precario y carísimo transporte público -será debatida por los diputados el próximo miércoles. Se trata de elevar la tarifa de integración del Boleto Único de transporte de 6,50 a 7,50 reales; aumento de la tarifa intermunicipal; establecer un techo de hasta 150 reales por mes para el subsidio al derecho y extinguir la gratuidad de la barca a los pobladores de Ilha Grande y Paquetá -que pasará a pagar una tarifa de 2,80 reales. Son los pobladores de la región metropolitana de la zona baja, en general los trabajadores más precarizados y explotados, que serán afectados por esa medida.

Precarización de los servicios públicos con despidos y el fin de contratos

El 30 de noviembre será debatida la medida que limita el gasto con salarios al 70% de laos ingresos líquidos del estado. En la práctica, eso implica una "limpieza" de los empleados del estado, lo que significará la precarización de los servicios públicos para toda la población.

Fin de los comedores populares

Esta medida en la práctica ya viene siendo implementada, con cierres a cuentagotas que dejan a la población más pobre sin tener dónde comer. El estado, para intentar librarse del costo de atacar un derecho tan elemental de una población que depende de él, dice que quiere transferir los comedores a la alcaldía. En la práctica, si la alcaldía no lo acepta, serán cerrados.

Fin del alquiler social

Otra medida que ya viene siendo aplicada, con atraso en los pagos o simplemente falta de pago, es la del alquiler social. El valor ínfimo de 500 reales, que es completamente insuficiente para garantizar la vivienda para una familia. Este gasto es producto de los crímenes sociales de los gobiernos contra la población pobre. Sea por los desalojos forzados que el gobierno hace a decenas de miles para los megaeventos como el Mundial de Futbol o las Olimpiadas, sea por los mal llamados "desastres naturales" de la época de lluvias todos los años, verdaderas tragedias anunciadas que matan y dejan a la familias sin hogar y son consecuencia dela precariedad de las viviendas y de la falta de política del gobierno para garantizar casas para la población.

Para los políticos, jueces y empresarios, todos los privilegios se mantienen

A pesar de la medida demagógica de reducir su salario y de sus asesores en un 30% para poder aprobar sus ataques, Pezão lo hizo para intentar esconder que no va a tocar los privilegios de los capitalistas y de sus principales aliados: jueces y políticos.

Como hemos demostrado, en medio de la crisis estos sectores mantienen sus súper salarios y regalías, y las exenciones de Pezão a empresarios siguen en pie, mientras los derechos más elementales de la población pobre y trabajadora son fieramente atacados.

La única forma de superar efectivamente la crisis con una salida independiente de los trabajadores es tomar las calles, construir nuestras ocupaciones y huelgas con un programa para que sean los patrones los que paguen por la crisis. Con el fin del pago de la deuda, los impuestos a las grandes fortunas, el establecimiento de un salario de una maestra a los políticos y jueces, podremos resolver la crisis del estado sin tocar los salarios y derechos de los trabajadores.




Temas relacionados

Río de Janeiro   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO