Política México

México

ACTUALIDAD

El ocaso del PRI y los dilemas de la oposición

A pesar de su triunfo en el Estado de México, el escenario del 2018 aparece complicado para el PRI. Ante eso, una posible alianza encabezada por Morena tiene mas contradicciones que certezas.

Pablo Oprinari

Ciudad de México / @POprinari

Jueves 15 de junio | Edición del día

Las elecciones en el Estado de México le otorgaron al PRI la gobernatura por un escaso margen. El tricolor ganó en los votos, pero perdió políticamente. No sólo por el sentimiento popular de que se perpetró otro fraude, sino porque en su bastión histórico, cuna de Enrique Peña Nieto, cayó estrepitosamente respecto a las anteriores elecciones para gobernador. En varios de los municipios cercanos a la Ciudad de México terminó como tercera fuerza. Como planteamos aquí, perdió terreno frente al Morena en la clase trabajadora, así como también en los municipios con mayor concentración de riqueza, como Metepec.

El PAN, por su parte, que esperaba en estas elecciones consolidarse como una alternativa con posibilidades para el 2018, sufrió un desbarranque en el Estado de México. Cayó al cuarto lugar y ocurrió lo impensable al inicio de la campaña electoral, cuando peleaba la gobernatura. Y ahora está cruzado por una lucha intestina.

El partido de López Obrador en apenas 2 años se convirtió en la principal fuerza electoral del Edomex. El PRI sólo pudo sobrepasarlo sumando los votos de sus aliados de siempre. Esto es un capital político inigualable para AMLO, que parece acercarlo a la anhelada conquista de Los Pinos. El PRD aminoró su caída de los últimos años y conquistó un 18% de los votos. Si se suman los porcentajes de ambas fuerzas, sobrepasan el 50%.

Esto reavivó las ilusiones respecto a que una coalición entre el sol azteca y el Morena permitiría sacar al PRI de Los Pinos. La dirigencia del PRD, después de negarse a secundar a Morena en los reclamos por fraude, lo llamó a un “frente amplio”. López Obrador se apresuró a decir que no haría acuerdos con “los traidores”. La posibilidad de una alianza para el 2018 no parece tan cercana, y las contradicciones con las que deben lidiar no son menores.

Los dilemas de una alianza

Los resultados alcanzados por Morena en su corta vida no resuelven que aún no conquistó una estructura nacional. Si en el centro y sur del país ya es primera fuerza, ampliar su influencia en el resto de los estados -y en particular el bajío y el norte del país- es imprescindible hacia el 2018. La apuesta de AMLO es incorporar a dirigentes medios del PRD y otros partidos de la “mafia en el poder”, junto a sus redes de apoyo, para construir esa estructura. Sólo así puede aspirar a llegar a la presidencia sin aliarse con otras fuerzas nacionales. Las elecciones recientes en Nayarit y en Coahuila –donde apenas obtuvo un 12%- mostró que esto no es un camino fácil. Incluso en el Estado de México, Morena no alcanzó a cubrir el 30% de las casillas.

El PRD tuvo un respiro momentáneo de la mano de su candidato Juan Zepeda, en el contexto del desprestigio que arrastra en particular desde los sucesos de Iguala y la desaparición de los 43 normalistas. Sin embargo, no tiene posibilidades para el 2018 y el terreno perdido ante Morena no podrá recuperarlo. La esperanza de sus dirigentes es que los votos que puedan presumir le resulten necesarios a AMLO para llegar a la presidencia. La derechización de este partido es tal que, si AMLO no acepta negociar una alianza, pueden irse con la derecha panista.

Por el momento, AMLO ratificó su negativa a aliarse con el PRD. Hay quienes consideran, como el analista Jorge Zepeda Patterson, que esta opción lo aleja de la presidencia del 2018. En este posicionamiento del líder del Morena no hay escrúpulos respecto a los antecedentes de sus posibles aliados, sino mas bien la intención de hegemonizar la oposición electoral al PRI e imponer sus condiciones. Por el momento, el tabasqueño mantiene su intención de desgajar al PRD, atrayendo a sectores del mismo y también del PAN y el PRI.

Los llamados perredistas a un “frente amplio” dejan claro que no aceptará cualquier acuerdo con Morena y abre la puerta para sumar a un maltrecho Acción Nacional, el cual tiene peso justamente en los estados del país donde Morena es más débil. En contraparte, los seguidores de AMLO en la CdMx denuncian que Miguel Angel Mancera y el PRD busca formar un “frente amplio contra el Morena”.

AMLO y el 2018, la moderación ante todo

Mientras se intensifica la confrontación con su antiguo partido, López Obrador profundiza la moderación, para ampliar su base de apoyo y cautivar a sectores del empresariado y las clases medias. Lo mostró el perfil de la campaña de Delfina Gómez, centrando su discurso en la lucha contra la corrupción y evitando temas democráticos fundamentales como el matrimonio igualitario. Ante el descontento con el fraude priista, la ex candidata y AMLO fueron enfáticos en que se concentrarán en los tribunales y descartaron cualquier tipo de acción en las calles, mostrando que su perspectiva no es enfrentar a las instituciones del régimen que una vez más consumaron una imposición en el Estado de México, avasallando la voluntad popular.

La dirección del Morena pretende consolidarse como una alternativa al priismo que sea potable para la clase dominante y que a la par aglutine el descontento popular con el gobierno de Peña Nieto. Las discusiones en torno a la alianza opositora no implican diferencias programáticas y políticas irreconciliables; AMLO ha incorporado a su fuerza a integrantes de los partidos que defendieron las reformas estructurales que son repudiadas también por millones que votan a Morena como una opción al actual gobierno priista.

Ante eso, es fundamental construir una alternativa política de los trabajadores, las mujeres y la juventud combativa, que enfrente y luche por acabar con este régimen político, reaccionario y antidemocrático, al servicio de los capitalistas y las transnacionales.








Temas relacionados

Elecciones 2017 en México   /    Política México   /    Elecciones 2018 en México   /    Estado de México   /    AMLO   /    MORENA   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO