Política Chile

VIVIENDA

El negocio inmobiliario en Chile

Se abre debate tras la creación de una "inmobiliaria popular", tras evidenciarse el gran problema de vivienda que atraviesa Chile, siendo Antofagasta una de las zonas más afectadas con un aumentos de casi 1000% de familias que viven en campamento.

Galia Aguilera

Antofagasta

Domingo 4 de febrero

El anuncio esta semana del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), sobre la creación de una “inmobiliaria popular” ha llamado la atención en distintos sectores del ámbito político. Por una parte, Joaquín Lavín (UDI), ha visto con buenos ojos replicar la iniciativa para “la clase media” en la comuna de Las Condes. En la otra vereda, desde el gobierno, la ministra Paulina Saball salió a declarar: “La idea es de Jadue, el proyecto es del Minvu”.

El hecho que desde el gobierno, a través de la Ministra de Vivienda, se atribuya el proyecto tiene que ver con un cambio en las facultades del ministerio, y en donde, desde 2018, se pueden entregar subsidios a entidades sin fines de lucro, en este caso, las municipalidades. ¿Pero es el proyecto de Jadue la solución al problema de viviendas que se vive en Recoleta? Y si fuese así ¿Es replicable este modelo en la comuna de Antofagasta?

Te podría interesar: Inmobiliarias populares: ¿solucionan el problema de la vivienda?

Sobre la segunda pregunta, tenemos que contextualizar la situación crítica que se vive en la ciudad. Según datos de TECHO, en los últimos 10 años la cantidad de familias que viven en campamentos ha aumentado hasta casi un 1000%. Esto se explica por los precios desorbitados que tienen tanto las viviendas, como los arriendos en la ciudad.

Y es que, con la privatización en dictadura del derecho a la vivienda, se potenció el negocio del mercado inmobiliario, dejando en manos de los empresarios casi la totalidad de la construcción. Además, cada año es menor la cantidad de proyectos sociales que el Estado se ha propuesto construir, a pesar de que en la ciudad existen, según las autoridades, un déficit aproximado de 22000 viviendas. Esto deja al “sueño de la casa propia” en manos de empresarios que aprovechan esta necesidad para aumentar sus ganancias a costa del esfuerzo de los trabajadores, además de someterlos a un gran endeudamiento.

Actualmente no hay soluciones reales para la totalidad de la población que vive en campamentos, un ejemplo de esto son las 90 familias del Macrocampamento Balmaceda, obligadas a trasladarse a la población La Chimba, otro sector en donde se han levantado campamentos. Creando, por parte del Gobierno Regional, un gueto de pobreza y precarización.

Te podría interesar: Pobladores de Antofagasta se oponen a desalojo y denuncian que 900 familias están en situación de riesgo

Hoy, está en tela de juicio el acuerdo entre CORFO-SQM, que seguirá permitiendo que la empresa privada saquee los recursos de todos los chilenos. Creemos que con la nacionalización de los recursos naturales, bajo control obrero, se puede financiar una solución definitiva, a través de un programa de viviendas sociales, al grave problema que viven los trabajadores, los migrantes, las mujeres y los jóvenes de Antofagasta. Es por ello que, el llamado es a organizarnos en nuestros puestos de trabajo, en nuestras poblaciones y federaciones de estudiantes, para que de una vez por todas, exijamos que se nos entreguen los derechos básicos que los grandes empresarios nos ponen a la venta.

PORQUE NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS GANANCIAS






Temas relacionados

Política Chile   /   Antofagasta   /   Derecho a la vivienda   /   Vivienda   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO