Mundo Obrero

El noreste chubutense paró en masa contra el ajuste

En Trelew y Puerto Madryn el paro fue casi total en la industria y en servicios. En docentes se registró la mayor adhesión del año. Hubo movilizaciones, pero las conducciones sindicales se mostraron divididas.

Sábado 8 de abril | Edición del día

1 / 1

Durante las últimas horas del miércoles y las primeras del jueves ya se podía percibir en los parques industriales del valle inferior del río Chubut y Puerto Madryn la contundencia del paro. Los turnos noche de la mayoría de las fábricas registraban una ausencia superlativa de trabajadores, en algunos casos totales. En la planta de Coca Cola en Trelew pararon todos, salvo administrativos y jerárquicos. Las textiles llegaron a un 80% de adhesión. En las pesqueras fue total en dicha ciudad. Los camioneros también se plegaron masivamente al paro, registrándose un 100% de adhesión en la distribuidora de La Anónima. Las cooperativas eléctricas de la zona solo prestaron servicios de urgencia ya que la adhesión de Luz y Fuerza fue total. Las empresas de correo no abrieron sus puertas al igual que los bancos. Docentes de primaria y secundaria realizaron el paro más fuerte del año, según la conducción de ATECh: más del 50% en Trelew, 80% en Puerto Madryn. En esa ciudad el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) realizó piquetes en aquellos lugares donde las patronales obligaban a los trabajadores a concurrir a sus puestos de trabajo.

Aproximadamente el 50% de los comercios céntricos de Trelew cerraron. Las calles de todas las ciudades estuvieron vacías.

Tanto en Trelew como en Puerto Madryn se efectuaron actos y movilizaciones convocados por la CGT del Valle Inferior del Río Chubut y las CTA Autónoma y de los Trabajadores. En ambos casos se leyó un documento escrito en conjunto entre las centrales obreras a la que adhirieron diversas fuerzas políticas. El único orador en las dos oportunidades fue Luis Núñez, titular de la CGT. En la ciudad costera las actividades comenzaron alrededor de las once de la mañana, en Trelew pasadas las trece.

Entre ochocientas y mil personas se concentraron en la plaza Independencia de Trelew para luego marchar por las calles céntricas de la ciudad, primero hacia las instalaciones de diario Jornada, y luego de diario El Chubut. Alrededor de las once de la mañana aproximadamente cincuenta trabajadores municipales de ATE ya se encontraban en la plaza. Luego llegaron delegaciones de AOT, SUTIAGA, SATSAID, docentes, UTA. Unos minutos antes de comenzar el acto llegó una importante delegación de aproximadamente ciento cincuenta personas que se había concentrado en el Comedor Universitario.

Si bien el marco general se caracterizó por la amalgama de colores de las banderas de los distintos gremios presentes, los bombos y los cantos dirigidos exclusivamente al presidente Mauricio Macri, no debe dejar de señalarse que la movilización estuvo por detrás de las posibilidades de cada sector. Por citar un ejemplo, la AOT no movilizó más de 40 trabajadores, ni el 10% de sus afiliados, algo así como el 5% del total de textiles de la ciudad.

El paro de los trabajadores enrolados en Luz y Fuerza y el Sindicato de Camioneros fue casi total. Sin embargo, no movilizaron. Tampoco lo hicieron la UOCRA ni el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC). En ambos casos con adhesiones dispares al paro. El SEC convocó a parar, pero hizo lo imposible para que los trabajadores no se sumen, y para ello acordó con la Cámara de Industria y Comercio del Este del Chubut.

Ninguno de los cuatros gremios responden políticamente al sector hegemónico del PJ-FPV a nivel provincial, comandado por el intendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares. En algunos casos juegan en el sector opositor liderado por el empresario Jorge Aidar Bestene, y en otros directamente con el gobernador Mario das Neves en Chubut Somos Todos.

Como era de esperarse, la conducción carnera y propatronal del Sindicato de Trabajadores de Prensa del Noreste del Chubut no movilizó ni militó el paro. Solo se limitó a adherir formalmente y comunicarlo a sus afiliados en horas de la tarde del miércoles. Debe recordarse que el secretario general del sindicato es Luis Edelmiro Moraga, concejal de Trelew por Chubut Somos Todos. Se pudo observar a varios integrantes de la comisión directiva trabajando ese día.

El documento consensuado y el discurso de la CGT

Claudia Barrionuevo, por la CTA Autónoma, fue la encargada de leer el documento consensuado con la CGT y la CTA de los Trabajadores. En Puerto Madryn la responsabilidad recayó en Carina Morello, titular de la regional de ATECh de aquella localidad.

El documento en cuestión denuncia correctamente el ajuste implementado por el gobierno nacional de Macri, en particular los despidos y la pérdida del poder adquisitivo del salario, pero nada dice de la complicidad de los gobiernos provinciales con esta política. No se nombra a Mario das Neves y mucho menos el brutal ajuste llevado a cabo por Alicia Kirchner en Santa Cruz. Además, plantea un programa conciliador con sectores patronales de la pequeña y mediana industria.

En uno de los tantos pasajes dirigidos al Gobierno Nacional manifiestan: “Basta de mentiras. ¿Qué son las promesas de campaña? ¿Pobreza cero, eliminación del impuesto al trabajo y la generación de nuevos empleos, salarios dignos?”. También denuncian que no se está respetando los artículos 14 y 14 bis de la Constitución Nacional. Aunque, vale recordar, no es este el primero y ni será el último de los gobiernos burgueses en no cumplir con el mismo.

El documento cierra con las siguientes exigencias: “No a los despidos ni suspensiones; no a la apertura indiscriminada de importaciones; no a los tarifazos, no al permanente aumento de los precios de la canasta familiar; no al impuesto al trabajo; no al intento de avasallar los convenios colectivos; no a ser siempre la variable de ajuste de los gobiernos y las empresas; sí a la educación de nuestros hijos y salarios dignos para los docentes públicos y privados; sí a una cobertura integral de los desocupados y sus familias; sí a resolver con carácter de inmediato la situación de los mayores adultos afectados por el mal funcionamiento del PAMI; sí a la defensa de nuestras economías regionales; sí al restablecimiento de los reembolsos por puertos patagónicos”. Finalmente, manifestaron su solidaridad con la acuciante situación que está viviendo el pueblo de Comodoro Rivadavia.

Luis Núñez, referente del STIA y titular de la CGT, realizó discursos similares en ambas ciudades. En ambos casos repudió la represión del gobierno nacional a los piquetes que se desarrollaron en provincia de Buenos Aires.

Desde arriba de las escalinatas de la histórica glorieta de la plaza, Núñez, entre otras cosas, expresó que “desde Chubut adherimos al paro nacional decretado por nuestra CGT, pero decidimos movilizarnos, porque los trabajadores y sus dirigentes decidimos que había que mostrarse activamente en la calle, no quedarnos en nuestra casa”. Respecto al gobierno de Macri dijo que “hace 16 meses que se les dio una posibilidad para que gobernaran democráticamente, pero la mayoría no lo eligió para que haga esto”, en referencia al ajuste.

Más adelante se detuvo en subrayar que en Chubut “por lo menos podemos decir que gracias a dios la mayoría no lo hizo (votar a Macri), y por eso la mayoría debe salir una y mil veces si es necesario”.

Recordando los años noventa, señaló que “no vamos a aceptar volver a repetir esa vieja historia, que la pongan los que la tienen que poner, que no es el pueblo trabajador, que no son los desocupados, que no son nuestros adultos mayores que hoy no pueden resolver sus problemas médicos porque PAMI no funciona”.

Las diferencias al interior de la PJ y, por ende, de la CGT no estuvieron ausentes en su intervención: “Quiero agradecerles a todos ustedes por estar acá, por defender sus puestos de trabajo (…) Todos los dirigentes que están acá son excelentes dirigentes, buenos compañeros, buenos representantes de los trabajadores. Los que no están porque eligieron no estar por algún motivo, seguramente en algún momento se sumarán. Esto que nos está pasando a nosotros les va a pasar a ellos seguramente en algún momento o a sus trabajadores (…)”.

Núñez hace una pausa, y desde abajo se escucha que alguien grita “¿a dónde está Beliz (Alfredo, referente del SEC)? Traidor”.

Cerró repudiando que a represión en Buenos Aires ese día, expresando también solidaridad con el pueblo comodorense y llamando a movilizar por las calles de Trelew. Al igual que lo que pasó a nivel nacional, no adelantó si habrá continuidad en el plan de lucha.

El acto y la movilización, que según trascendió fue arrancada desde las bases contra la voluntad de la conducción de la CGT, estuvo claramente signado por un tinte antimacrista, pero sin ningún cuestionamiento a los gobiernos provinciales y municipales. Desde ya, tampoco hubo lugar para crítica alguna hacia las conducciones sindicales que están dejando pasar los despidos y suspensiones en la provincia, como la AOT y SETIA en las textiles de Trelew, el Sindicato Ceramista que no hizo nada contra el cierra de Cerámica San Lorenzo, e incluso contra los gremios petroleros, garantes de la paz social en favor de las multinacionales expoliadoras.

No dejó de llamar la atención la pasividad con la que fuerzas políticas de izquierda con responsabilidades en sindicatos y capacidad de movilización, se adaptaron al acto, sin efectuar acciones de lucha como piquetes en los accesos a la ciudad. En esto se observa una clara adaptación a los canales legales del régimen, en particular en un año electoral, donde las formas institucionales parecen ser las únicas elegidas para manifestar la bronca contra el ajuste.

De todas maneras, el panorama provincial parece ser complejo en el corto plazo en lo que hace a las luchas de las y los trabajadoras/es. Con la paritaria docente aun sin resolverse, y con crisis en varias ramas del sector industrial, todo hace avizorar que las calles y las rutas serán lugares recurrentes donde la lucha estará presente.






Temas relacionados

CGT   /    Paro   /    Chubut   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO